Snow girl and the dark crystal, el wuxia hecho CGI

Snow girl and the dark crystal

Esta vez hemos querido ver algo bonito y de un género que nos entusiasma y nos hemos puesto Snow girl and the dark crystal, un wuxia bastante reciente y rodado en un principio en 3d (aunque nosotros lo hemos visto en casa, en plano) en un intento de modernizar el género, en una coproducción entre China, Hong Kong y USA pero con un aire chino muy marcado, tanto de ideas, como de ejecución. La película nos narra una historia romántica y épica basándose en una parte de la mitología China, de la que coge los personajes y parte desde el punto en que la mitología lo dejó para crear una historia nueva y original.

Snow girl and the dark crystal
Unos buenos personajes

La historia tiene como protagonista a un guerrero que murió en un tiempo pasado y un Dios lo resucitó para convertirlo en un cazador de demonios y que así pudiera servir al cielo. Cada 1.000 años se alinean el cielo, la tierra y el infierno permitiendo el paso de las criaturas entre ellos, y aquí es dónde empieza la historia; unos días antes de que esto suceda, los dioses envían al caza demonios a robar el cristal oscuro del infierno, él tiene éxito, pero el problema vendrá después, cuando haya que protegerlo en la tierra y los demonios vengan a reclamarlo. Los dioses le darán nuevos poderes con los que se podrá convertir en una criatura sobrenatural, pero el demonio enviado a la tierra a buscar el cristal es la pequeña Nieve, un antiguo amor del cazador de demonios cuando aún era humano. Los demonios lucharán por recuperar el cristal y devolverlo al infierno, los dioses para retenerlo en la tierra con la ayuda de los humanos, pero gracias al romance entre los dos protagonistas, no se lo pondrán nada fácil a ninguno de los dos bandos y se verá que no todo es como parece, los buenos pueden ser muy malos y los malos no tan malos.

La verdad es que nos ha encantado la historia, mezclando un gran romance, mucha acción, elementos sobrenaturales, criaturas de todo tipo, una aventura increíble… en fin, todo lo que necesita un wuxia para convertirse en película mítica; sin embargo tiene un gran fallo en la ejecución, por lo que acaba convirtiéndose en una película algo entretenida, pero que no volveríamos a ver nunca más.

Snow girl and the dark crystal
Unos monstruos ridículos

Al parecer, los productores (o ves a saber quién), han decidido que el punto fuerte de la historia no sería su trama, ni el desarrollo de sus personajes, sino que han querido emular al cine actual de Hollywood y apostarlo todo por sus efectos especiales en forma de CGI. Y la verdad es que se nota que se han gastado un buen presupuesto en ellos, los paisajes y los efectos de luz están realmente bien para ser una película china, pero eso son sólo efectos sin movimiento o muy standard; en cuanto se trata de crear y dar movimiento a las criaturas sobrenaturales, todo lo que habíamos visto de película hasta el momento se deshincha de golpe, y es que ni hay ninguna originalidad en el diseño, ni tienen casi movimiento, ni se integran de ninguna manera con el resto de la película; éstos que son unos efectos muy caros y difíciles de desarrollar son, precisamente los que se repiten durante toda la película y los que cogen todo el protagonismo, cuando es lo peor que hay de todo el conjunto.

Tampoco queremos hablaros mucho de las escenas de acción, ya que casi no hay ni una con personajes reales, toda la acción y peleas se da entre criaturas animadas; así, por mucho que se hayan pensado bien las coreografías y los planos, cuando estas criaturas tienen un movimiento tan limitado, es difícil que no lleguen a impresionar.

Eso sí, ninguna queja sobre los actores protagonistas (excepto que sus apariciones son muy limitadas), Kun Chen (Painted skin, Flying swords of dragon gate) y Li Bingbing (Forbidden kingdom, Detective Dee and the mistery of the phantom flame), los dos muy guapos (a pesar de la falsa barba d él), bien compenetrados y saben moverse perfectamente. Y un director como Peter Pau, que ha colaborado en películas como Tigre y dragón o The killer, pero que suponemos que aquí se ha visto algo limitado por las exigencias de sus productores.

En definitiva, una historia sensacional, aprovechando una mitología increíble y añadiendo romance, traición, aventuras, batallas… nos hubiera encantado leerla en libro, cómic, verla en teatro kabuki o incluso como película ochentera con efectos especiales tradicionales; pero se va todo al garete intentando que unos efectos CGI bastante pésimos se intenten llevar el protagonismo para adaptarse a los tiempos actuales.

  • Lo mejor de la película:

Nos ha encantado Li Bingbing, tanto por su belleza como por su actuación.

  • Lo peor de la película:

El demonio en el que se convierte el protagonista es completamente ridículo, da más risa que respeto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *