El desengaño de Badges of fury

Badges of fury

Aquí os traemos otra de las últimas películas de Hong Kong del 2013, y como no, otra de artes marciales; esta vez, Badges of fury está protagonizada por el gran Jet Li, aunque casi de manera anecdótica porque el protagonismo lo coge una joven promesa y la película en sí no es del todo de artes marciales, es una comedia bastante absurda (muy al estilo chino) con alguna pelea para darle emoción al asunto y atraer a una mayor cantidad de público. No os diremos que haya sido una gran cinta para nosotros, la verdad es que no nos ha convencido para nada aunque tenga sus homenajes y se intente hacer algo distinto.

badges of fury
El trío protagonista

La historia trata sobre un trío de policías, la jefa es una chica algo tonta e inexperta, bastante aburrida e incapaz de encontrar novio, el agente joven, despreocupado y con ganas de comerse el mundo también es bastante tonto e insensato, pero hará lo que sea para resolver el caso, y después está el típico agente veterano con ganas de no tener problemas y esperar a su jubilación tranquilamente. Los tres se verán envueltos en un caso algo peculiar, sobre unos asesinatos dónde los cadáveres de las víctimas aparecen todos sonriendo, y en el cual hay involucradas dos hermanas, una de ellas una actriz que está empezando y que intenta triunfar y la otra que no hace nada de provecho pero tan guapa que puede aprovecharse de todos los hombres que quiera. Siguiendo las pistas, los policías acaban descubriendo que todas las víctimas habían sido novios de la actriz, que le habían pedido matrimonio, pero que también se habían liado con su hermana, por lo que no saben muy bien qué pensar. Al final por una casualidad acaban descubriendo otro involucrado en esta trama que les resolverá el caso automáticamente.

Como muchas otras, la película empieza con una secuencia de un caso que no tiene nada que ver con el principal, pero que nos servirá para presentar a los personajes y para mostrarnos una espectacular y divertida escena, que si hubiera seguido igual durante toda la película, seguro que nos habría encantado; pero justo después de ésta, todo se vuelve demasiado tonto, con algunas bromas que se pasan de la raya (de estúpidas, no de fuertes), otras para hacer coña del cine de Hong Kong y de sus actores, y otras que simplemente sobran. Y así durante toda la película, con la introducción de dos o tres escenas de kung fu que se supone que salvarán a los momentos de acción.

badges of fury
También salen chicas guapas

La verdad es que las pocas escenas de acción son realmente buenas, coreografiadas por Corey Yuen (Dragons forever, The legend of shaolin), llenas de cables y de cámaras lentas mezcladas con cámaras rápidas, lo que crea unos efectos muy logrados. En cuanto al resto de la película, pues os diremos que no se aguanta por ningún sitio, como película de acción sólo cuenta con 4 momentos de acción bien repartidos, como película detectivesca tiene un caso y su resolución que dan un poco de pena, y como película de humor, tiene unas bromas cada vez más absurdas, pero no absurdo del típico japonés que te mueres de risa, sino absurdo del que te acaba cansando. Es más, como película en general no aguanta el ritmo ni un momento, con subidas y bajadas sin sentido, casi sin un guión establecido, no hay ni una secuencia lógica de sucesos, ni unos diálogos más o menos coherentes, sólo disbarates.

En cuanto a sus actores, estamos seguros de que es una de esas películas en las que las productoras aprovechan el tirón de una estrella consagrada como Jet Li (Hero, Fearless) para tenerlo un rato en pantalla y así poder usar su nombre y su foto bien grande en la carátula, cuando lo que quieren en realidad es dar a conocer a una nueva promesa, en este caso Zhang Wuen (Sorcerer and the White snake, Journeay to the west) que ya hace un tiempo que se está abriendo camino.

El director de esto ha sido Tsz Ming Wong, un tipo del que no sabemos nada y no figura en ningún sitio, a saber de dónde ha salido…

En definitiva, una película que no recomendamos a nadie, excepto por alguna buena escena de acción, pero que no vale la pena ver entera de ninguna manera.

  • Lo mejor de la película:

Llena de cameos de viejas glorias del cine de Hong Kong, como Bryan Leung, Stephy Tang, Lam Suet y muchísimos más.

  • Lo peor de la película:

El conjunto que ha salido de toda esta mezcla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *