La mejor actuación de Asami en Gun woman

Gun woman

Ya tenemos aquí nueva película de nuestra ídolo femenina Asami, y como no, Gun woman se trata de toda una muestra de cine asiático extremo; con un estilo muy diferente al que estamos acostumbrados, quizás cogiendo muchas más cosas del cine americano y haciendo copia (o más bien homenaje) a algunas películas muy conocidas de mafias, asesinos, etc. Pero al final todo un thriller sangriento japonés en el que lo más importante es, como no, la narración y la sangre.

Gun woman
Asami peleando desnuda

La historia seguro que os suena bastante a todos, trata sobre un científico al que una banda de criminales rapta, viola y asesina a su mujer justo delante de sus ojos. Esta banda está liderada por el hombre pálido, un tipo muy raro que disfruta teniendo sexo con las muertas e incluso comiéndoselas, que asiste regularmente a un sitio secreto para cumplir sus más oscuros deseos. El doctor se entera de sus hábitos y planea su venganza comprando a una yonki y, primero desenganchándola de las drogas para más tarde entrenarla en todas las artes de matar posibles, tanto luchando, como con armas, etc. A medida que la va entrenando, ella se familiariza su causa e incluso se acaba colgando de él, pero llega el día esperado y tienen que llevar a cabo el plan, aunque signifique la muerte para los dos, lo más importante es la venganza. Así que la introduce haciéndola pasar por muerta y con una pistola escondida dentro de su cuerpo para que ella pueda atacar desde dentro, tanto a su objetivo, como a toda la organización que lleva ese negocio.

Como ya habréis adivinado, todo el argumento es un gran homenaje a Nikita de Luc Besson, y podemos decir que es un homenaje y no una copia simplemente porque lo mencionan dentro de la propia película como referencia. También la película es otro gran homenaje a Pulp fiction de Tarantino, más que nada por como se viene a traer la trama, que empieza con dos asesinos montados en un coche y hablando entre ellos durante el viaje, lo que va narrando toda la historia en sí para llegar a un final en el que los propios asesinos adquieren algo de protagonismo y se mezclan con la historia principal, todo con una banda sonora muy de los ‘80. Y finalmente, sin saber si también es un homenaje o sólo una coincidencia, podemos decir que la parte final con la organización secreta que utiliza los cuerpos de las chicas, nos ha recordado bastante a Hostel de Eli Roth. Así, en vez de una película original, nos encontramos con algo que nos será muy familiar todo el rato, pero que mezclará distintos conceptos para intentar conseguir algo propio y distinto, formado por lo que más le ha gustado al director de cada película de referencia.

Es una película corta, formada básicamente por dos partes, la del entrenamiento, en la que tenemos sólo dos personajes en un sitio cerrado, pero que entre unas cosas y otras nos van haciendo interesar por lo que les pueda pasar, y la de la matanza final, típica parte de acción con pistolas, patadas, sangre, muertos…

Gun woman
Alguna escena de sexo

A parte de eso, que decir de la película, pues como siempre tenemos unos personajes diferentes (sobretodo el tipo pálido), unos malos malísimos con la peor mentalidad que se pueda imaginar, y unos buenos muy buenos también, pero que acaban haciendo cosas que no quieren, sólo por que es lo que deben hacer.

Y lo más importante de todo, aquí tenéis otra película con mucha sangre, que aunque no tenga una acción muy trepidante y rodada especialmente bien, sí que tenemos toda la violencia que podáis necesitar; y también con sexo, no de manera muy explícita, pero sí que tendremos la oportunidad de ver a Asami completamente desnuda y alguna escena algo más subida de tono.

El rodaje se nota que es de bajo presupuesto, con unos escenarios muy limitados, más bien pocos personajes, una fotografía justa para pasarla un poco por alto y unos maquillajes correctos pero poco más que eso. No obstante, la película ha sido completamente filmada en estados Unidos, con algunos actores americanos y una mezcla de lenguajes entre inglés y japonés, para ser más fácilmente exportable.

Y al final, lo que más nos importa es la actuación de Asami (Machine girl, Sukeban boy) que aquí nos demuestra que no sólo sirve para el sexo y las espadas, sino que es completamente capaz de ofrecer una buena actuación e incluso de despertar sentimientos en nosotros. Y también de su director Kurando Mitsutake (Samurai avenger: The blind wolf) quien sólo ha dirigido dos películas hasta el momento, pero ya estamos esperando su próximo trabajo.

En definitiva, se trata de una película que se nutre de unos claros referentes modernos que el director ha cogido y mezclado correctamente para añadirle su toque personal y crear una película llena de venganza y violencia que no se convertirá en una obra maestra, pero que es muy digna de ver.

  • Lo mejor de la película:

Quizás la mejor actuación de Asami hasta el momento

  • Lo peor de la película:

Aunque la idea de los asesinos en el coche está muy bien, no entendemos porque tienen que ser americanos y porque esos dos actores tan mediocres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *