Diversión asegurada en Go Goa gone

En esta semana que estamos teniendo de cine tan duro, no nos podíamos olvidar de Bollywood y hemos encontrado una película muy reciente que nos ha venido de perlas, se llama Go Goa gone y en realidad es una comedia de zombies, con todas la características más típicas del cine indú, pero siendo una gran producción, a medio camino entre Medio flipados y Bienvenidos a Zombieland; toda ella bastante típica, pero se nota la diferencia cultural y con un sentido del humor muy bueno.

Go Goa gone
Los típicos amigos fumetas

Los protagonistas son tres chicos (uno que se entera que su novia le estaba estafando, otro que pierde el trabajo y otro que consigue un viaje de trabajo a Goa), todos ellos bastante colgados, se pasan el día fumando y bebiendo y sin parar de hacer tonterías; como no tienen nada mejor a hacer se van a Goa los tres en busca de chicas y fiesta. La primera noche encuentran una rave que organiza la mafia rusa en una isla perdida y de difícil acceso, así que van por la noche a buscar un poco de marcha, la fiesta es todo un desfase y a cierta hora de la noche, incluso pasan las chicas repartiendo drogas para todos los asistentes. A la mañana siguiente despiertan los tres en la playa, sin acordarse de mucho, pero pronto ven cosas raras y se enteran de que todos los asistentes que tomaron la droga se han convertido en zombies; junto con una chica de la fiesta y un par de mafiosos deberán sobrevivir a pesar de sus tonterías de fumetas, y para salir de la isla tendrán que esperar hasta la mañana siguiente, por lo que les queda un día entero de esquivar y matar zombies sin parar.

Ya os hemos dicho que la película tenía elementos de más de un género, y es que la primera media hora parece completamente una película típica de fumetas que van teniendo problemas por culpa de las drogas, pero que se lo saben pasar en grande; esto en realidad es solo una introducción para que conozcamos a los protagonistas, porque a partir de entonces y cuando ya tenemos a todos los personajes ubicados y bien definidos empieza la acción y los zombies, siguiendo con el mismo humor y tonterías que antes pero de una manera mucho más contundente.

Go Goa gone
El ruso-indio, lo mejor de la película

Por supuesto no esperéis ver aquí una obra maestra, ni una película con unas excelentes escenas de acción, ni siquiera algo con un guión bien trabajado e interesante, sólo es humor absurdo, mezclando lo que sería una película más comercial y al más puro estilo Hollywood, con otros momentos mucho más salvajes e incluso con bastante sangre y algunas vísceras volando por ahí, pero sobretodo una película totalmente gamberra y fuera de sitio, con un humor bastante infantil y tonto pero con el cual es imposible no reírse.

El apartado técnico es más que decente, aunque no se gaste en el maquillaje de los zombies (que en este tipo de películas suele ser lo más importante), estos casi ni se ven y todo el peso recae sobre el grupo protagonista, todos con un carácter muy típico pero exagerado; la filmación se ve perfecta, digna de una gran producción, tanto por su fotografía, sus escenarios, sus planos… pero sobretodo, lo que más nos ha gustado (y no podía ser de otra manera) ha sido su música, toda indú pero muy bien buscada, nada tradicional y sabiendo mezclar su cultura con hip hop, con techno, con rock duro e incluso con música algo infantil, siempre muy adiente al momento en que nos encontramos.

También destacaríamos las actuaciones, de sus dos protagonistas: Kunal Khemu y Vir Das que lo hacen realmente bien, sabiendo sacar lo mejor de unos papeles tan tontos; pero sobretodo el ruso Saif Ali Khan un experimentadísimo y guapo actor (aunque aquí no lo aparente) y que sobreactúa de una manera exageradísima dándola una gran personalidad tanto a su personaje como a toda la película en conjunto, sin él no habría sido lo mismo.

Todo esto ha sido dirigido por Raj Nidimoru and Krishna D.K., dos directores poco experimentados pero en los cuales se ha confiado mucho al poner en sus manos un proyecto con un presupuesto tan importante como este.

En definitiva, una película divertidísima y muy entretenida, con algunos toques de violencia y sangre, pero sobretodo mucho gamberrismo, drogas, chicas… algunos podrán decir que se han copiado de las películas de moda de Hollywood como Resacón, pero aquí le han sabido dar un toque especial difícil de conseguir fuera del país.

  • Lo mejor de la película:

El personaje de Boris, aunque salga poco y no hable mucho, tiene una chulería de esas que nos encanta.

  • Lo peor de la película:

Que durando casi dos horas se nos haya hecho tan corta; a la espera de una segunda parte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *