Enthiran, el robot más caro de India

enthiran
Enthiran the robot
Chitti de mala leche

Personalmente nunca había visto nada de cine de Tamil, o cómo mucho lo llaman Bollywood; no porque no hubiera tenido la oportunidad, sino porqué no confiaba en él, siempre había pensado que era cine de bajo presupuesto, mostrando una cultura muy arraigada y casi cómo un musical de los de Hollywood, todo el rato cantando para presentar la historia. Hace poco, vi una de esas películas porque entraban en una maratón que no me quería perder y me contaron que era el film con mayor presupuesto de la historia del cine indio y que no era de baile o cultural, sino que me sorprendería con su ciencia ficción. Se trata de Enthiran The robot, una producción que no tiene nada que envidiar a las últimas superproducciones de Hollywood.

La historia trata sobre un científico que crea un robot igual que él, pero con una inteligencia artificial perfecta, lo hace tratar con humanos (sobretodo con su novia) para que aprenda, hasta que quiere presentarlo a la comisión investigadora y se dan cuenta de qué no es válido porque no cumple las leyes de la robótica de Isaac Asimov. El profesor le da sentimientos y estos sólo sirven para estropearlo más cuando se enamora de la chica con la que ha estado y se alía con el malvado de la película, desencadenando hechos de carácter catastrófico.

Esta historia toma prestadas partes de los argumentos de los más grandes de la ciencia ficción, sobretodo del cine robótica (ahora que está tan de moda con el tema del Festival de Sitges de este año); así el punto de partida es el mismo de I.A. de Steven Spieblerg, dónde los científicos crean al robot humanoide perfecto, capaz de saber y aprender las mismas cosas que un humano; de cortocircuito cuando al robot precisamente también le alcanza un rayo y obtiene sentimientos humanos; de terminador cuando el robot se vuelve loco y crea un ejército de robots cómo él para destruir a la humanidad. Sin embargo, a pesar de todas estas referencias, se consigue un film muy original que mezcla humor en la primera parte, con sentimentalismo en la segunda y destrucción masiva en la tercera, ideal para no aburrir a nadie.

La versión que vimos es la original de la India, de tres horas de duración, pero aun así no se hace pesada en ningún momento; los efectos especiales son espectaculares, dignos de cualquier Hollywood cómo Yo, robot y los giros argumentales suficientemente interesantes.

Quizás lo que más raro vimos es que, siendo una producción india, en todo momento vemos una clase social muy bien estante, rica y con toda clase de lujos, casi no nos deja conocer la mayoría de pobreza que hay en ese país, cómo si no existiera o no quisieran que fuera lo viéramos. También a veces nos extrañó el humor que utilizan, demasiado geek en algunas ocasiones, sólo divertido para informáticos, y un poco machista o clasista en otras, cómo si aun hubiera distancias culturales que a pesar del alto nivel de desarrollo no se hubieran salvado. Y sobre los videoclips intercalados en medio de la película, propios de Bollywood, puede que no les encontremos sentido o que nos parezcan un poco ridículos, pero en este caso nos hacen reír bastante y nos sirven como interludio.

Al final podemos decir que es una película capaz de sorprender a quien sea, con grandes dosis de efectos especiales, acción, humor y sucesos inesperados, quizás no para verla muchas veces, pero sí para no dejarla escapar una primera.

  • Lo mejor de la película:

Los muchos guiños al cine de robots, que siendo bastante reciente se ha convertido en nuevo-clásico.

Lo inesperado de quién cree que va a ver una típica producción India y se encuentra con una superproducción en toda regla.

  • Lo peor de la película:

Un argumento no muy desarrollado, copiado del más típico de los guiones de cine de robótica.

A algunos les parece que 3 horas es demasiado para una película, aunque aseguramos que, sin contar los videoclips, son casi necesarios cada uno de los minutos del metraje.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *