Phoenix Wright: Ace attorney los abogados más locos

Hoy volvemos con otra película de nuestro ídolo Takashi Miike, ya sabemos que hace muy poco os comentábamos otra, pero al igual que el pasado año, este hemos podido ver dos películas suyas casi seguidas, en este caso las dos humorísticas, en vez de una seria y otra infantil. Esta vez se trata de Phoenix Wright: Ace attorney, la adaptación de un videojuego de la Nintendo DS que gusta mucho a sus jugadores y que ha marcado, no sólo un nuevo tipo de juegos basados en juicios e investigaciones, sino toda una nueva estética basada en el manga que ha hecho estragos.

ace-Attorney
Protesto!!!

La historia es sobre un abogado que trabaja en la “liga inferior” y además no suele ganar los casos a no ser que lo ayuden. Un día obtiene el caso de su vida cuando un excompañero suyo, que ahora triunfa como uno de los mejores abogados del mundo, le pide ayuda en un caso, y nuestro protagonista acaba defendiendo en el tribunal a ese compañero contra el mejor de todos los fiscales (que nunca ha perdido ningún caso). Se trata de defender la inocencia de su amigo en un caso de asesinato con unas evidencias de culpabilidad muy claras; pero nuestro protagonista, con la ayuda de unos amigos, se las ingeniará para investigar bien lo sucedido y buscar pruebas que demuestran la inocencia del acusado y así intentar ganar un juicio del que todo el mundo piensa que no tiene posibilidades.

Supongo que todos los fans del juego ya saben de que va el tema y como se lleva todo el proceso, para los que no, diremos que no se trata de juicios reales como los que vemos en otras películas, sino que son más bien comedias enfrente de un tribunal, basándose todo el rato en interrumpir al otro o intentar ganar tiempo para pensar rápidamente alguna excusa o encontrar pistas de última hora que justifiquen las acusaciones.

Lo mejor de la película es, sin duda, su fidelidad al videojuego; nosotros no hemos jugado nunca, pero con algunas imágenes que hemos visto y algunos comentarios de los fans de verdad, nos hacemos la idea de cómo es y podemos decir sin temor a equivocarnos, que la película es completamente igual al juego en todos los aspectos, tanto en el estilo y la imagen, cómo en la forma de jugar y las pantallas que podemos ver, que aquí se copian idénticamente en algunos momentos de la película, incluso con algunas referencias que no son completamente iguales, pero que harán recordar grandes momentos y que los fans se rían como nunca.

PhoenixWright
La imagen del videojuego

Por todo esto podréis pensar que si no habéis jugado al juego, no os va a gustar tanto la película, pero no es así; es una película altamente disfrutable para todo el mundo, los que no saben ni de que juego se trata, se encontraran con una bizarrada más de Miike, un nuevo universo y un estilo casi increíble, con mucho sentido del humor y unas bromas muchas veces ridículas; pero para los fans del juego, nos encontramos con algo completamente diferente, es un trabajo de adaptación y homenaje que recrea todo lo que más les gusta y les divierte del juego y que no sólo les hace recordar buenos momentos, sino que además les hace reír muchísimo, poder comentar con compañeros o explicarla a los profanos y suponemos que tener una versión en cine que nadie más les podría haber dado.

El trabajo de Miike aquí es impresionante, no sólo se debe haber pasado horas jugando para comprender el espíritu del juego y lo que más gusta a sus fans, sino que se ha atrevido a gastarse un gran presupuesto y usar un montón de efectos especiales en una arriesgada aventura que nadie más sabía como iba a resultar. Por si no lo habíamos dejado claro, el resultado ha sido todo un acierto.

Y los actores que participan Hiroki Narimiya, Mirei Kiritani y Takumi Saito, así como todos los secundarios, podríamos decir que sobreactúan más que actuar, y que su mayor baza son las pelucas, los disfraces, etc. pero la verdad es que dan el pego en una comedia como esta.

En definitiva, una obra indispensable para los fans del juego, que encontrarán aquí su referencia básica y lo mejor que se podría haber hecho con este material; para los no-jugones, otra divertida película de Takashi Miike de estas tan locas que nos hace algunas veces, así como vimos Ninja Kids (aunque vada vez son menos frecuentes).

  • Lo mejor de la película:

Las pelucas y las emociones que ponen sus actores (sobretodo con el “protesto!”)

  • Lo peor de la película:

Si no eres jugador, como nosotros, ves a la gente a tu alrededor morirse de risa cuando hay algunas cosas que se te escapan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *