Las chicas guapas no lo son todo: Naked weapon

naked weapon

Hay algunas combinaciones que nunca fallan en el cine, y una de ellas es la de bellas chicas asiáticas / artes marciales / disparos / sexo. Sin embargo todo tiene un límite y uno no puede abusar de las fórmulas y esperar que siempre funcionen; en este caso, con Naked weapon (Arma desnuda) se intentó copiar los mejores elementos de algunas películas que habían triunfado para conseguir un producto similar, esta vez made in Hong Kong. Pretende ser una versión del clásico Naked Killer (Desnuda para matar), pero sin los elementos que la hicieron tan famosa (sexo, sangre, buenas peleas…).

Naked weapon
La bellísima Maggie Q

La historia es la de siempre, unas niñas son raptadas a los 12 años para ser llevadas a una isla desierta y entrenadas en todas las artes posibles (lucha, armas, seducción, clase, etc.  algo así cómo cuando recogen a Nikita de la calle para entrenarla). Después de 6 años las hacen combatir para que quede solo la mejor (igual que en los entrenamientos de Azumi, pero sin ser ninjas) y se pueda dedicar a asesina profesional. En lugar de una chica, quedan tres y empiezan a matar por dinero (viéndose cómo unas Ángeles de Charlie asiáticas y criminales), pero una de ellas encuentra a su madre y se implica emocionalmente con un policía, lo que la lleva a cagarla y estropearlo todo.

El problema no es el argumento en sí, que aunque ya está un poco sobado puede dar mucho juego y mucho atractivo si se lleva bien a la pantalla; supongo que el problema más gordo es el poco tiempo en que se hizo la película, ya que presenta algunos fallos fáciles de mejorar con un poco de dedicación: la mala actuación de las chicas, y sobretodo de los villanos, los diálogos poco trabajados (o poco estudiados) que a veces parece que están improvisando, la poca gracia en las coreografías (tanto de artes marciales cómo de disparos) no se si por el coordinador o por la falta de preparación de los actores, y algunos agujeros en el guión que provocan situaciones en las que te preguntas si es en serio o en coña, cómo el disparo del dardo afrodisíaco para provocar la escena de sexo en la playa, la presencia de la madre justo al lado de un jefe asesinado sólo para que pueda descubrir a su hija, o la entrada y escena tonta en el camión de helados Magnum.

Sin embargo, es una película que se deja ver, sobretodo por que las chicas son bastante guapas y van siempre ligeras de ropa, por las poses de tías duras, por que las escenas de acción se solucionan con planos muy cortos y muchos cambios rápidos de plano, porque tiene una duración aceptable y en ningún momento se para la acción.

Lo que nos extraña más de todo es cómo un director cómo Siu-Tung Chin, responsable de sagas clásicas cómo Una historia china de fantasmas o Swordsman haya podido llegar a una situación cómo esta, quizás por la presión de tener algo rápido y barato o por querer cambiar de su género habitual, pero esta vez no se lo ha currado demasiado.

 

  • Lo mejor de la película:

Maggie Q guapísima y algunas escenas de seducción muy sexys.

Tomada a risa no es para tanto, incluso se puede pasar un buen rato.

  • Lo peor de la película:

Actuación, escenas de lucha, guiones, etc. en general casi todo

Lo que podría haber sido y no ha llegado a ser, ahora esperamos a ver su secuela Naked Soldier que vuelve a prometer…

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *