Girl boss gerilla, chicas malas en moto

Girl_Boss_Guerilla

Empezamos con la primera de las recomendaciones dentro de nuestro especial Pinky violence, y creemos que la película que os traemos hoy es una buena elección para introducirse en este género de sexo y violencia de Japón de los años ’70. La película se llama Girl Boss Gerilla distribuida por Toei (como no), y como veréis presenta el mundo de las bandas callejeras femeninas en una época en que la yakuza había hecho mucho daño y se buscaba un reemplazo mejor; esta película se engloba dentro de las llamadas Sukeban series, importantes dentro de este género y época.

girl boss gerilla
Las Red helmet

La trama trata sobre una banda de motoristas callejeras (las Red helmet) que dejan Tokyo para ir a Kyoto a intentar ganarse la vida en otro entorno; cuando llegan allí, lo primero que tienen que hacer es enfrentarse con las bandas locales y coronarse como jefas de todas las bandas femeninas de la ciudad, y para eso las provocan y hacen una lucha jefa contra jefa para ganarse el derecho y el respeto de las demás. Cuando tienen el control se dedican al pillaje, la extorsión y el timo para sacarle el dinero a los ciudadanos de a pie, hasta se les une la más peligrosa de las chicas malas, la hermana de un gran jefe yakuza. El problema viene cuando la líder de la banda se enamora de un boxeador al tiempo que deciden centrar sus actuaciones en un hotel dónde también está la yakuza de los hombres.

Como es normal todo viene con un verdadero toque hippie de los años ’70, música muy típica (como las de películas blaxplotation en USA), aunque un poco mezclada con sonidos típicos japoneses; mucho colorido y ropas deslumbrantes a la par que ceñidas, tejanos y pañuelos rojos para hacer destacar a las chicas; y unas melenas largas y libres al viento como manda el espíritu de la época.

A parte de eso, que decir de la película, lo que podéis esperar de ella es muy básico, una película llena de chicas (lo papeles masculinos no abundan y el único protagonista es un poco decepcionante), con muchas motos, peleas callejeras, tatuajes, sexo (o más bien tetas y refregones), tías tan duras que dan miedo hasta a la yakuza… También tiene bastante humor (de la época en la que se hizo) que se agradece para no empezar el género con alguna película dura y sin concesiones, ésta nos la podemos tomar bastante a broma toda ella.

La película representa un desafío a la sociedad y también al cine hecho en Japón hasta el momento, ya que ambos seguían unos patrones muy estrictos y representaban un tradicionalismo demasiado radical; la sociedad siendo muy recatada y temerosa de lo que pensara el mundo y el cine (sobretodo el de yakuzas) siendo muy bien estructurado y mostrando siempre un sistema muy estricto de castas y lealtades. Este caso representa la máxima expresión de la liberación de la mujer y de la rebeldía en todos los aspectos.

girl boss gerilla
Miki Sugimoto

Las imágenes no son muy espectaculares y la fotografía no es de la mejor, se busca más el hacer ver una idea y el atraer con chicas guapas que impresionar con una película magistralmente rodada, pero la estética está muy conseguida y tiene alguna imágenes memorables (la banda en sus motos, la pelea de jefas a puñetazo limpio…). Las chicas no son unas actrices demasiado buenas, aunque también es cierto que retrata de papeles con gran cantidad de emociones en poco tiempo para poder hacerlo a la perfección; sin embargo saben quedar bien en pantalla y se agradece su presencia.

El director de la cinta es Noribumi Suzuki, un gran veterano y que ha dirigido gran cantidad de películas dentro del género (como Sex & fury), también algunas de pinku eiga; no es que sea un mal director, es que se trata de géneros poco agradecidos. Y las protagonistas principales son Reiko Ike y Miki Sugimoto, las dos principales exponentes del movimiento Pinky violence, que en esta ocasión encarnan un tipo de heroína de acción, con ganas de pelea y de ganar a todos, y muy atrevidas, sin miedo a nada en el mundo.

En definitiva, creemos que es un buen título para empezar en el género, bastante ameno y divertido, duro y rebelde pero con un espíritu muy femenino; sobretodo lleno de sexo muy light, de motos y de peleas cuerpo a cuerpo entre chicas de armas tomar.

  • Lo mejor de la película:

Ya lo hemos dicho, las chicas, el sexo, las peleas y el espíritu tan gamberro.

  • Lo peor de la película:

Quizás el argumento es demasiado simple y sin sentido, se habría agradecido seguir alguna historia concreta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *