Mrs. K o la despedida de Kara Hui

Mrs. K

En el pasado Festival Nits de Cinema Oriental de Vic tuvimos la oportunidad de ver el último trabajo de Kara Hui, el que ha confirmado que será definitivo dentro del cine de acción, y que nos trajeron en una sesión doble con uno de sus primeros trabajos como protagonista para la Shaw Brothers: My Young auntie. Este año ha lanzado Mrs. K, lo cual ha creado una gran expectación después de algunos años sin ver a esta diva hacer cine de acción; y ha resultado una película seria y casi realista, aunque no por eso desprovista de interés.

Mrs. K
Kara Hui luciéndose

La película empieza con los asesinatos de tres tipos de los que más adelante conoceremos su relación, desde allí se nos traslada a la tranquila vida de una ama de casa, muy atenta con su marido y con su hijo, pero que enseguida vemos que no se trata de una ama de casa corriente, sino que tiene algunas “capacidades especiales”. Más adelante comprobamos que la mujer había estado metida en varios asuntos chungos de joven, y ahora salen a la luz en forma de un policía retirado y de un grupo de delincuentes, que van a buscarla para hacerle chantaje y pedirle el dinero que robó en su último golpe y del cual, en teoría, nadie se enteró. Ella actúa de forma muy calmada negándose, pero todo cambiará cuando se metan con su familia, lo que no podrá soportar y acabará destruyendo a todos sus enemigos.

Cómo comprobaréis, el guión no es nada del otro mundo, y para completarlo, incluso los diálogos son muy escuetos, eso sí, afilados como navajas, con unas frases de destrozar al enemigo sólo hablando, pero en la mayor parte de la película ni siquiera hablan.

Lo que sí que os tenemos que señalar es que se trata de una narración o estructura muy correcta y una película que está muy enfocada a hacer brillar a Kara en modo de homenaje.

Mrs. K
Un enfrentamiento por todo lo alto

El tono de la película es bastante serio y oscuro, nada que ver con las películas actuales de artes marciales en las que la acción lo es todo, aquí se trata más bien de un thriller en el que la acción y las peleas están al servicio de la historia, y en la que éstas serán mínimas, es decir, justo en los momentos precisos y con una duración bastante contenida, más que nada para no convertir a la película en un festival de patadas. Sí que es verdad que la historia empieza con una escena bastante graciosa, en la que dos ladrones de poca monta intentan robar a la ama de casa y ésta los ahuyenta de una forma dura pero calmada; pero esta no será la tónica del resto de la película, sino que se moverá más en el nivel de los sentimientos y no como suceden las cosas, sino como le afectan a una persona complicada que tiene una vida muy distinta a todo lo que conocía anteriormente y que quiere conservarla tal y como está ahora.

Por el resto, avisaros que, en general, tiene un ritmo muy tranquilo, sin pausas, pero tampoco sin sobresaltos, todo muy llano y tomándose las cosas con calma para dar un aire de película profunda y bien pensada. Pero este ritmo no será ningún problema gracias a la calidad, tanto de la dirección, como la de sus personajes, que no se definen delante del espectador, pero que te das cuenta de que tienen un trasfondo y una personalidad muy bien definida, aunque no te lo cuenten claramente; y de sus actores, que son los que verdaderamente definen la película, y no sólo Kara Hui (My Young auntie, Wu Xia) que se luce delante de la pantalla, aunque su trabajo sea el de intentar reflejar los menores sentimientos posibles, sino con un secundario de lujo como Simon Yam (PTU, Sparrow) que aporta calidad a cualquier película en la que salga, no importa cuál sea su papel.

En definitiva, una película tranquila, pero muy dura, alejada de la acción convencional y buscando más bien un argumento oscuro y potente para que sus personajes se luzcan con interpretaciones gestuales, dejando en un segundo plano el resto de elementos. Todo con una gran calidad artística.

  • Lo mejor de la película:

Ese aire de western que le da, sobretodo la música.

  • Lo peor de la película:

Algunos esperaban ver algo más de caña en forma de acción, al ser la despedida de Kara Hui.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *