The mobfathers, vuelven las tríadas más salvajes

The mobfathers

Retomando los estrenos de cine asiático extremo, hoy volvemos con uno de los tipos de cine más recurrentes del blog (y que más nos atrae, por supuesto), el thriller policíaco de Hong Kong; y lo hacemos con la reciente The mobfathers, una película sobre las tríadas que casi emula el propósito de la mítica Election de Johnnie To, usando un argumento muy similar y unos nombres muy conocidos dentro del panorama cinéfilo de Hong Kong. Sin lugar a dudas, ni de coña es una película que haya llegado al nivel de calidad o de relevancia que tuvo Election, pero creemos que, a pesar de algunos fallos, es una película a tener en cuenta.

The mobfathers
Chapman To haciendo de jefe

La película trata sobre el combate por el poder de las bandas de Hong Kong, que están dirigidas por un máximo Godfather y cinco representantes que son los líderes de las 5 bandas que lo dominan todo. Cuando el capo máximo se entera de que está enfermo de cáncer terminal, decide reunir a sus cinco súbditos e instarles a realizar una votación en los próximos días para elegir al nuevo Dragon Head (un líder visible, pero claramente controlado por la cúpula); los candidatos finales son dos, un joven líder con mucho poder y dinero, pero no muy respetuoso con los jefes y ex-policía; el otro es otro líder que justo sale de la prisión después de ser atrapado en una gran pelea contra otra banda, este algo más clásico y con mucho respeto por parte de sus hombres, tanto es así que incluso la plaza de candidato se la cede su segundo, que había sido nominado por haberle salvado la vida cuando el jefe estaba en la cárcel. Los dos candidatos harán lo que sea para conseguir el puesto, desde tratos con otras bandas o con la misma policía, hasta asesinatos a traición; pero incluso el resto de líderes intervendrá por su cuenta para proteger sus propios intereses. Todo el tema se irá desmadrando cada vez más hasta que ya nadie de los implicados sea capaz de controlar lo que pasará.

La película está claramente dividida en dos partes, la primera (que dura la mitad del metraje), nos sirve de introducción, empezando con una lucha tremenda y contándonos como el protagonista pasa 5 años en la cárcel por ello, con una mujer y un hijo recién nacido fuera y su segundo cuidando de ellos, sobretodo se nos va definiendo muy bien el carácter de cada personaje; en esta parte no falta la acción, etc. pero no entra demasiado en la historia que realmente se nos quiere contar. La segunda parte ya sucede cuando los dos candidatos se encuentran cara a cara y se nos narra todo lo que va sucediendo, tanto con los protagonistas, como con el resto de personajes, bandas, etc. y aquí se despliegan todos los recursos de la película.

The mobfathers
Mucha violencia callejera y sangre CGI

En cuanto a la factura de la película, no es una gran producción, ni siquiera tiene unas escenas de acción impecables o unos efectos especiales de calidad, pero tampoco podemos decir que sea una película de bajo presupuesto, ya que se ha invertido bastante en un elenco de actores potente para basarse más en contar la historia y dar credibilidad a los personajes, que en dar un buen espectáculo. Al contrario que en Election, aquí el director no ha intentado ni crear una película visualmente impresionante, ni retratar la pura realidad de las tríadas, ni siquiera crear una historia muy complicada y entramada, sino que se ha decantado por el simple entretenimiento, con una historia asequible para cualquier tipo de público y bastante acción para hacerla más movida.

Eso sí, debemos decir que la película se ha lanzado en Hong Kong en un momento crucial, de gran importancia de las elecciones y con bastantes cambios a la vista, y quizás sí que el director ha querido reflejar mucho de eso en su película de una forma bastante explícita (cuando el protagonista intenta cambiar el sistema de votaciones para favorecer al pueblo y no a los jefes, sobretodo).

Como decíamos, la parte más importante de la película es su repertorio, con unos protagonistas de grandes nombres en el panorama de Hong Kong como Chapman To (From Vegas to Macau, Naked ambition) que además de ser el protagonista es productor de la película, aunque quizás nosotros habríamos cogido a otro para este papel (Chapman To ya está muy encasillado en al comedia), Anthony Wong (Untold sotry, The four) ya un poco mayor, pero con un personaje que le va perfecto, Philip Keung (SPL2, Unbeatable) o Gregory Wong. Acompañados de un nombre mítico también en la dirección: Herman Yau (Ip man, the legend is born, Untold story) con algunos aciertos y otros puntos que no pegan nada con la película (como algunas subtramas sin mucho sentido ni bien desarrolladas).

En definitiva, con mobfathers, podremos volver a vivir el cine más clásico de tríadas de Hong Kong, con un argumento ya conocido, pero con una película llena de acción y tramas políticas, no muy complicadas, pero sí bastante potentes; nada demasiado profundo ni relevante.

  • Lo mejor de la película:

Recuperar el género de las tríadas, bastante en decadencia en estos tiempos.

  • Lo peor de la película:

La trama de la hija desaparecida, no sabemos muy bien a qué viene eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *