Tai chi 0 y la esperanza del steampunk

Cuando os anunciábamos de que trataba la película que estamos reseñando hoy (hace ya bastante tiempo, de hecho en unas de las primeras katanotícias de nuestro blog), nos emocionamos mucho, se anunciaba como una innovadora película de artes marciales al estilo steampunk. Por fin, después de todo este tiempo, hemos podido disfrutar de Tai chi 0 y nos hemos encontrado con una producción de China algo distinta de lo que nos esperábamos, pero no por eso peor, al contrario, una buena experiencia en 3D llena de artes marciales y de humor entro lo absurdo y lo referencial. Además con un tráiler al final de la película que nos deja con muchas ganas de ver ya la segunda parte.

tai-chi-0-
Buenas artes marciales

La historia empieza con un soldado que tiene una extraña protuberancia en la cabeza, enseguida nos damos cuenta de que se trata de algo muy extraño que no tiene casi nadie, que si lo aprietas, conviertes a la persona en una máquina de luchar, pero que con el tiempo puede llevar a esa persona a la muerte. El protagonista se entera de eso, pero no puede dejar de luchar, por eso se dirige a un pueblo en el que se utiliza una arte marcial no violenta (el Tai chi); allí lo tendrá difícil porque resulta un pueblo muy cerrado a los extranjeros y que quieren conservar sus secretos por encima de todo, pero se los acabará ganando con mucha perseverancia y su buen aprendizaje de las nuevas artes marciales. Antes de eso, pero, un antiguo habitante del poblado regresará con nuevas ideas de la ciudad, intentando introducir el ferrocarril y usando una potente máquina de vapor para ello; éste también llevará un rencor escondido contra el pueblo que acabará aflorando y creando una lucha entre la gente del pueblo y los soldados de la gran ciudad.

No nos podríamos haber quedado más impresionados con el inicio de la película, un auténtico espectáculo de lucha que nos demuestra que estamos a punto de ver una película de calidad (o al menos con un  buen presupuesto y gente que sabe muy bien lo que hace. Más adelante se ralentiza la cosa en cuanto a acción, pero es entonces cuando empieza la parte más divertida con algunas referencias a diferentes personajes del mundo del cine de China y Hong Kong, con muchas escenas al más puro estilo de los cómics o de los videojuegos (tanto en las luchas, presentaciones de personajes, etc.); y ya en la parte del desenlace, la cosa flojea un poco, con una lucha final bien rodada y coreografiada, pero sin la espectacularidad de otras escenas y con una impresión final que te deja como de que has visto una película más, no algo especial como prometía. Sin embrago, no nos desanimamos porque sabemos que se trata solo de la primera de lo que será una trilogía, y visto el tráiler de la segunda parte Tai chi Hero, si que se nos promete algo más épico y con sustancia.

tai-chi-0-
Y un poco de steampunk

Como habréis deducido el guión tampoco es gran cosa, algo sencillo y más bien típico de las películas de artes marciales, eso sí, el director introduce el tema del steampunk, aunque sea con sólo una máquina de vapor y de manera un poco forzada; pero al menos intenta dar un poco de originalidad.

En cuanto al apartado técnico, ahí sí que no tenemos ni una sola queja; todas las escenas e imágenes están muy logradas, buscando siempre la toma más visual y espectacular, sin abusar de los efectos CGI y con un buen uso del 3D (cosa en lo que los chinos ya saben más que los americanos); las coreografías son casi perfectas, gracias a su gran director de acción, el conocidísimo Sammo Hung y la música impresionante y roquera algunas veces, algo más normal en otras ocasiones; todo el conjunto nos ofrece una espectáculo digno de ver, sin grandes artificios, pero a la altura de cualquiera de las grandes.

Hablando de su equipo, su director Stephen Fung es la primera vez que nos demuestra realmente lo que vale, aunque antes había hecho de actor en algunas películas, sobretodo en comedias. Los protagonistas Yuan Xiaochao y Angelababy, también son bastante novatos, pero la película se complementa con estrellas de la talla de Tony Leung Ka Fai (Detective Dee, Election) o Daniel Wu (Naked weapon, Overheard) y algunas apariciones estelares.

En definitiva, aunque nos esperábamos una obra épica de artes marciales llena de elementos steampunk y de sorpresas y al final nos hemos encontrado más bien con una comedia basada en las artes marciales, no podemos decir que no nos haya gustado; no era lo que esperábamos, pero resulta bastante atractiva y entretenida, además de estar seguros que con el resto de la saga se acabará completando perfectamente y desarrollando una historia buenísima.

  • Lo mejor de la película:

Los primeros 15 minutos son realmente espectaculares y con más acción que todo el resto de película junta.

  • Lo peor de la película:

Esas expectativas tan grandes que a veces se crean y que son muy difíciles de cumplir.

Para que no os desaniméis, como hicieron en el cine, os dejamos con el trailer de la segunda parte: Tai Chi Hero:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *