Dead sushi, el guión más original de Japón

Dead sushi

Hace unos días que os estamos reseñando cine asiático más o menos serio o no tan extremo, pero hoy volvemos con lo que de verdad os gusta, un poco de splatter japonés! Y es que después de ver Dead sushi de nuestro gran ídolo Noboru Iguchi, podemos decir que el género no está muerto y que el cine asiático extremo sigue dando caña siempre que puede. La película tiene todo lo que ha hecho grande a este género: sangre, sexo, acción, karate y sobretodo mucho, mucho humor en una idea totalmente disparatada.

Dead sushi
Rina Takeda dando ostias

Todo empieza con una aprendiz de cocinera de sushi, hija de un gran maestro que no hace más que despreciarla; ella se va a trabajar a un resort dónde es la más negada de todas las chicas que allí trabajan. Cierto día, un ex-empleado enfadado mete en el resort una especie de mutante que hace que los sushis cobren vida y empiecen a matar a todos los clientes, convirtiéndolos más tarde en zombis, con lo que el resort se convierte en un verdadero caos. Por suerte, nuestra protagonista, además de cocinera también es aprendiz de artes marciales y con la ayuda de un pequeño sushi parlante que la acompañe, intentará acabar con la amenaza que puede acabar con el mundo entero.

Nos encontramos delante de una de esas películas sin pausas y sin concesiones, aquí todo está permitido excepto el aburrimiento, desde los zombies hasta las escenas más sexys, pasando por peleas, gente rara, chicas guerreras o artes marciales (más o menos).

Además de un guión que desborda originalidad por todos lados, una idea que no se le podría haber ocurrido a otro y que, seguramente parte de la animación del logo de cuando se hacían películas de la sushi typhoon (ya sabéis cuando salía el sushi en movimiento), la película es original en muchos sentidos, y es que de nuevo, como suele pasar con este director, no se trata de un splatter radical como podrían ser los de Yoshihiro Nishimura, sino que es más bien una película multigénero con lo mejor de todo lo que nos gusta a los amantes de este tipo de cine.

En el apartado técnico no os podemos decir mucho más que el resto de estas películas, y es que con unos efectos especiales y maquillajes de Yoshihiro Nishimura, que más se puede pedir; siempre es un sello de calidad en unas películas de presupuesto limitado, aprovechando elementos de otros de sus trabajos y haciendo lo imposible e inimaginable.

Dead sushi
Otros bichos además de sushis

En cuanto a la actuación, esta vez, al ser una película bastante enfocada a las artes marciales, aunque siempre con su especial humor y toda su sangre, Iguchi ha optado por una protagonista que tuviera experiencia y que diera el pego dando patadas; aunque no nos han gustado mucho sus otros trabajos y aunque no acabamos de creernos sus peleas, Rina Takeda (Karate girl, Kunoichi) hace aquí un papel decente, sin acaparar todo el protagonismo y dejando el mayor peso de la película a las criaturas de Nishimura, dando sus patadas y haciendo sus tonterías, pero ya dejando la seriedad a un lado. También tenemos aquí al fetiche de Noboru (y de muchos otros) Asami, con la que ya colaboró en películas como Machine girl o Robogeisha y que aquí deja aparte su lado más salvaje y nos muestra su cara más humorística (con baile robótica incluido). En general no es una película que requiera muchos esfuerzos interpretativos, así que en este tema tampoco pedíamos demasiado.

Dead sushi
Siempre grande Asami, con las chicas

Como ya hemos dicho, su director es Noboru Iguchi, uno de nuestros habituales y favoritos, director de maravillas como Karate robo Zaborgar o una parte de Mutant girls squad, a los que no lo conozcáis, es que no habéis leído nada de este blog, porque anda que no hemos hablado de él, hasta tiene su propio tag. Además de la película, ha hecho una buena promoción, con el grito de guerra de Sushi! Por todos los festivales y con su especial simpatía y acercamiento a todos sus fans; por fin pudimos conocerlo en persona y la verdad es que es mejor de lo que pensábamos.

En definitiva, a los fans más radicales del género splatter, quizás les parezca algo simple, tonta y poco radical; pero esto es lo que la diferencia de las demás, esta es una película sobretodo con mucho humor, una buena parte de artes marciales, un punto sexy y algo de sangre (pero sin exagerar más de lo necesario). Para los que simplemente quieran lo más absurdo y cómico que caracteriza a los japoneses, en seguida la acogerán.

  • Lo mejor de la película:

Chillar Sushi cada vez que aparece uno en la pantalla, hace que el cine se convierta en una fiesta.

  • Lo peor de la película:

No nos entusiasma Rina Takeda, aunque admitimos que aquí está muy sexy y no lo hace del todo mal, a ver si consigue más papeles humorísticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *