Los monstruos más adorables en Monster Hunt

Monster hunt

La reseña de hoy no es de una película extrema, más bien diríamos que se trata de una película familiar o incluso infantil hecha en China, pero con uno elementos muy buenos, que nos han hecho reconocerla. Monster Hunt es una historia de fantasía combinada con artes marciales en un mundo donde conviven humanos y monstruos, por lo que casi que podríamos decir que es un wuxia para niños, pero que ha conseguido una recaudación increíblemente alta en China. Nosotros tuvimos la oportunidad de verla en cine en el Festival Nits de Cinema Oriental y la verdad es que impresiona bastante, una pena no haber podido disfrutarla en 3D, pero creo que eso es una cuestión imposible.

Monster hunt
Una criatura adorable

Como ya hemos contado la historia se sitúa en un mundo en el que convivían humanos y monstruos sin problemas, hasta que los humanos desterraron a los monstruos a otro mundo para vivir tranquilos, aunque nunca se quedaron solos, siempre ha habido monstruos entre nosotros disfrazados de humanos y sólo unos poco saben cómo reconocerlos. En la actualidad hay dos problemas, el primero es que en el mundo de los monstruos está sucediendo un cambio de poder y sólo se puede regresar a una situación aceptable gracias al heredero natural de los reyes de los monstruos (o los que lo eran hasta que el nuevo aspirante los mató); el otro problema es que en el mundo de los humanos, el gremio de cazadores de monstruos quiere recuperar su poder y reputación, por lo que necesitan demostrar que aún son muy válidos y que sin ellos el mundo se llenaría de monstruos. Todo se acelera cuando el heredero del rey de los monstruos (un monstruo recién nacido) viene a esconderse al mundo de los humanos y es acogido por un tabernero y una cazadora de monstruos de bajo rango que se debatirán entre matarlo, venderlo o protegerlo, mientras que son perseguidos tanto por monstruos como por cazadores y deben atravesar medio mundo pasando mil peligros. Al final descubrirán su auténtico papel y el del heredero en toda la historia.

La verdad es que toda la imagen de la película es bastante infantil, con unos monstruos muy adorables que es imposible que den miedo, ni siquiera respeto a nadie, con una historia muy moralista y de creación de valores básicos, incluso con algunas escenas que bien podrían entrar en alguna película Disney (con sus números musicales, sus chistes infantiles y graciosos, pero llenos de bondad, etc.), pero también debemos deciros que hay algunas cosas muy atractivas en esta película que hacen que cualquiera la pueda disfrutar, desde el más gamberro, hasta el más radical.

Monster hunt
Unas peleas impresionantes

Lo más importante es su carácter de wuxia, con unas escenas de artes marciales dignas de cualquier película más seria o más de género; dirigidas por Huan-Chiu Ku (Érase una vez en China II, Iron monkey), con unas coreografías increíbles, por supuesto ayudadas de CGI y mucho cable, pero no por eso dejan de tener mérito, usando mil armas distintas e inventadas e incluso dirigiendo peleas de humanos reales contra monstruos imaginarios que sólo son CGI en pantalla.

También su parte artística es inmejorable, aunque sea una producción China, con unos efectos especiales perfectos y unos monstruos que, aunque no nos convenzan con sus diseños tan redondeados e infantiles, sí que tienen unos movimientos, texturas, etc. que nos dejan con la boca abierta.

Los actores no son gran cosa, los típicos actores de comedia superexagerados, aquí lo que importa son los monstruos mucho más que los humanos, aunque su protagonista femenina personalmente nos ha encantado Bai Baihe (Chongqing hot pot), todo el protagonismo recae en la adorable criatura que es el bebé monstruo.

Encargado de dirigir la película está Raman Hui, más conocido por participar en las animaciones de grandes éxitos como Shreck o Madagascar; con lo que ya vemos que todos los esfuerzos de la película están puestos en la animación y las artes marciales, poco más.

En definitiva, una entretenida película infantil con unos animalillos adorables y un gran valor ético y moral que enseñar a los niños, pero que puede ser disfrutado sin ningún problema por todos al ofrecer un estilo parecido al wuxia (en clave de humor, claro está).

  • Lo mejor de la película:

Algunas de sus luchas combinando imagen real y CGI son impresionantes.

  • Lo peor de la película:

Que incluso los monstruos malvados sean adorables.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *