Un heroic bloodsheet por todo lo alto con Exiled

Exiled

Empezamos la semana con una auténtica delicia, y es que no podía ser menos viniendo de la mano de un director de renombre como Johnnie To; hemos visto Exiled, que aunque no pertenezca a la edad de oro del Hong Kong noir, pues es una película bastante actual,  si que sigue su estilo completamente, adentrándose en lo que es un auténtico heroic bloodsheet, pero con el estilo y el buen saber hacer que ha conseguido To después de tantos años a la dirección y después de rodar tantas películas de género negro. Así que hemos visto con un genial director y un elenco de actores que ya son unas verdaderas estrellas y que se han ganado su fama a pulso, nada puede salir mal.

Exiled
La imagen de la película: todo actorazos

La historia no es demasiado complicada ni original, una de tantas aventuras de las tríadas, en realidad lo que hace grande a esta película es su estilo, pero esto ya lo comentaremos un poco más adelante. Un miembro destacado de las tríadas es acusado de traición, y dos hombres se dirigen a su casa a matarle; sin embargo, hay otros dos hombres que también lo buscan para defenderle de los primeros, aunque en verdad los cinco ya se conocían desde hace mucho tiempo, de haber trabajado y crecido juntos, ayudándose gran cantidad de veces. Después de una pequeña trifulca, los cinco deciden que no pueden matarlo, pero que debe desaparecer igualmente y para eso necesita dinero, por lo que se dirigen a buscar un trabajo rápido y bien remunerado. Después de descartar propuestas como la del robo de una gran cantidad de lingotes de oro, deciden que lo mejor será matar a un jefe de una banda en Macau, que se está volviendo demasiado poderoso; el trabajo no sale muy bien y nuestro protagonista acaba muriendo, mientras que el jefe sólo queda herido. Los cuatro restantes deberán huir de las tríadas como sea, ya que ahora son de los más buscados, pero en su huida encontraran alguna sorpresa inesperada que les alegrará el camino.

La película queda bastante bien dividida en tres partes: en la primera se juntan todas las características de un heroic bloodsheet, pasándole la mano por la cara al mismísimo John Woo, con unos tiroteos cruzados espectaculares y una camaradería como nunca se había visto anteriormente; pero ya en la segunda, empieza la huida de los cuatro triadas y cambia bastante de registro para convertirse en una road movie nada convencional, tirando más de un camino a seguir y una búsqueda sin final, encontrando obstáculos y personajes diversos; y todo esto para acabar en una escena final apoteósica, en un gran festival de tiros y sangre por doquier que dejará con la boca abierta a cualquiera de vosotros.

Exiled
Unas escenas fascinantes

Aunque parezca una película llena de acción y muy cañera en todo momento, Johnnie To tiene un estilo muy distinto al de John Woo y en realidad si la vemos como es debido, el ritmo general es bastante tranquilo, conjugando unos planos muy detallados y rebuscados con una música siempre nostálgica y pausada, describiendo toda la historia con mucha calma y aprovechando muchos momentos completamente detenidos, aunque no por eso se hace en ningún momento aburrida, sino que te deja disfrutar del paso del tiempo contándote una historia que quizás no sería suficiente como para llenar una película, pero que To rellena perfectamente con algunos planos sólo para mostrar las emociones de los personajes o tenernos esperando qué sucederá a continuación; incluso así, también os diremos que esa tranquilidad se ve en muchas ocasiones alterada por espectaculares escenas de acción, tiroteos cruzados entre múltiples actores, tanto que, si te despistas un momento te puedes quedar sin saber qué ha pasado durante ese segundo y querer rebobinar para que no se te escape nada; y jugando también con algo de sentido del humor, no exagerado ni de mal gusto, sino algo más sutil y basado en la complicidad entre sus personajes, tan sólo para reforzar su humanidad y el realismo de su relación.

Así ya deberéis haber visto que la parte más fuerte de la película es su ritmo, fotografía, música y escenas de acción, todo perfectamente orquestado y combinado por Johnnie To (Election, Running out of time) un director con el que se acierta casi siempre (sobretodo con cualquiera de sus películas de acción). Pero todo esto no sería posible sin unos actores que fueran capaces de expresar todas estas emociones tan intensas (a veces con tan solo una mirada) y de rodar las escenas de acción tan preparadas, así que To repite aquí con un equipo de élite con el que ya trabajó en otra de sus películas (The misión), todos unos excelentes actores en el mejor momento de sus carreras: Anthony Wong (Infernal affairs, The twins effect), Francis Ng (The last Tycoon, The warring status), Nick Cheung (The duel, Election) y aunque no sea principal Simon Yam (Election, Breaking news) que le da un toque de calidad.

En definitiva, si os apetece ver una película llena de acción, con una historia típica de tríadas, pero con un suceder bastante calmado y poético y que podría rivalizar tranquilamente con cualquiera de John Woo, no dudéis ni un momento en elegir Exiled, no os arrepentiréis.

  • Lo mejor de la película:

Unas actuaciones increíbles de todos sus personajes.

  • Lo peor de la película:

Yo habría buscado una historia algo más rebuscada, aunque así se puede dedicar a profundizar en otras cosas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *