El género favorito en Japón, el Tokusatsu

A estas alturas, estamos seguros de que la mayoría de vosotros conoce el tema perfectamente, incluso conocemos algunos expertos por ahí que nos han dado ya alguna lección y que nos van informando periódicamente, pero creemos que el Tokusatsu es uno de los grandes temas del cine asiático extremo y no podíamos dejar de hablar de él para nuestros artículos de géneros cinematográficos, además, aun hay por allí algún despistado que nos pregunta que es eso del tokusatsu y porqué lo nombráis en tantas películas; y no podíamos faltar a una promesa que os hicimos cuando hablamos de superhéroes orientales de que entraríamos con algo más de detalle en este género. Lo que está claro es que es un género que nos encanta, pero también aceptamos que muchos no comprendan dónde está su gracia, así que intentaremos explicaros su significado, pero también nuestra opinión y porque se está convirtiendo en uno de nuestros géneros favoritos y el de mucha gente.

 

Tokustasu
Godzilla con una amiga

El Tokusatsu es un género que viene de Japón, su definición literal sería la de “efectos especiales”, así que en la época en la que surgió se refería a todas las películas que usaban efectos especiales hechas en el país nipón: fantasía, ciencia ficción, terror… el tokusatsu nació, como muchos otros géneros japoneses de los que ya os hemos hablado, de la idea de copiar algo que en Hollywood estaba triunfando, adaptándolo a los gustos orientales, usando también inspiración clásica japonesa y con los medios de que se disponía.
Así nos encontramos en la época de los ’60, cuando en USA se empezaba a poner de moda la ciencia ficción y se filmaron las primeras películas de monstruos, dinosaurios, etc. Después de un King Kong espectacular en los años ’30, pero que no tuvo demasiada repercusión en su época por no saber crear una moda; el primero que triunfó en este campo y que se ha convertido en el más famoso en toda la historia del género, fue sin duda Ray Harryhausen, que creó unas películas increíbles con la técnica del stop motion (muñecos animados fotograma a fotograma) que ya aplicaba en la década de los ’50. A partir de este tipo de películas, los japoneses quisieron copiar la fórmula, pero no disponían ni de los medios, ni del tiempo necesarios para hacerlo; también sabemos todos que ellos tienen que hacer las cosas a su manera y que sus gustos son completamente distintos de los nuestros, así que se basaron en su tradicional teatro kabuki para exagerarlo todo y llevarlo a unos extremos más radicales, y en lugar de utilizar la técnica copiada, se inventaron la suya propia: el suitmation, que consistía en disfraces de látex para los actores; también tuvieron que trabajar en maquetas proporcionales a la medida humana, pero como el monstruo se vería algo falso, tampoco buscaron el realismo máximo en las maquetas; y de aquí salió la primera película tokusatsu: Gojira (Ishiro Honda), que no era tan sólo una película de monstruos destruyendo Tokyo, sino que además reflejaba los miedos y preocupaciones de la época (la radiación nuclear, los ejércitos, etc.).

 

Tokustasu
Las luchas de Ultraman

Tras el gran éxito de Godzilla, además de convertirse en una saga con muchos títulos y demás monstruos carismáticos que lo acompañaban (Ghidorah, Rodan, Motora…) aparecieron también otras sagas como Gamera o Daimajin, además de miles de copias e imitaciones; pero el género no da para tanto y se tuvo que innovar, siempre aprovechando unas técnicas que se sabía que tenían un bajo coste y permitían hacer películas de estas magnitudes en poco tiempo; eso fue genial para adaptar la idea de los superhéroes manga a la televisión y poder ofrecer episodios semanales de gran fantasía y con muchos efectos, y aparecieron series como Ultraman o Kamen Raider, que luchaban contra monstruos ya en la década de los ’70 a base de golpes de artes marciales y piruetas. Estas series también evolucionaron al poco tiempo y en los ’80 ya eran un grupo de héroes que luchaban contra el mal y que tenían armas y vehículos especiales; de ahí salieron series como Super sentai (que incluso tenían grandes mechas que pilotar) o Metal hero (que directamente eran robots). Actualmente se han resucitado algunas sagas como Ultraman, no dejan de emitirse Gobusters o Super Sentai y incluso se han creado nuevas series algo más oscuras y alejadas del estilo tradicional, como Garo. También hay muchos directores que basan sus películas en homenajes a este género porque es lo que más disfrutaron en su infancia y así tenemos películas como Yatterman o Zebraman de Takashi Miike, Karate robo Zaborgar de Noboru Iguchi o el homenaje que representó Let’s Go!

 

Tokustasu
La saga Super Sentai (no Power rangers!!!)

Es verdad que este género fue una idea que se realizó para el público japonés, y en el aspecto que más ha triunfado ha sido en adaptar mangas con todo el colorido, espectacularidad y asiduidad que merecen sus fans, sin pensar en ningún momento en el resto del mundo ni en su exportación; por eso también es más difícil poder verlas en nuestro país.

Pero lo más importante es que algunos dirán que se ven muy cutres o que no son capaces de mirar algo así después de ver una gran película de Hollywood con sus impresionantes efectos especiales; diríamos que esa gente no tiene la suficiente imaginación ni capacidad de extracción como para olvidarse un poco de lo que nos impone Hollywood y dedicarse a pensar en la historia, en el colorido, la diversión, la música, la épica, la creación de personajes ultra carismáticos que pueden durar años sin que nos cansemos de ellos, la introducción de las artes marciales… y estas cosas. Cuando nosotros vemos un tokusatsu siempre somos capaces de olvidarnos de cómo está hecho y disfrutarlo como es debido, con su parte heroica, pero también riendo en los momentos en los que nos hace reír más que cualquier tontería de algún humorista; y sobretodo pensando que es puro entretenimiento, sin ninguna aspiración en convertirse en algo gigantesco o serio e influyente, simplemente para evadirse de la realidad y disfrutar un rato.

Incluso debemos pensar que en muchos casos, se siguen haciendo series tokusatsu y se siguen usando los mismos efectos especiales que en sus inicios sólo para poder conservar el encanto original y para tener algo que nadie más en el mundo puede conseguir, insertando algún CGI en algunos momentos, pero basándose sobretodo en suitmation, maquetas, explosiones reales, efectos de luz, etc… Y sobretodo pensamos que, gracias a esto, cualquier cosa es posible, como en los animes, cualquier cosa que pueda salir de la imaginación se puede trasladar a la pantalla sin ningún tipo de tapujo ni vergüenza y casi sin limitaciones de ningún tipo.

 

Más adelante intentaremos profundizar un poco más en el tema. De momento os dejamos con unos videos divertidos.

http://www.youtube.com/watch?v=7lQsQ4ttN7w

1 thought on “El género favorito en Japón, el Tokusatsu

Leave a Reply to GgYubari Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *