My beloved bodyguard, el fracaso de Sammo

My beloved bodyguard

La película que os presentamos hoy no es exactamente extrema (ni mucho menos), pero como nos encanta su actor/director, no podíamos dejar de verla y contaros lo que nos ha parecido. My beloved bodyguard es lo último de Sammo Hung, que dirige y protagoniza esta pieza junto a algunos de sus amigos más veteranos. Y, aunque es verdad que algo de artes marciales sí que tiene, la debemos definir más bien como un drama, es más, el típico drama de persona mayor con niña joven, que están los dos juntos para poder cuidarse entre ellos; así que ya veis que de acción u originalidad, aquí encontraréis poca, pero una persona no tiene porque encasillarse, puede probar cosas nuevas, no?

My beloved bodyguard
Un drama de los más sensibleros

El protagonista es un ex-militar que ya está mayor y padece de demencia senil; viva sólo y culpándose a sí mismo por la pérdida de su nieta hace unos años, pero incluso así es un miembro querido del vecindario: su casera le tira los tejos, los otros ancianos le hacen chistes, incluso una niña pequeña se cuela en su casa siempre que tiene problemas con su padre. Y de esta niña trata la historia, con un padre lleno de deudas de juego que va a Rusia a robar un botín para quedar en paz con sus acreedores, ella se queda sola y se traslada a casa del viejo; los dos comparten buenos momentos hasta que la mafia va a buscar a la niña para saber dónde está el padre; Sammo es capaz de defenderla sin problemas, pero entre su demencia y una herida que recibe, la niña debe volver con su madre, que no la aguanta. Después de ver como su padre es asesinado por la mafia, a Sammo no le quedará más remedio que enfrentarse a los mafiosos pensando que tienen a la niña, pero entonces se verá en un fuego cruzado entre las mafias china y rusa.

Como decíamos, aunque la película tenga algo de acción, en realidad no es más que un drama, y vaya dramón… no sólo de los más típicos en el cine asiático, sino que además va buscando la lágrima fácil, con una historia muy sensiblera, aunque las actuaciones, situaciones, etc. no te lleven a ella. Así que, lo primero que queremos hacer en esta reseña es avisar a todos los fans de Sammo Hung que aquí no lo verán en todo su esplendor; que nadie espere ver grandes coreografías ni una acción sin descanso, porque esta película es casi todo lo contrario. Por supuesto, al tratarse de él, no puede dejar escapar la oportunidad de meter un par de escenas de kung fu para alegrarse un poco el día, pero esto no cambia en nada lo que hemos dicho.

My beloved bodyguard
Alguna escena de acción, pero poca cosa

En cuanto a la parte dramática, lo que más nos extraña es que, disponiendo de algunos de los nombres más importantes de la historia del cine de Hong Kong: el propio Sammo Hung, Andy Lau… e incluso algunos cameos de amigos importantes de Sammo Hung como Tsui Hark o Yuen Biao; incluso así, la parte que más flojea de toda la película son las actuaciones de sus protagonistas, todas muy planas y sin ningún tipo de sentimiento, precisamente lo único que tendrían que dar para que triunfe un proyecto como este; a la gente ni le preocuparía que Sammo esté haciendo dramas si la película quedara redonda, y la verdad es que con esta materia prima e incluso con esta historia, podría haber salido muy bien.

Y en cuanto a las escenas de acción, tampoco son ninguna maravilla, suponemos que debido a la edad de Sammo Hung, que ya hasta le cuesta un poco moverse, pues ya no digamos para estar pegando brincos y esquivando como en su juventud; pero se basan en planos desenfocados cortos y muy rápidos para que no podamos ver exactamente como se mueven los luchadores, cosa que suelen hacer los directores de acción más novatos.

Como hemos dicho, aquí Sammo Hung (Wheels on meals, Encounters on the spooky kind) hace a las veces de director, actor y director de acción, creando una película totalmente suya después de bastantes años en los que se ha limitado a dirigir las coreografías o a aparecer brevemente como actor en algunas películas de artes marciales. Suponemos que el actor ha querido hacer algo distinto y especial en su corazón para darle algo de sentido a la vida ahora que está mayor y los cineastas ya empiezan a no tenerle en cuenta.

En definitiva, el experimento fallido de una vieja gloria del kungfu que intenta hacer un gran drama para redimirse con el mundo del cine en sus últimos trabajos, pero que el público va a ver con unas expectativas que no es capaz de cumplir.

  • Lo mejor de la película:

Por mucho que digamos, tampoco es una película muy mala.

  • Lo peor de la película:

Tener un buen material en todos los aspectos y desaprovecharlo así.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *