Siguen las superproducciones de Bollywood con Dilwale

Dilwale

Las nuevas películas de Shah Rukh Khan siempre son un evento muy esperado, tanto en la India, como en el resto del mundo, y ésta no lo ha sido menos, Dilwale es otra gran producción de Bollywood que ha conseguido estar en lo alto de la cartelera India durante un buen tiempo. Por su título, nos hace recordar a Dilwale Dulhania Le Jayenge, una antigua película con los mismos protagonistas, aunque las dos no tienen mucho que ve entre sí; mientras que la primera fue un romance bastante pasteloso, ésta nueva adopta el nuevo estilo de Bollywood para coger una comedia romántica y añadir a ella todos los géneros posibles: acción, policiaco, escenas sexys…

Dilwale
La gran pareja protagonista

Los protagonistas son una pareja que se conoció hace años, pero sin saber que cada uno era el hijo de una de las grandes familias del crimen y que eran eternos rivales (anda! como Romeo y Julieta). Después de varios engaños, traiciones y malentendidos, se acaban separando para no volver a verse más. Ahora el chico vive tranquilamente con su hermano menor y tiene un garage de tunning; todo pasa bien, hasta que el hermano se enamora y la chica que le roba el corazón resulta ser la hermana de nuestra protagonista. Al principio nadie se entera y no pasa nada, pero cuando los dos hermanos saben lo que está pasando harán lo posible por interrumpir el romance. Al final y después de algunas aventuras, el amor se acabará imponiendo en todas las vidas.

Ya veis que el argumento no tiene nada de originalidad, pero sí que la tiene el sentido que llega a coger la película, convirtiéndose desde un romance trágico a una comedia romántica, pasando por una de acción y una comedia absurda, añadiendo personajes muy secundarios, como el amigo tonto y ladrón, el borracho del pueblo o el estúpido mafioso traficante, que no aportan nada a la trama principal y parece que estén allí sólo para poder darle un toque de humor sin desprestigiar a los protagonistas o para añadir escenas y que la película tenga una duración adecuada a los estándares de India.

A parte de eso, sí que es verdad que intenta darle un poco de personalidad propia, consiguiendo que los protagonistas no sean una algo complejas, se agradece un poco menos de simplicidad en la historia a la que estamos acostumbrados.

Y como no, al final, prescindiendo de la historia en sí o de que nos puedan gustar o no los romances, pues tenemos eso que se hace tan bien en Bollywood, que es convertirlo todo en un gran espectáculo en el que tienen cabida grandes peleas lanzando a gente por los aires, escenas de coches sacadas de la saga Fast and the furious, tiroteos que intentan emular al gran John Woo y sobretodo muchísima música (una música perfecta) y muchos colores vivos por todas partes para atraer las miradas del espectador sin concesiones.

Dilwale
Muchos coches y mucha acción

Por supuesto, a nosotros nos ha convencido más toda la parte de flashback que la historia actual, creemos que se habría podido hacer una película más seria y basada en la traición en vez de en el amor, para que fuera algo distinto y de mayor calidad; pero ya sabéis como es al industria del cine en Bollywood, dónde lo que más triunfa son las parejas felices, los números de baile y los romances simples y superficiales; pues el director ha acabado ofreciendo exactamente lo que quería el público.

Y como pareja protagonista tenemos a dos grandes nombres del cine como son Shah Rukh Khan y Kajol, que ya habían compartido pantalla otras veces en películas como My name is Khan o Om Shanti Om, con una química entre ellos envidiable, y es que creemos que precisamente este dúo infalible de protagonistas es al baza principal de la película, sin los cuales, ésta habría quedado como una más, pasando desapercibida tanto en el mercado internacional, como en el local.

En definitiva, un típico Bollywood, espectacular, lleno de acción, música, romance, humor… vaya, que lo tiene todo, y aunque nos cuente una historia algo simple y conocida, nos consigue entretener con otras muchas cosas.

  • Lo mejor de la película:

Sin ninguna duda, la pareja protagonista.

  • Lo peor de la película:

El resto de personajes que aparecen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *