Call of heroes, vuelve el western a Hong Kong

Call of heroes

Gracias al Festival Nits de Cinema Oriental, hemos celebrado el año nuevo chino de una manera especial, y uno de los actos fue el de poder ver en exclusiva una película de estreno europeo en cine. La elegida fue Call of heroes, la última superproducción de Benny Chan; una película de Hong Kong de aventuras, pero con mucha acción y artes marciales, una película sin demasiadas ambiciones de ningún tipo, ni pretende ser lo más en kung fu, ni intenta ser súper trágica, ni nos da una moraleja increíble, ni siquiera es una aventura muy original y épica; aunque contiene muchos elementos de todos estos géneros, añadiendo el western, del que toma muchísimas referencias.

Call of heroesLa historia se recrea en el período de los señores de la guerra en China, cuando éstos iban conquistando territorio al no existir un emperador gobernante,  y mataban gente y destrozaban todo lo que se les pusiera en medio. En este contexto llegan a un pueblo algo perdido unos refugiados de los pueblos cercanos que han sido aniquilados por uno de estos señores de la guerra; el pueblo en cuestión ya no tiene gobierno ni ejército, ya que están en la guerra, así que la justicia es impartida por el comisario y un grupo de vigilantes, que inmediatamente acogen a todos los refugiados, incluyendo a un vagabundo que llega en último momento y que tiene una pinta muy sospechosa (el verdadero protagonista de la película), pero al que los niños adoran por haberlos salvado en una posada cercana. Más tarde llega al pueblo el hijo del general de la zona que, abusando de su inmunidad, mata a gente del pueblo sin razón; el comisario lo detiene y sentencia a muerte, pero es acosado por el ejército del asesino con la amenaza de matar a todo el pueblo si no lo suelta. El resto de la película será una auténtica confrontación del comisario con su pueblo, de los guardianes con el ejército, del vagabundo con el primer oficial del malvado, del hijo del general con la ley…

La verdad es que sólo empezar la película ya nos da una idea bien clara de lo que vamos a encontrarnos durante el resto del metraje, con la escena de los niños que llegan a la posada, el intento de robo por parte de unos villanos y cómo el vagabundo salva la situación, tenemos una escena que no cuenta ni presenta casi nada de la película, pero que refleja todo lo que representa ésta historia; ya vemos que tendremos una dosis más que buena de acción y artes marciales, tanto de peleas, como con todo tipo de armas cuerpo a cuerpo, un grupo de héroes no convencionales, de esos que no lo parecen, pero con unos ideales y una moral que los convierte en héroes a ojos del resto de personas, unos toques de humor que alegrarán el paquete haciéndolo ameno y no serio y trascendental, un montón de referencias a otras películas de aventuras y una moral simple, pero efectiva: la fuerza de la bondad contra el mal.

Call of heroes
Unos personajes geniales

A parte de eso, la película se caracterizará sobre todo por sus escenas de acción, coreografiadas excelentemente por el maestro Sammo Hung (quien tiene un pequeño cameo y le da un papel de secundario a su hijo Sammy Hung), con unas peleas increíbles en todos los aspectos, tanto en espectacularidad, como en variedad, como en cableado… y que le dan un ritmo muy rápido a la película, con algunas escenas más de explicación de la trama y otras más dramáticas, pero no demasiado largas, en cuanto pasa algo de tiempo sin acción: ZAS! Ataca sin que te lo esperes.

Pero también en la ambientación y en la pura historia podemos ver la efectividad de esta película: con unos decorados tanto exteriores, como interiores, quizás no muy realistas ni lógicos, pero muy bien trabajados, con una música completamente de western… y una historia simple, pero efectiva, también muy de western (parecida a Los siete magníficos, más que a Los siete samuráis), con unos buenos muy buenos y unos malos muy malos, unos personajes muy carismáticos (incluso los secundarios), y un montón de subtramas o historias personales cruzadas que no lo hacen más complejo, pero sí más interesante.

Call of heroes
Unas buenas artes marciales

Y por supuesto, todo apoyado por unos actores de primerísima categoría, con unos personajes completos y unas actuaciones buenísimas, Eddie Peng (Tai Chi 0, Rise of the legend) está sembrado; Lau Ching Wuan (Full alert, The White storm) quizás no en su mejor papel, pero siempre nos gusta como lo hace, divertido, dramático y héroe de acción al mismo tiempo; quizás el peor ha sido Louis Koo (Election, Overheard) sobreactuando demasiado, pero incluso así, creando muy bien a un súper villano de cómic.

El director es Benny Chan (Shaolin, The White storm) especializado en todo tipo de películas de acción y un nombre ya reconocido en Hong Kong por llevar muchos años en la industria y haber trabajado con los más grandes, y eso se nota; aquí ha optado por darle un poco de gracia al asunto y hacer una película algo más “familiar”.

En definitiva, una película sin pretensiones más que la de entretener, no esperéis una obra maestra, ni emocionaros demasiado, ni una acción frenética, pero sí una aventura emocionante, con una historia original, un formato de western y un poco de humor para pasar un buen rato sí o sí.

  • Lo mejor de la película:

Unas escenas de acción muy bien trabajadas y al estilo clásico, pero eso no es todo.

  • Lo peor de la película:

Quizás la sobreactuación de Louis Koo, pero le da un toque divertido y de villano tradicional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *