Munna Michael a la estela de Michael Jackson

Munna Michael

Como cada año, en el Festival Nits de Cinema Oriental, no podía faltar la noche de Bollywood, una de las más importantes e históricas de la semana que cada año nos deja ver una de las mayores producciones de India. Este año le ha tocado el turno a Munna Michael, el clon indio de Michael Jackson, pero mucho más duro, después de lo que triunfó el año pasado la película de acción Baaghi. Como podréis imaginar por el título, ésta será una película mucho más musical de lo normal, pero no os preocupéis porque también habrá un gran espacio reservado para la acción.

Munna Michael
Unos actores guapísimos

Es la historia de un muy gran fan de Michael Jackson que, después de adoptar un niño y dejar el mundo del baile, es el niño el que descubre al rey del pop y decide convertirse como él. Cuando ya es mayor, va con su grupo por las discotecas  chuleando a los pijos y sacándoles dinero con duelos de baile que siempre gana, hasta que un día se mete en problemas por pasarse con el conocido de un jefe mafioso; lejos de escarmentarle, el mafioso le pide que le enseñe a bailar para poder ligarse a una chica. A partir de entonces, Munna no sólo le enseñará a bailar, sino que le ayudará en otras cosas, le hará de matón y se convertirá en su amigo y uno de sus hombres de confianza. Cuando el jefe intente tirarle los trastos a la chica, será Munna el encargado de ir a hablar con ella, darle los regalos, llevarla ante su jefe, etc. con lo que los dos harán buenas migas y empezará a surgir algo entre ellos; así cuando ella deje tirado al jefe porque no le gusta y se vaya a Mumbai a participar en un concurso televisivo de baile, Munna la seguirá, la ayudará con el concurso y se harán novios. Pero cuando el mafioso de entere irá a buscarlos para poseerla a ella y castigarlo a él, pero no será tan fácil ya que él pega unas hostias como panes.

La verdad es que no tenemos mucha cosa que comentar sobre esta película, toda entera sigue un esquema bastante simple, que es ir alternando entre escenas de baile y escenas de acción, con algo de charloteo y romance entre ellas, pero éste último es mínimo; alargando esto durante más de dos horas, a algunos se les podrá hacer repetitivo e interminable, pero la verdad es que tiene suficiente gracia y caña como para no llegar a aburrir.

Como es habitual en las superproducciones de Bollywood, tenemos una película con una gran mezcla de géneros, entre acción, romance, pelis de mafiosos, mucho humor y sobretodo muchos números musicales (más de lo habitual), que con unos actores y actrices guapos y resultones, un gran presupuesto para que no falte de nada y  unas actitudes (de todos) muy chuletas, es lo que actualmente triunfa en Bollywood cuando quieres algo más que una comedia romántica (que, como en todas partes, es lo que más triunfa).

Munna Michael
Tiger marcando abdominales

Con unas escenas de lucha espectaculares y desfasadas, muy en la estela de los Bollywoods de acción en los que últimamente ayudan directores de acción de otros países asiáticos y que nos saltar de la butaca a cada golpe que da el protagonista que, aunque a veces no venga a cuento, se carga a grupos de malos como si nada.

Y con unos bailes y canciones muy correctas, aunque poco que ver con el estilo Michael Jackson (sólo en el baile final del concurso), y la mayoría de ellos bien traídos por argumento, no simples videoclips introducidos a mitad de película porque sí.

Y por supuesto, con un actor como Tiger Shroff (Baaghi) que colabora por segunda vez con el director; ambos están empezando en el cine, pero ya lo hacen pegando fuerte, con unas películas de alto impacto y muchísima acción, con lo que seguro que darán que hablar en los próximos años. Y con la ayuda de un secundario de lujo que eleva el nivel general de la película: Nawazuddin Siddiqui (Badlapur, Raman Raghav 2.0) con un papel cómico que en principio no le pega demasiado, pero que lo borda y se sube de nivel en cuanto empieza su lado psicópata.

En definitiva, una película típica de Bollywood sin demasiada originalidad, con poco más que escenas de baile y de acción, pero ambas muy bien llevadas y espectaculares; o sea que para los que os guste este tipo de cine, seguro que pasaréis un buen rato; para los que no estéis acostumbrados, os puede llegar a cansar un poco.

  • Lo mejor de la película:

Nos encanta el trabajo de Nawazuddin Siddiqui, aunque tenga que hacer el payaso.

  • Lo peor de la película:

¿Demasiado baile? Si no os gusta, seguro que sí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *