The deal, buscando los tópicos del cine coreano

The deal

Tenemos un thriller que ha resultado ser la única película de Corea del Sur que ha participado este año en el Festival Nits de Cinema Oriental, por lo que en un principio debía ser algo excepcional o, por el contrario, es que Corea no ha estado muy acertada con su cine este año. Su título es The deal y es un thriller policial, nada de psicológico, ni cosas raras… todo bastante normal e incluso podría llegar a ser creíble. Tampoco es que sea una superproducción que quiera comerse el mundo, como muchas otras que han fracasado en su empeño; ésta es algo más pequeña y con menor presupuesto, pero incluso así, seguro que se podrían haber hecho mejor las cosas.

The deal
Un poco de violencia no viene mal

La película trata sobre un policía coreano que está siguiendo el caso de un asesino en serie sobre el que nadie tiene ninguna pista, pero llevan desaparecidas ya muchas chicas en pocas semanas. Un día de lluvia, siguiendo una llamada sobre atropello y fuga en una autopista, al policía se le ilumina el sexto sentido y, por lo que cuenta la víctima y alguna pista que encuentra en el lugar del crimen, deduce que se podría tratar del asesino que están buscando, que ha tenido un despiste y él mismo se ha delatado. Siguen la pista de la huida hasta una montaña, en la que encuentran un tipo con una furgoneta al que arrestan por sospechoso, pero ya en la comisaría se dan cuenta de que sí que era el que estaban buscando; lo que pasa es que este asesino tuvo una última víctima justo antes de que lo atraparan, y no era una chica cualquiera, por lo que el protagonista no tendrá suficiente con encerrarlo en la cárcel.

No queremos contar mucho más de la trama porque significaría hacer unos cuantos spoilers de cosas que van pasando y que el descubrirlas poco a poco supone el atractivo principal de la película.

En realidad no es una mala película, tiene todo lo que un thriller de estas características debe tener: violencia, intriga, un buen ritmo, estilismo muy coreano… Lo que pasa es que en ningún momento llega a sorprender, empezando por el gran spoiler que nos da el mismo título de la película, que aún sin ver siquiera el tráiler para no saber de qué va, antes de la mitad de la película ya sabes por dónde intentará cogerte sólo pensando en su título The deal (El pacto). Después nos encontramos con un argumento que, no sé si es por haber sido formado por un conjunto de distintas películas, o directamente plagiado de otra película (de la que ahora mismo no logro acordarme del título, pero sí de su existencia; quizás ni siquiera es asiática); que ya conocíamos, o simplemente tan predecible que en todo momento sabemos lo que está a punto de suceder; incluso con un final que intenta ser sorprendente y espectacular, jugando con el estilo y significado que nos dejó Seven, tampoco no consigue seducirnos al estar claro todo lo que sucederá.

The deal
Escenas muy típicas

Sin embrago, como mínimo se agradece que no sea la típica película de asesinos en serie, con investigación, persecución y captura; si no que desde el primer minuto ya sabemos quién es el asesino y acaba en la cárcel muy pronto, así que el leit motiv de la película es otro completamente distinto, que quizás para quien no haya visto mucho cine de este tipo, le parezca muy atractivo e incluso sorprendente.

También debemos decir que la producción es bastante buena, con una fotografía que no intenta destacar en ningún momento, pero que está muy conseguida para lograr un efecto de seriedad y tristeza en todo momento; y un ritmo bastante bueno, con una película dividida en dos partes entre las que pasa un buen tiempo y sus personajes cambian casi completamente de una a la otra, creando subtramas casi independientes para dar algo más de intriga al asunto e intentar hacer cosas inesperadas.

Con un director novato como Song Yon-ho, que se ha limitado a hacer algo acorde con todo el cine que ha triunfado en su país recientemente, sin arriesgar demasiado, pero intentando dar algo de interés en vez de crear su propio estilo.

En definitiva, otro thriller coreano que sigue la estela de sus antecesores sin aportar demasiado, quizás muy adecuado para alguien que quiera introducirse en el género, pero demasiado predecible y típico para los que ya estamos cansados de tanta película parecida.

  • Lo mejor de la película:

La introducción de las mafias para agregar algo de violencia gratuita no está nada mal.

  • Lo peor de la película:

Esa sensación de deja vu que tenemos a cada escena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *