Fabricated city, acción coreana trepidante

Fabricated city

Hoy venimos con otro thriller coreano, pero no dejéis de leer, que a nosotros también nos empiezan a cansar tantas películas parecidas, que aunque tengan unos argumentos originales, en su percepción, la mayoría de ellos tienen la misma estética. Pero gracias al festival Nits de Cinema Oriental hemos podido ver Fabricated city en un estreno simultáneo en pantalla grande y en el canal de televisión de Movistar, toda una novedad y una gran colaboración. Pues esta película nos ha sorprendido no sólo por su guión original, sino por la frescura y juventud de su propuesta, alejándose del típico cine coreano que solemos ver en festivales y acercándose más a una película de idols, pero con algo más de chicha.

Fabricated city
Unos protagonistas guapos y simples

La historia empieza con un joven adicto a los videojuegos online, concretamente a uno en el que juega asiduamente con un grupo de gente a la que apenas conoce. Cierto día, por una serie de acontecimientos que ni siquiera sabe cómo han sucedido, el joven acaba en la cárcel, acusado de asesinato. Sus amigos del juego se dan cuenta de que todo ha sido una trampa, lo sacan de la cárcel y juntos intentan averiguar qué pasa y cómo pueden exculpar al protagonista; para ello necesitarán usar las habilidades de cada uno, que no son demasiado especiales (quizás algo frikis), pero que van desde el hackeo, hasta el preparar efectos especiales para cine. Juntos descubrirán una organización criminal muy potente que usa a personas sin familia ni conexiones para culparlas de crímenes que no han realizado, pero esto no será todo, sino que tendrán que atrapar a su líder, un tipo con una gran línea de contactos y redes que sabe todo de quien quiere y a tiempo real, por lo que no será nada fácil engañarlo.

Empezamos con una escena inicial demoledora, que nos descoloca totalmente, ya que vemos un comando de militares en una misión de infiltración en base enemiga y desconexión de explosivo, todo con unas escenas de acción impresionantes, pero bastante falso y fantasmón, y justo después empieza la película realmente con una historia típica de thriller, un poco oscura y con un caso por resolver del que no sabemos la mitad de las cosas, pero de nuevo, al cabo de un rato la cosa se anima y vuelve a convertirse casi más en una película de acción, aunque siga la trama principal.

Como decíamos, por tratarse de un thriller, la trama aquí es un poco floja, sí que es verdad que te deja a medias de todo y lo vas descubriendo a medida que pasa la película, pero al final no es que sea nada del otro mundo y algunas cosas quedan medio sueltas o las vemos bastante dudosas; pero esto se compensa con el ritmo de la película, no siguiendo el típico ritmo de thriller coreano en el que las escenas de acción son cortas y se van intercalando en una trama densa y oscura, sino que aquí prima la acción y el ritmo, los cuales no paran en ningún momento, sin dejarnos ni un solo respiro después de la primera media hora de metraje, dejando sin ninguna consideración otros temas como la verosimilitud, el desarrollo de los personajes, la búsqueda de una víctima, etc. y echándolo todo por los aires a modo de película juvenil en la que todo es pura fantasía al servicio de ofrecer un gran espectáculo.

Fabricated city
Muy buenas escenas de acción

Sin duda se trata de una de las grandes producciones de Corea de este año, con muchos recursos invertidos en ella, sobretodo en efectos especiales, decorados y en conseguir una fotografía excelente que de imagen de película de alta calidad, dispuesta a salir al mercado internacional sin ninguna clase de problemas; no obstante, al basarse mucho en chico guapo, grupo de frikis, un poco de hackeo completamente inventado e irreal y unas escenas de acción de fantasía, quizás no llegue a encajar en un mercado masivo, pero sí para un tipo de público específico que busque más bien el puro entretenimiento y una película que pueda olvidar al cabo de unos días. Creemos que es perfecta para el mercado del VOD de cualquier parte del mundo.

En definitiva, una película no sólo entretenida, sino que nos deja ver algo distinto a lo que Corea nos tiene acostumbrados, con una visión más juvenil y dinámica de la forma de hacer cine, con una acción que se antepone a la historia y un ritmo creciente en todo momento que acaba siendo arrollador.

  • Lo mejor de la película:

Ese ritmazo que no nos deja ni respirar en todo su metraje.

  • Lo peor de la película:

Alguna fantasmada que sobra un poco (aunque ya se vea su espíritu más de fantasía).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *