Maestros de la cocina Kung fu chefs

kung fu chefs

Esta película de la que os queremos hablar hoy no es precisamente extrema, pero la vimos en el festival Nits de cinema oriental y acabamos bastante satisfechos con ella, así que hemos decidido contaros la experiencia. Se trata de Kung fu chefs, una película China con el atractivo principal de Sammo Hung (ya sabéis, el amigo gordito de Jackie Chan), cosa que siempre hace agradable cualquier película.

El argumento gira en torno a un maestro de la cocina cantonesa (Sammo) que es traicionado, deshonrado y expulsado del círculo de cocineros. Unos años más tarde vuelve a un restaurante dónde acoge a un pupilo acabado de salir de la academia, pero con mucho potencial y dónde pretende demostrar su arte y recuperar su honor. En todo momento con un enemigo que les intenta hacer la vida imposible y acabando con un gran concurso de cocina contra los mejores cocineros del país.

Kung fu chefs
Sammo demostrando su valía en la cocina

Por el argumento y sabiendo la gente que actúa, podríamos pensar que nos encontramos delante de una especie de El superchef de Jackie Chan (en la que Sammo se ocupada de las coreografías), pero no os dejéis engañar, esta no es una película más de artes marciales con la cocina cómo pretexto para dar algo de argumento, sino que, al contrario, se trata de una película basada en las artes culinarias en la que se introduce algo de artes marciales para dar un poco de agilidad y gracia al argumento.

Para la gente de nuestro país que no estamos acostumbrados a este tipo de cine, podríamos decir que es una especie de la serie que los de mi generación e incluso algo más jóvenes vimos Gran chef (Sushi, el petit xef / Mister Ajikko) en la que lo más importante era destacar grandes platos y modos de preparación de cocina cantonesa, enseñar concursos de cocina y ya que el público no puede probar los platos, exagerar las reacciones de quien los prueba para demostrar lo buenos que son (esas expresiones cómo: exquisitooooo!!! Es increíble como ha conjugado los ingredientes para conseguir que un plato tan simple tenga un sabor tan harmonioso…) que aquí nos hace tanta gracia. Es un tipo de cine que no hemos visto mucho, pero que en China se ha hecho bastante y con buena aceptación.

Cómo ya hemos dicho el atractivo principal de la película es Sammo, que con lo mayor y grande que está, sigue moviéndose tan rápido y dando los mismos saltos que siempre (aunque ahora ya interpreta a un maestro respetado), esta vez acompañado del joven Vaness Wu que ya había protagonizado otra película con Sammo (Three kingdoms, Dragon Heat).

En definitiva, una película familiar y entretenida, sin demasiado énfasis en las artes marciales y especialmente dedicada a los amantes de la comida China.

  • Lo mejor de la película:

El poder ver un producto distinto a lo que estamos acostumbrados.

Sammo Hung que por muy mayor que se haga, no para de trabajar.

  • Lo peor de la película:

El que pretenda ver las acostumbradas acrobacias, patadas, etc. Que se vaya olvidando, que esto no es una película más de Jackie Chan en Hollywood.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *