Hard boiled: disparos y sangre por doquier

hard boiled

Nuestra primera recomendación para iniciarse en el cine asiático extremo es quizás la más comercial y menos extrema de todas, a la vez que la más antigua de las cinco, pero hemos querido dar el quinto puesto a Hard boiled, un thriller de Hong Kong que en su época cambió la forma de hacer cine de acción, y no sólo en China, sino en todo el mundo; podríamos incluirlo dentro del género heroic bloodshed (películas que combinan la acción más violenta con los sentimientos más profundos de compañerismo, lealtad, amor…) otros lo llaman Shoot’em up al tratarse de una persona armada matando él solo a muchos de sus enemigos en enfrentamientos múltiples.

La historia es bastante simple, un policía duro con sus propias reglas está investigando el mayor caso de tráfico de armas de Hong Kong relacionado con las tríadas; pronto descubre a otro policía infiltrado del cual nadie sabía nada, lo intentan seguir ocultando, pero al final deben trabajar juntos para resolver el caso y acabar con toda la mafia los dos solos.

hard boiled
No os recuerdan estas imágenes a otras películas?

Quizás os parezca una típica película de acción con la típica trama y las típicas escenas de disparos sin parar; sin embargo, como os decíamos antes, os lo parece porque esta fue la precursora del típico cine de acción actual hecho en Hollywood en el que el protagonista es un tipo muy duro que tiene que pasar del sistema para acabar con los malos, en el que se mezclan los sentimientos personales con el trabajo de policía, en el que hay largas y espectaculares escenas de disparos cruzados y explosiones, etc. En Hong Kong ya hacía un tiempo que se estaba explotando este género, aunque allí no triunfaba tanto, y fue con esta película que John Woo se dio a conocer al resto del mundo y en Hollywood empezaron a apreciar y a copiar su trabajo.

Hay dos fórmulas que hacen grande esta película: La primera es la pareja John WooChow Yun Fat, el primero un director de acción con una gran carrera detrás y capaz de mezclar situaciones muy duras y cínicas con los sentimientos más profundos en una sola escena, y el segundo un actor muy carismático y duro capaz de cambiar de registro fácilmente y de parecer un ídolo para todos cargándose en la primera escena de la película una banda entera de tríadas en un tiroteo cara a cara en un espacio cerrado sin quitarse siquiera el palillo de la boca. La segunda es un tipo de cine espectacular porqué sí, con grandes cantidades de disparos, sangre y explosiones sin sentido; pero dando humanidad a todos sus protagonistas, con elementos como la afición por el jazz, los problemas de pareja, el hacer grullas de origami…

Esta fórmula ya había sido repetida otras veces en películas cómo A better tomorrow o The killer, pero quizás fue el dejar de lado la política del país y algunas diferencias culturales lo que la acercó al resto del mundo y hizo que los americanos se interesaran tanto.

Técnicamente, ahora nos puede parecer un poco floja, pero debemos tener en cuenta que la película fue rodada en 1992 y es por eso por lo que todo el estilo es muy ochentero, tanto en ropas, como en la música, etc. que ya ha quedado algo desfasado, pero si lo vemos imparcialmente consigue muy bien lo que pretende que es una acción sin parar, una exaltación de la policía, viéndolos como gente dura y capaz de todo por hacer cumplir la ley, pero con estilo y con sus problemas personales; en cambio vemos a todos los delincuentes como personas retorcidas y viles, que se engañan incluso entre ellos (se nota que John Woo tenía amistades personales con la policía).

Como dato curioso podemos destacar la presencia del propio John Woo en el papel de camarero en el bar de jazz y consejero del protagonista. También que algunas de las peripecias de Chow Yun Fat disparando (como el deslizamiento por la barandilla de la escalera) fueron de invención propia.

También decir que, según nosotros, esta película fue el punto más alto de la carrera de John Woo, en la que aplicó todo lo que había aprendido y le había funcionado bien hasta el momento en una obra que gustó tanto al público asiático como al occidental; que después de esta película se fue a Hollywood dónde consiguió poder trabajar con presupuestos millonarios, pero dónde se tuvo que adaptar al sistema y las exigencias de las productoras, con películas cómo Blanco humano (con Van Damme) o Broken arrow (con John Travolta).

En definitiva, una película espectacular más cercana al actual cine de acción de Hollywood que a un thriller de investigación; que lanzó a la fama a John Woo y cambió la manera de hacer muchas películas en Hollywood adaptando un modelo anterior de Hong Kong.

  • Lo mejor de la película:

La escenas de tiroteos con Chow Yun Fat esquivando las balas a cámara lenta mientras dispara con sus pistolas (una en cada mano).

La mítica escena del tiroteo en el hospital mientras cuida a un bebé.

  • Lo peor de la película:

Que con todas las imitaciones que ha tenido y con sus 20 años de edad ya se ve un poco anticuada (aunque no por eso peor).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *