El nuevo thriller coreano con Cold eyes

Cold eyes

Como siempre, en el Festival Nits de Cinema Oriental hemos visto un poco de todo, películas de todas las procedencias asiáticas y de todos los géneros. Como representación de Corea del Sur hemos tenido Cold eyes, un thriller (como no) aunque bastante alejado de lo que estamos acostumbrados últimamente, cuando todo son películas basadas en el éxito de Oldboy o películas de mafias con acción a su estilo. Cold eyes es en realidad un remake de Eye in the sky, una película de Hong Kong, con la cual guarda un parecido casi exacto en cuanto a guión y composición de escenas, claro que sin las espléndidas actuaciones de Simon Yam (quien hace un bonito cameo al final de la película) y Tony Leung Ka Fai y sin las escenas de acción que hacen tan grande el cine de Hong Kong; en realidad es sólo una actualización y modernización de su antecesora, pero intentaremos verla por si misma y no hacer muchas comparaciones.

Cold eyes
Nos ha encantado su protagonista

La historia trata sobre una chica que es contratada por el servicio de inteligencia, sección vigilancia del gobierno coreano; ella es muy buena en su trabajo y enseguida es asignada a un caso de los grandes. El caso empieza con un simple robo, pero con la particularidad de patrones repetidos en distintos casos, y es que hay una organización criminal que organiza todos estos golpes, una gran mente criminal encargada de su planificación y un equipo de matones que se encargan de ejecutarlos. Gracias a la observación y a un gran trabajo en equipo, el servicio de inteligencia va encontrando algunas pistas y va descubriendo a todos los implicados antes de que puedan ejecutar el que será su último golpe a la bolsa. Pero no será tan fácil detenerlos, después de darse cuenta de que han sido pillados, los criminales huirán y, aunque podrán coger a los matones, la mente criminal escapará y les pondrá las cosas muy difíciles a la chica y a su jefe, que tendrán que luchar hasta el final para atraparlo sin que éste sepa que le pisan los talones.

Como hemos dicho, la historia es completamente idéntica a la de la película original y aunque no creemos en los remakes, vista por si sola y sin tener en cuenta que se trata de una copia, la película consigue mantener un buen nivel de intriga, una tensión constante, no pierde el ritmo en ningún momento y tiene una imagen muy moderna y fresca, alejándose de los típicos thrillers más oscuros y añadiendo una protagonista joven y desenfadada, algunos momentos de humor muy ligero, pero que ayudan a relajar el ambiente y escenas de acción espectaculares, pero que no sean el plato fuerte de la película, sino haciendo que esta se base más en el aprendizaje de la joven protagonista y en los procedimientos policiales encubiertos, que es algo que siempre se agradece ver y denota algo más trabajado que simple acción.

Cold eyes
Os suena el malo de la peli?

La estructura y fotografía de la película son excelentes, con una escena inicial muy bien trabajada y un in crescendo tanto en la acción y tensión de la trama, como en el desarrollo de los personajes, que no llega a ser muy profundo, pero si lo suficiente como para que no quede demasiado llana. Quizás resalte un poco el final cuando, después de toda la historia verosímil y sin demasiados excesos, se intenta hacer una escena de acción a lo grande para ofrecer al público un final apoteósico y así rompe el nivel que había sabido conservar hasta ese momento. También la planificación y montaje de escenas es realmente bueno, con el equilibrio justo entre sobriedad y espectacularidad, sabiendo en cada momento si ofrecer unos planos normales para tranquilizar al espectador o lanzarse a algo más arriesgado en las escenas de mayor tensión.

Todo ello en un producción bastante ambiciosa en cuanto a presupuesto, destinada a su exportación y a poder combatir con rivales americanos, o al menos, como en muchas ocasiones, a hace suficiente ruido como para tener un remake en Hollywood.

Destacamos la actuación de su joven protagonista Hyo-hu Han que no es una actuación de premio, pero sí más que correcta y aportando su toque personal al papel.

En definitiva, para los que ya hayan visto Eye in the sky puede ser un remake más, incluso puede que despotriquen de ella por intentar copiar el cine de Hong Kong que ya era bueno originalmente; para los que la vean como algo nuevo, tendrán un thriller muy moderno, fresco y sin falta de acción y tensión.

  • Lo mejor de la película:

La escena inicial tiene una composición perfecta.

  • Lo peor de la película:

Muy poca originalidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *