Chinese odyssey, la otra historia del rey mono

Hoy os traemos dos películas, ya que entre las dos conforman una historia entera y hemos creído adecuado contarlas como si fuera una sola o una saga completa. Se trata de una adaptación algo libre de la conocida historia china Viaje al oeste; en este caso dirigidas en Hong Kong y llamadas respectivamente A chinese odyssey: Pandora’s box y A chinese odyssey: Cinderella. Creemos que es una de las adaptaciones más famosas de este cuento, aunque no narre ninguno de los sucesos del mismo, pero gracias a su director y a su protagonista se hicieron muy populares en su país; aunque se basen en una historia ya conocida, no nos queda ninguna duda en que estamos delante de un wuxia de corte clásico, no sólo por su temática, sino por sus maneras también.

A chinese odyssey
Goku y su enamorada

La historia empieza en un escondite de un grupo de ladrones, el cual comparten sin saberlo con dos chicas demonios; cuando se enteran de que se encuentran al lado de una mujer araña y otro espíritu, dejan de complacerlas e intentan acabar con ellas. El líder de los ladrones, Joker, supuestamente es la reencarnación (después de 500 años) del rey mono, y esto es lo que buscan los demonios, pero también el rey toro lo está buscando, por lo que se esconde junto a las dos chicas en la cueva de las telas de araña; allí se enamora de una de ellas (aunque sea un demonio) y la otra quiere usarlo para tener descendencia; los planes salen mal para todos y la mal tiene un hijo de su ayudante, la chica buena se mata pensando que es de Joker y él encuentra una salida secreta dónde consigue la caja de Pandora, con esto podrá volver al pasado a resucitar a su amor, pero algo sale mal y regresa 500 años atrás.

En la segunda parte, 500 años atrás, se da cuenta de que en realidad es la reencarnación del rey mono, incluso encuentra a sus compañeros, el monje, el cerdo y el ogro. Ahora su misión es volver a conseguir la caja de Pandora de otra inmortal para volver con su amada en el futuro, por eso la enamora y casi la convence, pero vuelve a intervenir el rey toro, que se quiere casar con ella y la rapta. Él de mientras vuelve a la cueva y  encuentra a su amada, le pide matrimonio, pero ella se da cuenta de que se ha enamorado de la nueva inmortal, por eso lo deja; él piensa en qué hacer y acaba convirtiéndose en el rey mono para ir a salvar a su enamorada y a sus amigos del rey toro.

Como decimos, la historia no representa ningún acto concreto de Viaje al oeste, sino que a su fin, vemos como el grupo empieza el viaje, habiendo visto como llega el rey mono allí, desde el futuro hasta el pasado; todo es una licencia del director para aprovechar unos personajes ya creados y con personalidad y hacer un wuxia que guste seguro. Aunque la película empiece con una escena de la cual no nos enteramos mucho (el aprisionamiento del rey mono por parte de Buda), enseguida nos encontramos con el grupo de ladrones y toda la primera película se convierte en una broma seguida de otra, con algunas apariciones de demonios y seres extraños y con una historia que se va formando, pero una película de humor absurdo al fin y al cabo. Ya en la segunda película lo tenemos todo en su sitio y nos sorprende con un cambio completo de registro, manteniendo el humor absurdo de la primera, pero con una historia muy interesente, mucha acción y un romance con todas sus dificultades.

A chinese odyssey
Monstruos muy feos

La película tiene todos los ingredientes propios de un gran wuxia, e incluso de una gran película, monstruos y demonios por doquier (o disfraces de malotes), mucho humor absurdo y bromas de esas que a veces parecen de niños, pero que no podemos resistir a reírnos, luchas con espadas y demás armas fantásticas, algunos poderes especiales y efectos especiales de los clásicos, con rayos de luz, cables, etc., una gran historia, nada compilada, pero sí con subtramas románticas, personajes secundarios, etc. que la hacen más interesante, momentos de todo tipo: de risa, épicos, de acción, muy tiernos, de terror…

El director de esta maravilla es Jeffrey Lau, especializado en comedia como East mets west o Kung fu hustle; aquí sigue con su vena cómica, pero sabe muy bien como mezclarla con otros ingredientes para crear una película (o saga) muy completa; también es capaz de inventar una nueva historia sobre el mito del rey mono en vez de adaptar cualquier capítulo ya existente, como muchos otros.

A chinese odyssey
Y más monstruos

El reparto ha sido muy bien elegido, sobre todo los personajes principales: el rey mono interpretado por Stephen Chow (Kung fu soccer, From Beijing with love), que ya es toda una personalidad del cine cómico; Athena Chu, una guapísima y conocida actriz; hasta el director hace de Buda; con un reparto con mucha experiencia en general.

En definitiva, un wuxia del estilo que más nos gusta del que se hacía en los ’80 y ’90, con todos los ingredientes para poder gustar a todo el mundo, pero sobretodo con mucho humor y una historia de esas sencillas pero muy bien buscadas; imposible que a alguien no le guste.

  • Lo mejor de la película:

Que sea capaz de cambiar de registro con tanta facilidad.

  • Lo peor de la película:

Ver la primera parte y no la segunda, incluso recomendamos verlas inmediatamente una detrás de otra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *