Maniac hero, humor japonés controlado

Seguimos con cine japonés, y con más humor de ese que sólo ellos saben hacer; esta vez vemos la película Maniac hero (Hero mania: live), una comedia poco conocida, pero que tenía pinta de humor absurdo y extremo de ese con el que no puedes para de reír y que muestra la cara más loca de Japón. La premisa no es muy original, una copia de Kick Ass cambiando tan sólo los aspectos culturales y su significado moralista. Nos enteramos después de ver la película que se trata de otro live action, de un comic del que nunca habíamos oído hablar, pero que tiene pinta de bizarrisimo.

Hero mania: Live
Estereotipos japoneses

La historia empieza con el joven dependiente de una convenience store en Japón; cansado de todo, un día se encuentra con que uno de sus clientes habituales es un degenerado ladrón de ropa interior femenina, pero que también tiene algunas cualidades, y es que posee un montón de gadgets y pericia que le permiten acabar con un atracador. Juntos deciden que pueden formar un grupo de justicieros nocturnos para salvar la ciudad de la mala gente y, aunque son bastante desastre, ya en su primera actuación se les une un salaryman que lucha contra los jóvenes indecentes y con eso empiezan a aparecer en las noticias; más tarde también consiguen la ayuda de una colegiala muy guerrera, se hacen unos chandals iguales y empiezan sus andadas, luchando contra grupos de maleantes cada vez de más importancia. Su fama crece tanto que una empresa privada los compra y crea todo un ejército de protectores de la ciudad, pero con eso todo se burocratiza y pierde su sentido inicial, los miembros originales se van desligando, pero se acabarán reecontrando por culpa de una gran amenaza que acecha la ciudad.

Aunque pueda parecer una película muy bizarra y divertida y tenga todos los elementos y personajes para serlo, la idea es muy buena y no se trata de una mala producción, pero al cabo de un rato de metraje pierde bastante el interés, baja el ritmo drásticamente y se vuelve un poco monótona, con una estructura y unos temas bastante recurrentes. Tampoco podemos encontrar la acción que podríamos esperar; sí que hay algunas escenas de pelea, pero sin coreografía ni nada, todo de forma muy ridícula y falsa.

Hero mania: Live
Un grupo de héroes muy peculiar

Como ya dijimos, no es demasiado original, a estas alturas ya se han hecho unas cuantas películas con el mismo tema de personas normales que se intentan convertir en superhéroes; y aún siendo japonesa, no le aporta esas tonterías absurdas ni esos caracteres de los personajes que nos hacen pensar que están todos locos y que Japón es un mundo distinto al nuestro sino que, no sabemos si por querer exportarla, por ser demasiado familiar o por falta de imaginación, nos encontramos con una película que podría haber sido rodada en cualquier parte del mundo. Si le añadimos que el mensaje principal de la película no es el de la motivación de las personas locas, sino el de que las empresas privadas pueden comprarlo todo y cambiarlo para sacar beneficios, tenemos una película con muy pocos recursos creativos.

Todo y eso, la película es bastante entretenida, y aunque no sea delirante y bizarra como a nosotros nos gusta, a nivel familiar y de público masivo está bastante bien, sobre todo a nivel de personajes, que es el punto más fuerte que tiene, con unos antihéroes (gente muy fracasada que empiezan a triunfar) unos malos de pena (o más bien de risa) y todos los estereotipos japoneses representados en alguno de los personajes de la película (colegialas, salaryman, moteros…). El único problema es que los actores que los interpretan no son demasiado buenos, pero al ser una película de humor, se usa el truco japonés de la sobreactuación para disimular el talento y hacerlo más divertido; quizás la que más nos ha convencido ha sido Nana Komatsu (The world of Kanako) con su cambio radical de colegiala marginada a sex symbol peligrosa.

En definitiva, si buscáis humor japonés absurdo y bizarro, os podéis olvidar de esta película, si por el contrario sólo buscáis algo de entretenimiento ameno y que no os haga pensar mucho, esta es una película algo divertida, con un poco de acción (muy poca) y situaciones algo originales.

  • Lo mejor de la película:

El principio es muy atrayente, tiene una base genial.

  • Lo peor de la película:

El bajón de ritmo que se pega hacia la mitad, con todo el tema de la empresa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *