Veteran, un thriller entretenido

Veteran

Motivados por el reciente Festival de Sitges, hemos decidido ver la ganadora de este año del Premio Focus Asia (aunque no el único premiado asiático, sí el dedicado exclusivamente a este cine); y fue nada más y nada menos que Veteran, otro thriller coreano. Al principio temíamos nuestras reticencias, ya que últimamente se están haciendo muchas películas muy parecidas en Corea y eso ya empieza a desmotivarnos para ver según qué títulos, pero no podíamos quedarnos sin reseñar un premio cómo éste. Os avanzamos que no es un thriller oscuro ni psicológico como muchos otros, sino que se trata más bien de un thriller policial denunciando la corrupción del poder, igual que algunos pasados del mismo director, muy en su estilo.

Veteran
Unos secunadrios de quitarse el sombrero

La historia trata sobre un grupo de policías (o más bien uno de ellos), encargado de destapar casos de contrabando en Corea del Sur; pero además de su trabajo regular, tiene una vida personal y unos amigos, uno de ellos es un camionero con un hijo, que se queda sin trabajo por un ERE en su empresa, sin cobrar por despido y sin manera de subsistir. La compañía para la que éste trabajaba es un gran conglomerado de empresas, con un jefe que ha sido impuesto por herencia y que en realidad es un joven al que sólo le gusta la droga y la violencia; así que viendo las quejas públicas del transportista, lo sube a su despacho y se pasa con él hasta tener un fuerte accidente y dejarlo en el hospital. El policía se dará cuenta en seguida de que no ha sido un accidente y empezará a investigar por su cuenta lo que ha pasado, pero detrás hay muchos intereses y mucha gente con poder que no querrá que se sepa nada, por lo que hará todo lo posible por tenerlo oculto.

En realidad no es la típica película coreana, ya que tiene un ritmo bastante bueno (con alguna excepción) y se basa más en sus protagonistas que en la historia en sí o en los sentimientos que éstos tienen, consiguiendo unos personajes muy bien definidos y con bastante carácter (aunque en realidad sean algo planos).

Con un principio muy prometedor, una música moderna y muy movida para acompañar una escena de acción potente al mismo tiempo que divertida y que nos sirve perfectamente de presentación de los personajes (tanto principales como secundarios) y para ver el papel que juagará cada uno en cualquier historia. Después la película se va desinflando un poco, pero consigue mantener algo de interés, aunque la trama tampoco sea gran cosa.

Veteran
Pero un villano de pena

Teniendo en cuenta los últimos trabajos de Ryoo Seung-Wan (The unjust, The Berlin file) vemos que es un director que se está especializando mucho en poner de relieve la corrupción, espionaje, el abuso de poder, etc… que ve en su país, intentando distintas fórmulas: en The unjust, hizo una película con algo de acción, pero en la que lo más importante era toda la trama y como se iba descubriendo, pero quizás le faltó algo de ritmo; en The Berlin file intentó darle mucha más acción a toda la película en general, pero entonces quedó una trama bastante lineal. Aquí ha conseguido darle un buen ritmo, con sus altibajos, pasando de escenas de acción bien rodadas y editadas a otras más de investigación o trama personal, quizás se nota una gran caída al principio de la segunda parte, cuando la investigación empieza a ser bastante repetitiva y tediosa. En cuanto al argumento, quizás vuelve a pecar de algo demasiado sencillo para gustar a una mayor cantidad de público, pero vemos que aunque tiene algo de miga, no nos llega a atrapar y que puede que sólo sea bien comprensible para quien haya consumido cocaína y sepa que los sentimientos del villano pueden ser reales.

El otro punto de apoyo son los personajes, tanto los protagonistas, como los secundarios, con unos personajes muy definidos y con unas personalidades muy fuertes (quizás demasiado para ser realistas), con un reparto encabezado por Hwang Jung-Min (The unjust, New world) con mucha gracia y saber hacer, unos secundarios bastante logrados, pero con un villano interpretado por Yoo Ah-In, y aquí falla la cosa, porque nonos lo creemos ni un momento, y éste es un papel crucial.

En definitiva, una película bastante entretenida, bien para pasar el rato y para el público general, con un ritmo y una acción trabajados y una calidad bastante decente, pero carente de ningún interés especial; no nos aporta nada de nuevo.

  • Lo mejor de la película:

La primera escena en el puerto, mucho mejor incluso que la pelea final.

  • Lo peor de la película:

Un villano algo patético.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *