Asesinos de pacotilla en Killer Tatto

La película de hoy es la primera parte de una trilogía tailandesa dedicada a los asesinos a sueldo, se llama Killer tatto y, aunque se hizo hace ya un tiempo, recientemente se han hecho sus secuelas Saturday killer y Friday killer; de la primera ya os hablamos, la otra en cuanto tengamos la ocasión. Una vez más estamos delante de una película tailandesa que no tiene artes marciales, muay thai ni nada parecido, sino que es solo una comedia algo negra y con un estilo muy peculiar.

Killer tatto
Los ineptos de los protagonistas

Todo empieza con el encargo de matar a un jefe de policía, este encargo pasa de un lacayo de un jefazo del crimen a un matón de poca monta recién salido de la cárcel y que anda por las calles e Tailandia llamado Buffalo Gun; él ve que no podrá cumplir el encargo sólo y contrata a unos ayudantes de su misma calaña: Ghost rifle, Dog y M16. Juntos van a cumplir con la misión en una de las peores maneras en qué podrían hacerlo, lo que no saben es que también está allí Kit silencer, un asesino de renombre que tiene la misma misión. Entre todos, y después de liarla bastante, acaban con el policía, pero les ve todo el mundo y tienen que huir, tanto de la policía, como de sus contratantes. Empezarán una persecución bastante humillante para algunos, pero pronto aprovecharán el tener que alejarse para sacar al aire y acabar con problemas personales de cada uno, que les llevarán a unirse de nuevo y a algunas situaciones ridículas.

La película va cambiando de tono a medida que pasa el tiempo, empezando con algo que parece serio y algo oscuro, pero que en seguida te hace ver que lo que verás es más bien humor absurdo, un poco exagerado (no mucho) y algunos chistes que no se si es que son malos de verdad o es que solo hacen gracia en su país. Cuando ya nos ha introducido la situación y estamos en plena trama, ya después de la misión, nos muestra como es de verdad cada personaje, sus fantasmas, sus frustraciones y sus motivaciones, llegando a ponerse más seria y cogiendo algo de acción; y ya para el final, termina con una larga y espectacular escena de acción en un todos contra todos que busca ser la apoteosis de la película. Sin embargo, en ningún momento de todo el metraje deja de hacer esos chistes malos y esas situaciones absurdas un poco fuera de lugar.

Killer tatto
Y los malos aun peor

El máximo atractivo de la película son sus personajes (que no los actores que los interpretan), teniendo aquí a los máximos exponentes de la antítesis del carisma, siendo quizás los peores protagonistas que podría haber: un viejo asesino en sus horas más bajas, un rastafari francotirador, un loco de los explosivos y amante de las drogas y un chiflado que se cree Elvis y ni siquiera habla tailandés. Ellos forman uno de los peores grupos del cine y aún más cuando cada uno tiene algún problema muy gordo que resolver para poder vivir tranquilo, pero eso es precisamente lo que hace la película distinta del resto y le da algo que e motiva a seguir viéndola para saber como seguirá.

En cuanto al ritmo, es algo muy dispar, conectando historias y situaciones de manera un poco descuidada, llevándonos de un estilo a otro y haciendo cambiar la película completamente sin ningún tipo de intersección; creando así un poco de confusión y haciendo que el espectador no se sienta del todo cómodo. Técnicamente sabemos que es una producción de bajo presupuesto, sin ningún tipo de efectos especiales espectaculares e incluso con una escena final que lo quiere conseguir todo algo fallida (si se tratara de una película de acción); pero al tratarse de una comedia, podemos decir que es más que suficiente, incluso tiene una escena de tiroteo a lo Matrix que no está nada mal.

Esto ha sido dirigido por Yuthlert Sippapak, siendo esta su primera película, por suerte ahora hemos comprobado su mejora con películas como Saturday killer o Bangkok Kung fu.

En cuanto a actores, una panda de aficionados sobreactuando, quizás con una sola excepción Petchtai Wongkamlao (ya sabéis, el gracioso de Ong Bak), que aquí también hacía su primer papel y que no esta del todo mal.

En definitiva, una película algo floja tanto en su acción como en su humor, sin embrago se deja ver y no tiene ninguna pretensión, tan solo que su director se pudiera estrenar con algo y mejorarlo años después. Quizás sería mucho más disfrutable sabiendo que vas a ver y hacerlo con más gente para reír tontamente; seguro que en cualquier festival caería mucho mejor.

  • Lo mejor de la película:

La escena de las drogas, muy fuera de lugar, pero divertidísima.

Los tailandeses intentando hablar inglés: This is a book!

  • Lo peor de la película:

Esos malos de pacotilla hablando inglés para parecer más duros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *