Kaabil, del drama a la acción en Bollywood

Kaabil

Gracias a las últimas modas, estamos teniendo la oportunidad de asistir en Barcelona al estreno de películas de Bollywood en simultáneo con India. Y la más reciente para nosotros ha sido Kaabil, una superproducción que prometía una gran dosis de acción y quizás un poco más seriedad de la habitual, aunque por el tráiler también habíamos notado que tenía una parte muy grande de drama. De todos modos, no podemos dejar desaprovechar estas oportunidades y nos vamos al cine a disfrutar de la película (sea como sea) con toda la comunidad india. Acaba no siendo una película extrema como nos gustan a nosotros, pero tiene una gran calidad y la disfrutamos de todas formas.

Kaabil
Un bonito romance

Trata sobre una pareja de chico y chica ciegos en Mumbai que, aunque sean ciegos, tienen unas vidas muy activas y se apañan muy bien para tenerlo todo controlado. Se conocen y él enseguida queda enamorado de ella, por lo que se la intenta ligar cómo sea, incluso quiere casarse con ella. Después de seducirla y enseñarle lo bueno que es, acaban comprometidos y casados, pero entonces empiezan los problemas, ya que ella es violada (dos veces) por unos malvados de la ciudad, que resulta que son familia de alguien importante y por eso ni siquiera la policía puede hacerles nada; así que al final, ella harta de lo que está pasando y viendo que no podrá pararlo nunca, se suicida, y él se venga tanto de los dos villanos, como de toda la gente que ha ido en contra de ellos; eso sí usando la violencia como su arma más efectiva, la inteligencia.

La película está completamente dividida en dos partes, separadas por la habitual Intermission de todas las películas de Bollywood; entonces se crean casi dos películas distintas con dos géneros distintos y que incluso podrían verse por separado sin ningún problema. La primera parte es una película romántica, que pasa desde su inicio hasta su final, de ser un puro romance lleno de optimismo y felicidad, a una tragedia de las más épicas, casi digna de Shakespeare, pero que es fácilmente verosímil. La segunda parte ya no tiene nada que ver y, aunque siga con los protagonistas y la premisa de la primera, se convierte en un thriller de venganzas, llenos de acción, algo de sangre y una trama muy bien intrincada y rebuscada.

Como buena película comercial y de buen presupuesto de Bollywood que busca la aprobación de la mayoría del público, debemos decir que sí, como siempre, hay números musicales, mucho colorido, etc. pero después del giro se convierte un poco en algo más oscuro, basado en la acción y algo salvaje (no demasiado, tampoco). Así que tenemos una evolución completa desde el puro optimismo y felicidad, pasando por la tristeza y desesperación y llegando a la rabia y venganza más pura y radical.

Kaabil
Y otra parte más oscura y salvaje

Debemos decir que tiene una producción muy buena, tanto en fotografía, como en narrativa, como en música, como en calidad, en general, todo muy bien cuidado para que sea una de las películas más importantes del año. El ritmo también acompaña bastante, siendo más tranquilo para la primera parte, pero incluso tratándose de un romance, sin llegar a aburrir ni a dejar ni un momento de bajona o de pura charla insustancial, todo es importante (aunque en ese momento no lo sepas); en la segunda parte ya cambia totalmente y el ritmo va creciendo cada vez más, así como la tensión, para acabar en unas escenas de pura acción.

Debemos decir que esta película no habría tenido ningún sentido ni ninguna esperanza de llegar a ser algo, si no fuera por la interpretación de su protagonista Hrithik Roshan (Dhoom 2, Bang Bang), quizás más un héroe de acción, chachas, muy guapo, con unos ojazos… pero aquí lo hace bastante bien también actuando.

Y un director de renombre como es  Sanjay Gupta (Kaante, Zinda) especialista en películas con el argumento inspirado en otras de Hollywood, de ésta fue sacado de Furia ciega. Con algunas cosas ilógicas dentro de la película, y algunos momentos que mezclan no muy bien la comedia y la tragedia, pero en general, haciendo un buen trabajo.

En definitiva, una película compuesta por dos sub-películas: un drama romántico y un thriller de acción, las dos bastante buenas en sus respectivos géneros y que, aunque quizás no acaben de casar entre sí, nos ofrecen una buena historia con bastante espectáculo, digno de ver.

  • Lo mejor de la película:

Para nosotros toda la parte de la venganza.

  • Lo peor de la película:

Con lo bien que se ha cuadrado todo para que la trama fluya bien, aún quedan algunos detalles muy ilógicos.

2 thoughts on “Kaabil, del drama a la acción en Bollywood

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *