Toyo gore police, el Nishimura original

Tokyo_Gore_Police

Hoy queremos reseñaros algo muy importante, una de las cosas que casi creó este blog y que hace mucho tiempo, casi des de que empezamos, que deberíamos haber hecho, pero ya sabéis, van saliendo otras cosas y se va quedando relegado; no obstante ya nos ha ido muy bien hacer un revisionado de uno de los más clásicos del splatter japonés, y os hablo de la obra más conocida de Yoshihiro Nishimura, la que le dio casi toda la fama: Tokyo gore police, o como trasladó lo que ya se venía haciendo en Japón hace un tiempo a todo el mundo.

Tokyo gore police
Los ingenieros

La trama es algo inusual, existen un tipo de locos asesino llamados los Ingenieros, que al perder algún miembro de su cuerpo lo regeneran con algún tipo de arma, y que solo piensan en matar. Para ellos la policía de Japón se ha tenido que privatizar y radicalizar, convirtiéndose en la Tokyo gore police; dentro de ella existe una agente muy eficaz y radical, capaz de cargarse a cualquiera que atente contra la sociedad. La película transcurrirá entre la búsqueda y captura del científico que inició la creación de los ingenieros y que ahora está matando por todo el país, y la búsqueda del asesino de su padre (un policía de élite y estricta moral); para ello antes tendrá que luchar contra muchos asesinos y mutantes.

Aunque parezca una trama cañera y alocada, no lo es tanto como lo debería de ser una película de este género; es más, el ritmo de la película es bastante pesado, y la imagen oscura y sucia, creando más una historia de investigación y acción que una obra de pura diversión, que es lo que se busca en estos casos, y es lo que le puede dar la mayor exageración y conseguir la complicidad del público.

Sin embargo, sí que podemos decir que nos encontramos delante de una película única, no solo por ser la primera película japonesa que intentó trasladar el género a un sector más comercial y poderse vender a otros países (sobretodo a USA) ya que en Japón no gustaba mucho, además de ser la precursora y casi creadora de la Sushi Typhoon (la distribuidora japonesa que hace el cine más radical para venderlo al exterior); también es única al haberse convertido en una de las más bestias de la historia, aunque después se note que este era casi su único objetivo.

Tokyo gore police
Chorros de sangre

Lo que mejor la define es sangre y mutilaciones en todo momento, efectos especiales baratos, pero más que efectivos, los peculiares aspersores de sangre por doquier tan usados por Nishimura, un contenido sexual y perverso más bien explícito (sin llegar a la pornografía) y un continuo de las mejores mutilaciones que uno pueda imaginar; también todos los diseños son increíbles, tanto de vestuario, como de monstruos o de personajes en sí, es algo que hace destacar mucho la película sobre las de serie B, está todo muy cuidado. Eso si, casi no cabría dentro del género del splatter al no buscar ese humor exagerado y tonto que hacen todos; tan solo lo hace a través de recursos como los anuncios a mitad de película, la locutora de radio que nos cuenta lo que necesitamos saber y sobretodo las luchas finales, que aunque no estén demasiado bien coreografiadas (supongo que es difícil moverse bien con tanta prótesis), si que tienen un humor que nos hace reír para todo el resto de película.

La protagonista representa todo un ídolo para nosotros, una policía con mucho estilo, tanto al moverse y tratar con la escoria, como al vestir (con un conjunto policial, serio pero en minifalda y corbata) o al empuñar su katana que lleva a todas partes. Está interpretada por Eihi Shiina, que aunque no es la mejor actriz que hemos visto, si que sabe moverse y posar para la cámara, ya la vimos en Audition o Vampire girl vs. Frankenstein girl.

Y el director es uno de nuestros favoritos, el omnipresente Yoshihiro Nishimura, en lo que fue uno de sus primeros trabajos (no AV) y que lo catapultó a la fama; sobretodo aprovecha bien su experiencia como maquillador y creador de grandes efectos especiales y el cuidar más la apariencia de todo lo que sale en pantalla que la historia en si. Él mismo hace un pequeño cameo al principio como ejecutado por la policía, y hace aparecer también a sus amigos Sion Sono y Tak Sakaguchi.

En definitiva, si queréis ver una película que ya forma parte de la historia del splatter japonés, una de las más radicales y con mayor número de muertes, mutilaciones y miembros amputados no os la podéis perder.

  • Lo mejor de la película:

Todos los ingenieros y sus prótesis, pero también el diseño de los policías.

  • Lo peor de la película:

Que la veamos después de Machine girl con todo lo que ha copiado de ella (las armas en las extremidades, la leche de los pezones ácida, la putas del infierno…)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *