El lucimiento de Tak Sakaguchi en Versus

Como homenaje a un actor japonés extremo que se va a retirar, hoy (y toda la semana) hemos decidido repasar algunas de sus películas, y empezamos por la primera que hizo: Versus, el primer trabajo de Tak Sakaguchi y la película que parece haberse hecho expresamente para él, con un bajo presupuesto y un guión bastante lamentable, pero de la cual podemos afirmar que es realmente una película japonesa extrema, sobretodo por su ideología y su manera de hacer, más que por la sangre o sexo que pueda salir en ella. También os diremos que es la película de dónde surgieron algunas buenas relaciones cinematográficas entre Tak Sakaguchi, Ryuhei Kitamura y Yudai Yamaguchi; tres elementos extremos que han dado que hablar estos años.

Versus
Algunos de los malos

La historia en sí tiene su gracia, aunque el concepto no se muy original, si que da mucho juego y se podría haber sacado algo genial. Existe un bosque de la resurrección que funciona como puerta dimensional entre distintos planos y que tiene alguna característica más, como resucitar a todos los que allí mueran y como otorgar un gran poder al que allí realice un ritual concreto. Pues hay dos personas que hace 100 años (en la época del chanbara) ya se peleaban por conseguir ese poder; en la actualidad, un preso se escapa de la cárcel y de los que presuntamente iban a ayudarle a salir de allí; se meten todos en el bosque junto con una chica que nadie sabe qué hace allí, dándose cuenta de que todo lo que maten se convertirá en zombie, además de muchos muertos allí enterrados que vuelven a la vida y les atacan. Al cabo de un buen rato de estar luchando entre ellos y contra los zombies, aparece otro personaje con un poder increíble que empieza a matar a todos y a convertirlos en su propio ejército para poder atacar con más fuerza la preso fugado. Pues resulta que esos dos personajes son la representación del bien y del mal, que cada 100 años resucitan y se pelean por conseguir el poder supremo, y la chica es la fuente que rige el ritual. Así que deberán luchar entre ellos para acabar con el otro.

En realidad, la película empieza de la forma más extrema posible, con alguien partido por la mitad de un katanazo, y con una gran lucha de un samurai contra un ejército de zombies; pero más adelante se convierte en toda una parodia, con unos personajes que intentan ser carismáticos, pero que solo consiguen el ridículo y con una trama difícil de seguir, no por complicada, sino porque la película no se basa en ella, sino en ofrecer un buen festín de disparos, sangre, chulería, zombies y humor tonto, pretendiendo más conseguir ser algo extremo y divertido (entretenimiento puro) que darnos algo digno de seguir y una historia con la que recrearnos (como nos había hecho pensar al principio, y en algunos momentos puntuales).

Versus
Tak Sakaguchi en sus mejores momentos

Básicamente diremos que la película es casi exclusivamente un lucimiento de Tak Sakaguchi, que incluso siendo su primer papel se hace enseguida con un control de la pantalla que pocos consiguen, y que aunque sus dotes interpretativas no fueran muy acertadas y sus peleas fueran más un producto de la filmación que de sus habilidades; casi lo único que vemos durante toda la película es lo chulo que es Tak: Tak chuleando a los yakuzas, Tak matando zombies como si nada, Tak llevándose a la chica por la cintura, Tak consiguiendo un vestuario molón, Tak ofreciendo una clase de puñetazos y patadas a lo garrulo, Tak consiguiendo buenas armas para luchar, pistolas, automáticas, katanas o todo al mismo tiempo, Tak salvando al mundo… bueno, ya os podéis imaginar como es todo, no?

Además del actor principal, que es la base de la película, el director es Ryuhei Kitamura y el guionista Yudai Yamaguchi, todos ellos en sus inicios en el mundo del cine, y que después han colaborado en muchas películas (sobretodo el director y el actor) más como Alive, Aragami, Azumi o Battlefield baseball y convirtiéndose en uno de los tríos más aclamados de la escena japonesa extrema.

En definitiva, no esperéis nada especial, tan solo una película extrema más, sin mucho sentido, un guión muy pobre y de bajo presupuesto, pero con mucha acción (en realidad es todo lo que hay), sangre, humor y tíos duros, entre ellos el más duro y el más chulo que pudieron encontrar.

  • Lo mejor de la película:

Ese momento de katana + fusil gigante a dos manos; también los momentos de samurais.

  • Lo peor de la película:

Todo lo grande que la habrían hecho otros que se tomaran mínimamente en serio el tema de la narración.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *