Macabre, el inicio al terror de los Mo Brothers

Macabre

Hoy queremos saltarnos un poco el calendario que estábamos siguiendo, porque instigados por los dos estrenos de Timo Thajanto este año en el Festival de Sitges, no queríamos dejar escapar la oportunidad de comentar una de las primeras películas de los Mo Brothers, cosa que no hicimos en su tiempo, aunque Macabre sea una película completamente extrema, suponiendo el primer acercamiento al cine de terror de estos directores, y convirtiéndose en uno de los mas importantes de Indonesia  en cuanto a cine de género contemporáneo; y ya os avisamos de antemano que no se trata de terror clásico, sino algo mucho más cercano al gore o al cine más sangriento y visceral.

Macabre
Escenas a lo bestia

La historia en si es bastante clásica, un grupo de jóvenes viajan en su furgoneta cuando encuentran a una chica haciendo autostop, paran y ella les cuenta que le han robado, así que deciden ayudarla y la llevan hasta su casa. Allí conocen a su familia y la madre les convence para quedarse a cenar en compensación por lo que han hecho por su hija, pero los jóvenes no se esperan que eso sea una trampa y acaben todos drogados y en manos de unos asesinos que pretenden matarlos y despedazarlos; por suerte, algunos miembros de esa familia no son demasiado listos y algunos de los jóvenes logran escapar, en un principio, aunque hay otros miembros de la familia con habilidades sobre humanas que los vuelven a atrapar, y así se pasarán media película, escapando, escondiéndose, volviendo a la casa, pelándose, la llegada de unos policías… en fin, casi una comedia de los hermanos Marx en plan gore que acabará como todas estas películas, sin nadie vivo que lo pueda contar.

Como podéis comprobar, en realidad se trata de una película de género bastante típica, que no habría tenido mas repercusión si no fuera porque esta rodada con un presupuesto ridículo y por su extremismo radical, proporcionando una cantidad de sangre y desmembramientos que causarán la satisfacción de cualquier amante del gore; pero no por eso estamos diciendo que sea una buena película, esta fue el primer acercamiento de sus directores al género de terror y todavía tenían muchísimas cosas que aprender, por suerte, desde entonces han dio evolucionando y haciendo películas de mayor calidad, aunque sin dejar nunca de utilizar su sello personal y ese extremismo que los hacen las delicias de cualquier festival de cine especializado.

Macabre
Una mala que debría dar mucho miedo

Pero si nos olvidamos de que estamos viendo ésta película por pura diversión y para tener el placer de contemplar algo distinto y que actualmente cuesta algo más de encontrar, por lo de hacerlo todo políticamente correcto y esas cosas; tampoco tenemos una película muy buena, no es que sea mala, sino tan sólo bastante descuidada, con unos escenarios (básicamente la casa) que se deben haber elegido por ser la única disponible, pero que no da ningún tipo de sensación ni nada, ni siquiera se ha ambientado más allá de las estancias que tenían algún significado especial; con uno actores, porqué no decirlo, bastante malos, incluso la madre que tendría que ser un personaje tremendo, pierde muchísima fuerza por culpa de la actriz que la interpreta, que no va más allá de mostrar una cara indiferente, sin los pequeños matices de sádica que tendría que aportar.

Sin embargo, si queréis ver una película de pura sangre, no lo dudéis ni un instante, ésta puede ser una de las vuestras; aunque no podamos clasificarla de gore propiamente dicho por faltarle ese elemento de exageración, incluso muchas veces de humor que se tiene que incorporar para hacerlo todo mucho más radical e inverosímil; esta quizás estaría mucho más cerca de la nueva hola de terror visceral francés, pero sin esos argumentos tan retorcidos que hacen que las películas se lleguen a convertir en obras de arte, independientemente de su género; aquí todo es más simple e incluso se pretende incluir un poco de humor a través de algunos de sus personajes (como el amigo salido, o el comando entero de la policía) pero es un humor muy chabacano y que no viene a cuento.

De todos modos creemos que esta película ha sido un muy buen ejercicio, sobretodo para sus directores los Mo Borthers (Killers, May the devil take you) que no sólo cogieron un buen nombre a partir de ella, sino que también aprendieron de sus errores para ir mejorando a cada película siguiente.

En definitiva, una película especialmente pensada para todos aquellos amantes de la sangre y las mutilaciones que no busquen nada más, puro entretenimiento vacío, pero también muy extremo y radical; para vosotros que leéis Katanas y Colegialas debería ser una de las imprescindibles dentro del género de terror.

  • Lo mejor de la película:

Al ser una primera obra y no esperar demasiado de ella, no se cortan un pelo a la hora de ser radicales.

  • Lo peor de la película:

Unos actores tan rematadamente malos, aunque a estas alturas ya deberíamos estar acostumbrados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *