Los zombies filipinos: The grave bandits

Grave bandits

Hola compañeros, ya estamos aquí de nuevo después de vacaciones para acabar de comentaros todo lo que vimos en el festival Nits de Cinema Oriental, y está semana vamos a dedicarla a la maratón de terror Filipino (y es que: It’s more fun in the Philippines). La primera película del maratón fue Grave Bandits, una aventurilla de zombies de serie B sin mucho atractivo como película (ya que es más de lo mismo), pero ideal para abrir un maratón de terror de esos que te hacen reír un rato y te dejan con ganas de más.

The grave bandits
Los protagonistas

El argumento trata sobre unos piratas (no de los clásicos, sino actuales) que encuentran un extraño artefacto y que al intentar manipularlo, se apodera de ellos convirtiéndolos en zombies (o más bien dicho, infectados); eso está muy bien cómo prologo, prometiéndonos terror y aventuras; pero los verdaderos protagonistas son un par de jóvenes (uno mayor y un niño) que se dedican a  robar tumbas en pequeños pueblos, y que son descubiertos por un pequeño descuido, perseguidos por el encargado del cementerio y por todo el pueblo en general, así, huyendo, llegan a una isla en la que parecen a salvo, pero en la que en realidad se encuentran todos los piratas bandidos del principio. Huyendo de nuevo, se acaban separando y descubriendo, cada uno por su lado, a una niña superviviente y al profesor que conoce todo el problema del artefacto. Descubren que los zombies se guían por el olor y que no pueden detectarlos si están cubiertos de alcohol (o de orín), así pueden escapar de ellos y dirigirse hacia su barco en la costa de la isla, aunque tengan que volver para rescatar a la niña que se había quedado para proteger su huída y de la que el niño se había enamorado; allí es dónde se producirá una buena matanza de zombies con algunas armas improvisadas y se convertirá en una auténtica guerra.

The grave bandits
Los protagonistas

Como avanzábamos, el principio promete mucho, y aunque se vea claro que es una película de bajo presupuesto (difícil hacer mucho más que esto en Filipinas, igualmente), parece que vaya a ser una película típica de zombies, pero bastante violenta y sangrienta, con mucho zombie y con algún héroe exagerado que vaya a destruirlos, cuando conocemos a los dos protagonistas con la primera persecución, ya cambiamos de idea y se nos presenta una divertida película de zombies con dos anti-héroes que pasarán mil peripecias para poder escapar como sea; y ya cuando llevamos un buen rato de película y nos damos cuenta de lo que es en realidad, podemos aseguraros que no es ninguna de esas dos cosas, sino que se trata de una peliculilla casi sin un argumento pensado, con unos diálogos más bien ridículos y una acción que deja bastante que desear.

Como efectos especiales, maquillaje, etc. que suele ser el punto fuerte de este tipo de películas, sólo diremos que los zombies además de por la sangre, poco más tienen para parecerlo; que las muertes son casi sin enseñar sangre o partes del cuerpo  mutiladas (basta con decir que el niño ataca usando un tirachinas); casi todo el dinero de efectos especiales se gasta en la explicación del artefacto maldito.

Tampoco como concepto, como habréis imaginado, tiene un gran interés, sí que es verdad que sabe mezclar una película típica con un ambiente muy característico de las islas e introducir algún personaje con algo de carisma, o al menos original.

The grave bandits
Y los zombies

Pero no por esos malos comentarios vayáis a pensar que es una mala película; es sólo un poco de entretenimiento para pasar el rato, sin pretensiones y sin esperar que nadie diga nada excepcional de ella; tan sólo un poco de violencia gratuita y un poco más de diversión con algunos momentos originales (como la creación de armas en la barca o el empaparse de orines).

El director Tyrone Acierto es novato en el mundo del cine, siendo este su primer trabajo y habiendo ganado en el Metro Manila Film Festival los premios al mejor director y a la mejor fotografía (sabiendo que competía sólo con películas filipinas). Tampoco los actores son nada conocidos, pero pocos los son en el país.

En definitiva, una película entretenida y sin pretensiones, tan solo algo de diversión y unos cuantos zombies que ahora están tanto de moda, para pasar un rato y adecuada para empezar un maratón como éste en el que sólo se espera disfrutar con lo que sea.

  • Lo mejor de la película:

La ambientación no está nada mal, incluso las escenas nocturnas se ven bastante bien y originales.

  • Lo peor de la película:

Esperar una buena película de zombies, o algo más original, o tener esperanzas en ella en general.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *