Katanas y colegialas

Tu comunidad de cine asiático extremo

GgYubari On March - 16 - 2018

Nos hemos visto atraídos por un nuevo thriller coreano que venía con muy buenas críticas por parte de la prensa especializada y, aunque ya empezamos a estar cansados de las muchas películas que se hacen siguiendo los mismos parámetros y que no aportan nada nuevo, decidimos darle una oportunidad a V.I.P. que promete no sólo una buena historia y una imagen muy cuidada, sino también grandes dosis de violencia. Pero como siempre, nos quedamos un poco igual a la espera de nuevas emociones que no acaban de llegar.

 

V.I.P.

Algo de acción, pero no mucha

La historia empieza en muchos frentes, de los que nos quedamos con que hay un asesino en serie muy cruel que va matando durante distintos sitios sin que nadie le atrape. Más adelante ya nos situamos en el departamento de homicidios de Corea del sur, en el que están preocupados por un caso sin resolver y un inspector que llevaba el caso y acabó suicidándose, por lo que le asignan el caso de los asesinatos en serie a un inspector veterano, el típico poli que cree en la justicia más que en la ley y que no le importa lo que tenga que hacer para que los criminales sean castigados como es debido, lo que le comporta algunos problemas con sus superiores y su propio equipo. Pero van siguiendo la pista hasta encontrar que el asesino es el hijo de un tipo importante de Corea del Norte, dan con él y se dirigen a atraparlo, pero hay más intereses en esa persona, entre ellos políticos, el servicio de inteligencia, un grupo de americanos y un tipo muy enigmático, cada uno con sus razones para hacerse con el tipejo y sacarle algo de interés. Así, la policía de Corea del sur no podrá detenerle por conflictos políticos, pero el protagonista se las arreglará para hacer cumplir la justicia pase lo que pase.

 

La película empieza con una escena de acción bastante decente, sin ser demasiado dura ni rápida, pero correcta para ser un thriller más de sentimientos que de investigación o de acción; el problema es que después va pasando todo el metraje y el espectador sigue preguntándose qué tiene que ver esa escena con todo lo que está viendo, y no conseguimos respuesta hasta el mismísimo final, en el que la escena sólo implica una conclusión algo más redonda del caso, pero que, aparte de engañarnos, no nos aporta mucho ni como introducción ni como final.

 

El resto de la película, debemos reconocer que si hay que destacar una cosa por encima de las otras, es su narración, y es que una historia bastante simple, se llega a hacer tensa e interesante no por sus escenas de acción o de violencia, sino por la manera como está contada, transportándonos de un lugar a otro rápidamente y dejándonos ver sólo lo que al director le interesa para aumentar las expectativas o las suposiciones que se pueda hacer el espectador.

 

V.I.P.

Violencia extrema por la cara

A parte de esto, pues la película va muy en consonancia con el resto de thrillers que se están haciendo en Corea del Sur en los últimos años, con una excelente fotografía y música, unas actuaciones más que correctas y alguna escena de sangre y violencia bastante desfasada por estar dentro de una película más de percibir las emociones de los protagonistas y empatizar con ellos, que es lo que se busca en realidad, un ritmo más o menos pausado y tranquilo (que no lento) para contar bien lo que se quiere contar y dar algo de profundidad a los personajes; pero todo esto ya muy visto en un tipo de película que ha funcionado durante mucho tiempo, pero que ya parece que se está estandarizando en algún tipo de fórmula y que no suele ofrecer nada nuevo ni sorpresas para un espectador que ya haya visto otras películas similares.

 

Por supuesto, el director Park Hoon-Jung (New world, The tiger: an old hunters tale) ya había hecho alguna película similar, y es el típico que buscan las productoras para hacer productos cada vez más internacionales y rentables. Y, cómo no, con un buen actor de protagonista como Kim Myung-min (Detective K), pero con un modelo/actor bastante ridículo, pero que sirve para vender la película al público femenino.

 

En definitiva, una película muy al estilo coreano con una muy buena fotografía, música, narración, etc. pero nada extrema para nuestro gusto y que para nosotros sólo representa un poco más de lo mismo en un tipo de cine que hace un tiempo que nos aburre bastante.

 

  • Lo mejor de la película:

La actuación de Peter Stormare, no es justo decirlo, pero el único americano aporta una nota de calidad a la producción.

  • Lo peor de la película:

Unos personajes y una historia ya muy vistos, aunque le añadan escenas de violencia extrema.

 

 

Categories: Películas

Leave a Reply

Featured Posts

Festival Sitges

Crónicas del Festival de Sitges 2018: Octavo día

Una vez ya acabado el Festival de Cine de Sitges de este año, nos disponemos a acabar de relataros nuestras crónicas del paso por el festival, y es que siempre nos pasa lo mismo, que el último fin de semana es tan intenso que no tenemos tiempo de escribir nada y lo tenemos que dejar […]

Festival Sitges

Crónicas del Festival de Sitges 2018: Séptimo día

Como cada día, empezamos hoy con la crónica de lo que vimos y vivimos ayer en el Festival de Cine de Sitges, ya casi en la recta final del festival, pero un día con mucho cine asiático y con bastantes sorpresas positivas. Empezando por una lluvia intensa a primera hora de la mañana que casi […]

Festival Sitges

Crónicas de Festival de Sitges 2018: Sexto día

Ya estamos en el ecuador del Festival de Sitges de 2018, con seis días transcurridos y otros seis por venir, habiendo visto alguna cosa muy buena, otras que no tanto y alguna que aun estamos esperando. Ayer fue otro día tranquilo a nivel de películas, pero la verdad es que no nos podemos quejar, un […]

Festival Sitges

Crónicas del Festival de Sitges 2018: Quinto día

Ayer fue un día muy tranquilo en el Festival de Sitges, que nos habíamos propuesto tomarnos esta edición con mucha calma y llevábamos ya tres días a tope, así que con un par de películas ya teníamos bastante, las que de verdad nos interesaban.   Empezamos con una de las más esperadas del festival: Ghostland, […]

Festival Sitges

Crónicas del Festival de Sitges 2018: Cuarto día

Vamos avanzando en el Festival de Sitges, viendo mucho cine y pensando que esto acaba de empezar, así que nos disponemos a pasar un buen día; por las anteriores dos maratones de las últimas noches, vamos con bastante sueño ya (y eso que sólo es domingo), así que aprovechamos para levantarnos tarde y empezar a […]

Festival Sitges

Crónicas del Festival de Sitges 2018: tercer día

Sábado, ahora sí que podemos decir que ha empezado el Festival de Cine de Sitges y lo hace a lo grande, con el que quizás sea el día de mayor afluencia de toda la semana. Juntando la tradicional Zombie walk, en la que ya no tomamos partido, pero que llena Sitges hasta los topes), la […]

Search my site

Twitter Updates

No public Twitter messages.
Follow us