Shinobi, las guerras ninja

Otra película de katanas para esta semana en que nos sentimos un poco más luchadores, se trata de una película bastante famosa, pero que aun teníamos pendiente: Shinobi, y no es por los nombres que la dirigen e interpretan, porque son un buen equipo, sino más bien por la portada y el argumento, que nos había dado la impresión de película japonesa romántica, pero nada más lejos de la realidad, al final nos hemos encontrado con una auténtica película de ninjas y katanas, con más luchas que otra cosa, pero sin olvidar el contarnos una historia algo interesante.

Shinobi
Todo empieza como una historia de amor

El argumento, aunque simple y recurrente, no está nada mal; empieza con una historia de amor entre los dos sucesores de los líderes de dos clanes rivales de ninjas; estos clanes se encuentran escondidos del resto de la humanidad y actualmente en periodo de tregua después de muchos años combatiendo entre ellos en una guerra ancestral. Todo se desmonta cuando el shogun, atemorizado por el poder de los ninjas frente a su ejército de samuráis, lleva a los dos clanes nuevamente a la guerra, para que se destruyan entre ellos y él poder gobernar tranquilamente; así los cinco mejores luchadores de cada clan son convocados para luchar y decidir que clan es el más fuerte, entre esos guerreros se encontraran los dos enamorados que contábamos al principio. Aunque al principio los dos protagonistas tengan la idea de frenar esta lucha entre clanes, el resto de guerreros ninja no confiaran unos en otros, y casi sin que se den cuenta, se irán matando unos a otros, añadiendo el complot y la traición del shogun, que querrá acabar con todos de la manera más traidora posible, hará que se monte una auténtica matanza.

La película empieza como algo romántico, contándonos la historia de los enamorados y situándolos en esa conjunción entre los clanes, la tregua, el shogun… así nos creemos que vamos a ver una película de época y con algunas luchas, pero sobretodo de amor; todo lo contrario, después de una demostración de poder por parte de los dos bandos y un poco de trama del shogun para darle algo de interés a la historia, empezará la película de verdad, con unos ninjas sorprendentes, cada uno con unos poderes especiales, y una lucha constante entre artimañas, luchas de katanas, poderes, escondites, etc. que durará hasta el final de la película, con alguna pausa, eso sí, para dar fin a toda la trama de una manera coherente y continuar levemente la historia de amor (aunque esto no se lo más importante).

No os diremos que tiene una acción sin descanso, ni que el ritmo es trepidante, porque no es así, pero no hay duda de que sabe mantener el interés del espectador sin utilizar muchos recursos, a veces las cosas sencillas y potentes son las que mejor se ven; también tiene alguna parte más lenta que te descoloca, pero no por eso deja de ser algo que quieres seguir viendo, no sólo para enterarte del final, sino más bien para contemplar las luchas, conocer a los mejores ninjas de la historia y ver sus poderes en acción.

Shinobi
Tak Sakaguchi dando lo mejor de si

Visualmente tampoco es que sea una maravilla, la fotografía es un poco irregular, no está mal en las escenas diurnas, pero a la que está un poco oscuro, se pierde cualquier indicio de claridad; los efectos especiales tampoco son de lo mejor, con un presupuesto más bien reducido, pero capaces de cumplir con su cometido si no buscáis en una película que todo sean efectos digitales, y en cuanto a las luchas, eso sí que está bien trabajado, no solo mediante coreografías, algunos cables y otros efectos clásicos, sino que nos ha encantado como se introducen los poderes (que no siempre constan en rayos o cualquier otra cosa que necesite CGI); también queda espectacular el diseño de los personajes, no en cuanto a personalidad (que carecen de ella), sino estéticamente, como si fueran sacados de un videojuego.

El director no es muy conocido, Ten Shimoyama, siendo esta su mejor y más conocida película, junto con Buraddo, pero no ha hecho un mal trabajo, no se ha complicado demasiado la vida, pero el resultado es más que convincente. En cuanto a los actores que aparecen Joe Odagiri (Azumi, Mushishi) y Yukie Nakama (una de estas idols japonesas que hacen un poco de todo), no son ninguna maravilla, pero tienen buena presencia y quedan bien delante de las cámaras; sí que destacaríamos la participación de Tak Sakaguchi (Versus, Aragami) con un papel corto y superficial, pero insustituible, le da un toque de calidad a la película.

En definitiva, una buena película japonesa de ninjas, con unos personajes con mucho estilo, unas grandes luchas y unos poderes espectaculares dignos de cualquier manga de género; no hay mucho más, pero a nosotros ya nos basta.

  • Lo mejor de la película:

La intervención de Tak Sakaguchi.

  • Lo peor de la película:

Los ninjas secundarios, podrían haberlos hecho un poco más guerreros, que parece que no sean nadie enfrente de los samurais.

2 thoughts on “Shinobi, las guerras ninja

  1. Si no recuerdo mal, la película está basada en el manga de nombre Basilisk, que a su vez también tuvo su adaptación al anime.
    Muy recomendable, por cierto.
    Un saludo!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *