Algo más que pura acción en The viral factor

Queréis una película de acción made in Hong Kong? De esas que son capaces de ofrecernos una cantidad ilimitada de persecuciones, tiros, peleas y explosiones? Pues creo que con la siguiente película vais a poder tener todo esto. Se trata de The viral factor es la última película de algunos grandes del cine de acción de Hong Kong más querido por todos, sin embargo hemos tenido la impresión de que no llega a ser todo lo que podría o lo que esperábamos en una época en que ya se han visto muchas películas similares y lo que el público quiere es algo innovador o que le aporten nuevas experiencias.

viral-factor
Actores muy capaces

La historia empieza con el desarrollo de un virus muy letal que puede funcionar como arma biológica súper potente. La Interpol lo averigua y quiere destruirlo, pero sólo el científico que lo ha creado sabe dónde se encuentra ubicado y su composición; por un comando lo tiene que escoltar, encontrándose en su camino con un grupo de terroristas que los atacarán y robaran el compuesto. Durante la batalla, el protagonista es alcanzado por una bala y debido a eso, ve que le quedan pocos días de vida, en la misma batalla matan a su novia, que trabajaba con él; por eso lo último que querrá hacer es recuperar el virus y vengarse de quién le ha hecho eso. En su búsqueda de los terroristas se encontrará con su hermano del que no sabía nada hasta hace poco, y que por una casualidad estará de parte de ellos. Los esfuerzos del protagonista ahora ya no serán solo por vengarse y salvar a la humanidad, sino también para ayudar a su hermano y hacer que este se pase al lado del bien.

Sabemos que el guión es muy poco original, y os podemos asegurar que incluso se ve algo rebuscado en algunos de sus puntos (como el encuentro de su hermano), pero también podemos deciros que el punto fuerte de esta película no está en su historia, sino que se encuentra únicamente en sus escenas de acción.

La película empieza como ninguna, con una escena de batalla entre terroristas y antiterroristas al más puro estilo Counter Strike (con la misión de proteger al científico y todo), en una espectacular escena en la que no se ahorra ningún recurso y nos hace ver lo mejor de todas las armas, tácticas de combate, etc. Durante el resto de la película hay muchas escenas tan grandes como esta, desde persecuciones de coches (atravesando centros comerciales y todo), explosiones y armas mil en medio de la ciudad, tiroteos en los contenedores de un puerto y todas las escenas de enfrentamientos armados que os podáis imaginar. Además debemos decir que todas ellas están rodadas con gran maestría, con mucho cuidado en los planos, los efectos especiales, etc.

viral-factor
Grandes escenas de acción

Pero seguimos con más problemas de la película, y es que no solo en el argumento flojea bastante, sino que también lo hace en el ritmo general; así como las escenas de pura acción tienen un buen ritmo, no trepidante del que no se puede aguantar, pero si bastante rápido y bien logrado; cuando vemos la película como un conjunto, nos damos cuenta de que ésta se basa en ir alternando las escenas de acción con las que nos cuentan la historia, y lo hace intercalándolas una a una; eso rompe completamente el buen ritmo que se podría conseguir dándonos unos 15 minutos de cada, y más cuando las escenas de trama no es que sean algo flojas o aburridas, sino que a nadie le aportan nada, no creo que nadie que esté viendo la película se sienta mínimamente interesado por un argumento visto en el cine mil veces y con algunas partes sin sentido. Por nosotros, estas escenas de historia se podrían haber reducido al mínimo y habernos dado una película exclusivamente de acción, con un ritmo constante y sin un momento de descanso, eso habría sido algo más original y habría conectado más con el público que puede ver este tipo de películas.

Para que os hagáis una idea de lo que podría haber salido, sólo os diremos que el director de la misma es Dante Lam, que el año antes había hecho maravillas como Stool Pigeon o Fire of conscience. Y también los actores son de gran categoría dentro del cine de acción: Jay Chow (The green Hornet) y Nicholas Tse (Dragon tiger gate, Shaolin, Treasure Inn).

En definitiva, estamos delante de una película técnicamente más que correcta y con unas escenas de acción impresionantes; pero con un problema de concepto, cuando se ha querido buscar una trama rebuscada y se le ha querido dar más protagonismo de el que quería el público.

  • Lo mejor de la película:

La primera escena a lo Counter strike es impresionante.

  • Lo peor de la película:

La trama de sentimientos con el padre que no pinta nada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *