Soredake That’s it, un experimento muy extremo

Soredake that's it

Hoy descubrimos una película japonesa reciente, la verdad es que bastante extrema, pero no un taquillazo como solemos reseñar, sino una película más bien independiente y experimental. Soredake That’s it es una historia simple bajo un concepto de película nuevo, algo transgresor y muy agresivo, es en realidad un thriller sobre bandas callejeras, pero tiene implícito un contenido mucho más allá de eso. La empezamos a ver por afinidad con su protagonista, sin saber lo que nos disponíamos a ver, pero acabamos descubriendo algo que nos gustó, como mínimo por su originalidad.

Soredake That's it
Una acción frenética

El protagonista es un joven homeless en Japón que sólo persigue dos cosas en la vida: sobrevivir y encontrar a su padre para matarlo; resulta que, de pequeño, su padre vendió su partida de nacimiento y lo abandonó, por lo que ahora se ha convertido en un fantasma sin identidad. Un día roba una cartera de una taquilla, pero ésta resulta ser de un mafioso y, además de dinero, contiene un disco duro con una información muy valiosa. Nuestro protagonista tendrá que huir de la mafia, pero al mismo tiempo se verá atraído por ésta para intentar localizar a su padre. Con la ayuda de una amiga intentarán ser más listos que las mafias, pero descubrirán algunos agentes en un escalafón superior que no esperaban. Después de muchas penas, al final irán directos hacia su objetivo.

El argumento es bastante simple, mucho más cuando piensas sobre qué trata la película, que cuando la vas viendo paso a paso; pero la gracia no está en lo que dice, sino en cómo lo dice. El estilo es algo que nos recuerda a algunos experimentos de otras películas que ya hemos visto, pero que en realidad es una idea completamente nueva.

En realidad la película consta de dos partes, la primera en la que el protagonista es una alma perdida y está desesperado, se la pasa toda corriendo, escapando y sin un rumbo fijo. Ésta parte está rodada en un casi blanco y negro (no completamente), con unas cámaras muy subjetivas y una acción siempre en primera persona o con primeros planos muy cercanos, siguiendo al protagonista en todo lo que hace. La segunda parte empieza justo a mitad de metraje, después de la muerte y resurrección del protagonista (aunque no sea la única vez que sucede en la película, ya que tal como él sueña, es inmortal hasta que cumpla su misión en la vida); ésta parte ya coge todo el color posible y adopta otro aire, menos frenético y algo más amigable, con un protagonista más heroico, una relación íntima con su amiga y unos objetivos claros.

En las dos partes gozamos de unos planos muy cortos, muchos cambios de cámara y una velocidad constante que impregna las escenas de dinamismo y agresividad, todo acrecentado por música punk japonesa y algunos sonidos aún más estridentes; con una sensación aún más personal al tener unos escenarios vacíos (no hay absolutamente nadie en las calles de la ciudad) y una persecución constante de una banda fantasmagórica al protagonista.

Soredake That's it
Final de fiesta tremendo

Sin duda, ésta es una visión muy personal del director Gakuryu Ishii (Gojoe, Electric dragon 80000V) de quien todavía no habíamos visto nada hasta ahora, pero que intentaremos recuperar porqué nos ha convencido completamente, con una película que, aunque no lo parezca, tiene detrás un gran trabajo de fotografía y mucho trabajo pensando cada una de las escenas.

También nos ha convencido, y eso ya lo suponíamos, su protagonista Shota Sometani (Tokyo tribe, As the god’s wil), con una gran presencia delante de la cámara y una actuación excesiva y perfecta para una película así; igualmente su compañera Erina Mizuno (Leson of the evil) con un papel más pequeño, pero igualmente brillante.

En definitiva, una película completamente extrema, sin nada de gore, pero con un frenetismo brutal, acción pura porque sí, pero con algo de mensaje detrás y un poco de misticismo.

  • Lo mejor de la película:

Cada vez que vemos una película de Shota, nos gusta más.

  • Lo peor de la película:

El villano final es poco carismático, pero se compensa con los otros dos mafiosos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *