El rey mono más espectacular en Journey to the west

Journey to the west

La película de hoy es una versión de Viaje al oeste que hacía tiempo que estábamos esperando, y es que después de anunciarla tanto, Journey to the west. Conquering the demons por fin ha sido publicada y hemos podido verla; somos bastante fans de la historia, tanto la original como muchas de sus adaptaciones, por lo que con las mismas ganas que teníamos de verla, también estábamos preparados para cualquier cosa que nos pudieran poner. Al final se trata de otra adaptación muy libre, pero que no deja de ser un wuxia moderno de estos que se han hecho recientemente en Hong Kong, son muchos efectos especiales, sin olvidar las artes marciales, pero un poco más flojo en la parte de la historia.

Journey to the west
Los protagonistas

El argumento nos traslada al principio de la historia, cuando el monje tripitaka aun estaba solo y no había conocido a sus acompañantes de viaje, y durante el transcurso de la película veremos como va conociendo a cada uno y las aventuras que tiene. Al principio ni siquiera es un monje, es más bien un caza demonios sin animo de lucro, que sólo quiere salvar a la gente, así llega a un pueblo y los salva de un monstruo-pez submarino, a la vez que desenmascara a un falso caza demonios y conoce a una guapa caza demonios, por lo visto bastante superior a él. Más tarde se dirige a un hostal, dónde un cerdo-demonio está matando a todo el que acude allí y lo está cocinando, cuando no puede con él, la chica de antes lo vuelve a ayudar, y aunque no lo liquidan, se salvan y hacen que huya de allí. Nuestro pobre protagonista acude a su maestro que le dice que sólo podrá matar al cerdo con la ayuda del rey mono, que lleva 500 años enterrado bajo una montaña por no obedecer a Buda; así que se dirige a buscarlo, pero por el camino sufre una emboscada de la chica, que se quiere casar con él, después de algunas disputas vuelven a encontrar al cerdo-demonio y a tres caza demonios de gran reputación, pero que no hacen nada. El chico puede escapar y acude hasta el rey mono Sun Wukong, que lo ayuda, pero también lo engaña para poder liberarse de su encierro, así se descubre que el rey mono es el demonio más poderoso y malvado de todos, y que ni siquiera los tres caza demonios más poderosos pueden con él; pero la fe en Buda es más fuerte que todo.

Aunque pueda parecer una historia compleja y llena de épica, no nos equivoquemos, des del primer momento se nos deja claro que habrá escenas espectaculares y grandes luchas, pero que la película se basará sobretodo en el buen humor y el puro entretenimiento; tenemos a unos protagonistas que son anti-carismáticos y a unos malvados, que aunque sean muy fuertes, son bastante tontos, así que tampoco se puede crear nada de grandes proporciones y mucha épica. También nos damos cuenta de qué representa cada lucha y cada enemigo, pero nos lo dan tan partido que cuesta un poco conectar las historias, más bien parecen capítulos distintos.

Journey to the west
Grandes efectos especiales

El apartado técnico es excelente, unos grandes efectos especiales montados siempre en CGI (quizás no se vean muy bien integrados con la realidad, pero se nota que son de clidad), unos escenarios brutales, tanto reales como imaginarios y un desfile de colores y movimientos por la pantalla que no te dejan despegarte de ella; también la música está muy bien lograda, sin ser nada del otro mundo, pero usando la misma melodía para distintas escenas, como en la fantasía que se hacía antes. Las escenas de acción y coreografías están perfectamente preparadas y ejecutadas, incluso en las peleas contra monstruos digitales, se nota una gran coordinación.

En cuanto al ritmo, os diremos que en ningún momento se hace aburrida, siempre hay acción, romance (divertido, no ñoño) o están pasando mil cosas, sin embargo, vemos que quizás las historias que se cuentan son muy diferentes y el cambio de una a la otra es bastante brusco e incomprensible, lo que no hace que quieras dejar de verla, pero si que pienses que necesitas una historia más coherente, aunque sea una película de humor.

Journey to the west
Y como no, el rey mono

El director de la cinta es Stephen Chow, un actor clásico de comedia de Hong Kong, que entre otras cosas ya hizo de rey mono en A chinese odyssey, ha dirigido pocas cosas, todas de humor y con todas ha tenido bastante éxito; aquí vemos que no es una trabajo genial, pero que puede gustar a todo el mundo.

En cuanto a los actores, destacaríamos a su protagonista Wen Zhang que apareció en Mr. And Ms. Incredible o Sorcere and the white snake; no lo hace del todo mal, pero se ve que aun le queda mucho para estar a la altura de los grande del humor; el que si que tiene un papel destacado y lo borda, aunque solo aparezca durante una pequeña parte del film, es Huang Bo, que hace de rey mono y que ya habíamos visto en películas como Lost in Thailand o Cow, aquí tiene un pequeño papel, pero cuando sale, se hace el dueño de la pantalla.

En definitiva, otra adaptación muy libre de Viaje al oeste, que mezcla a partes casi iguales acción, humor y romance, dejando el humor y el romance en un segundo plano, con una historia algo tambaleante, pero con una buena acción y sobretodo visualmente muy espectacular.

  • Lo mejor de la película:

El rey mono haciendo de viejo modoso, algo inesperado cuando sabes que está a punto de aparecer.

  • Lo peor de la película:

El rey mono como demonio, no asusta a nadie.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *