Chonqing Hot Pot, cine negro al estilo Hong Kong

Chonqing hot pot

Aunque Chongqing Hot Pot sea una película hecha en China, podríamos decir que tiene todas las características e influencias del noir cinema de Hong Kong. Con un equipo de dirección bastante novato, creemos que esta película ha conseguido llegar a una calidad (o al menos originalidad) inesperada para una producción de bajo nivel como ésta; lo que está claro es que se ha desmarcado del resto de cine chino que hay en la actualidad, frecuentado por grandes producciones de efectos especiales 3D o películas más políticas y morales en su mayoría.

Chongqing Hot Pot
Escenas entrañables

La historia empieza con tres amigos de la infancia, que han crecido e intentan buscarse la vida en un entorno más bien pobre y suburbial; con la idea de montar un restaurante de Hot Pot atrayente para hacerlo crecer y poder venderlo para ganarse un buen dinero, utilizan unas instalaciones subterráneas producto de los bunkers que se excavaron durante la guerra. Cada uno de los tres amigos tiene sus problemas y quieren deshacerse rápido de esta inversión, pero no es fácil, así que deciden ampliar el restaurante con sus propios medios para no gastar más, con la mala suerte de que van a tocar unos explosivos enterrados que hacen u n agujero en la superficie, ni más ni menos que en la cámara acorazada de un gran banco. Con toda la buena fe del mundo y por miedo a ser pillados, deciden no tocar nada y buscar una manera de tapar el agujero, usando la influencia de una vieja amiga de la escuela que trabaja en el banco; pero después de algunos problemas que complican demasiado la situación, todo se acrecienta con la aparición de un grupo de atracadores que van a robar el banco el mismo día que nuestros protagonistas intentan subsanar su error. Así que el lío ya está montado intentando demostrar su inocencia al mismo tiempo que quieren ayudar a los empleados del banco y huyen de un grupo de mafiosos que los persiguen.

Si algo bien hecho hay en esta película es que se basa en una idea original, aunque tenga una ambientación muy vista y existan muchas otras bastante parecidas; con una forma más que correcta de narrarla y unos personajes carismáticos y con mucha personalidad. Empezando con una escena impactante que nos muestra el atraco al banco sin saber todo lo que va a suceder al mismo tiempo y que va a complicar el hecho demasiado; y acabando con unas escenas de acción bastante fuertes que ocupan toda la parte final de la película y que van in crescendo desde una simple pelea hasta una persecución a lo bestia.

Chongqing Hot Pot
Pero también acción y violencia

Sin duda, se nota mucho la influencia del cine de Hong Kong en el director, sobretodo de otros directores como John Woo, Johnnie To o Ringo Lam, con unas escenas de acción muy típicas, pero no dejando que éstas ocupen la parte principal de la narración, sino que la película se basa mucho más en su trama y sus personajes que en otra cosa; consiguiendo mezclar la historia con muchas otras subtramas de cada uno de sus protagonistas: una pequeña historia de amor, problemas con el juego y las mafias, asuntos familiares, etc… pero sobre todo una gran historia sobre fraternidad y máximo compañerismo entre amigos (que algunos se atreven a llamar homoerotismo); con una gran definición de personajes que nos permite enfatizar con todos y cada uno de ellos a medida que va avanzando la historia.

Todo ello con un muy buen estilo de realización, un aprovechamiento de recursos en los que, aunque se cuente con un presupuesto más bien bajo, tampoco se intentan grandes hazañas y se busca el impacto a través de las sorpresas y la acción, más que con imágenes o secuencias espectaculares. Consiguiendo mantener un buen ritmo y bastante igual durante toda la película, con una gran aceleración en las escenas finales de acción.

Como ya hemos dicho, se trata de un  director novel Yang Qing, al que habrá que seguir los pasos, a ver si es capaz de seguir con esta calidad en sus futuros trabajos o aquí ya ha dado lo máximo de sí. Los actores si que tienen algo más de experiencia y representan uno de los puntos fuertes de la película, ya que sin ellos, los personajes no hubiesen podido tener ese carácter y definición, entre ellos Chen Kun (Mojin: the lost legend, Flying swords of dragon gate) o Bai Baihe (Monster hunt).

En definitiva, una película bastante original y sorprendente, al estilo Hong Kong y parecida a muchas otras que ya hemos visto, pero con una buena historia, unos personajes muy bien creados y una narración bien acompasada. Nada espectacular, pero muy digna de ver.

  • Lo mejor de la película:

El clímax no es tanto en la escena final, sino a mitad de la película, y esto es algo especial.

  • Lo peor de la película:

Algunos comportamientos de los personajes poco creíbles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *