Ninja hunter, luchas extremas entre ninjas

Ninja hunter

Nos faltaba por comentaros la última película del Japan Madness de este año, como no, tal y como su nombre indica Ninja hunter es una película japonesa extrema que además trata sobre guerras ninja. Filmada en una momento en el que la Sushi Typhoon ya ha desaparecido, pero si no, sería la candidata ideal para esta productora extrema japonesa, con una gran dosis de sangre, poco presupuesto y mucho golpes de efecto para impresionar al público que sólo quiere ver algo radical y tiene ganas de reír un buen rato.

Ninja hunter
Ninjas muy carismáticos

La historia es bastante simple, un ninja despierta en una cueva con amnesia, no recuerda ni siquiera quien es, pero ve que hay otros 40 ninjas muertos alrededor suyo; con el tiempo irán llegando algunos de sus compañeros, y la aparición de cada uno de ellos le traerá a la memoria nuevos recuerdos, con lo que cada vez irá reviviendo su última experiencia, pero cada recuerdo adicional le hará verla de una manera distinta, aportando detalles pequeños, pero que cambiarán completamente el significado de la escena. A través de esas vivencias deberá descubrir que ha sucedido y si esos otros ninjas son amigos o enemigos.

La película nos recuerda un poco a Rashomon de Akira Kurosawa, no por su estupenda calidad, sino por el concepto de ir añadiendo testigos a una historia que harán que la historia sea más completa y sea vea desde más puntos de vista para ver que, depende de quien la cuente, puede tener un significado u otro.

A parte de eso, pues es una película de esas extremas hechas con poco presupuesto, poco tiempo, pocos recursos y muchas ganas, que nos recuerda increíblemente a la anterior película de su director (Seiji Chiba) Alien vs. Ninja, y aquí sí que nos referimos al estilo y la forma de rodarla; pero no os asustéis los que visteis AVS demasiado cutre, porque en ésta ha aprendido un poco y lo único que flojeaba en la anterior (o lo que más gracia hacía según nuestro punto de vista) que era el alien de látex, aquí se ha eliminado y se ha prescindido de cualquier efecto especial que quedara demasiado patético por falta de dinero para hacerlo bien.

A parte de eso, poco decir más de la película, que incluso teniendo un argumento algo original, éste sigue siendo una herramienta para poder desfasarse enseñando luchas de katanas y mucha sangre y, aunque las luchas no tengan una coreografía demasiado elaborada, sí que se ven suficientemente espectaculares por el modo cómo están filmadas, por que los actores que las interpretan no son nada malos en esto (Mitsuki Koga de Bushido man o Half revenge Milly, Mei Kurokawa de Yakuza weapon, Masanori Mimoto de Alien vs ninja o Ninja war of Torakage, Kentaro Shimazu de Mutant girls squad o Dead sushi entre otros actores de esta generación de cine extremo de bajo presupuesto).

Ninja hunter
Acción a raudales

En cuanto al resto, pues una música cañera que ayuda bastante, unos decorados inexistentes (podríamos asegurar que toda la película sucede en la misma cueva que la batalla final de Alien vs ninja, si no es una casi idéntica, deben ser muy comunes allá dónde viva el director), una estética algo raruna, pero como mínimo carismática y que ayuda un montón a diferenciar a cualquiera de los ninjas, cada uno con sus tatuajes completamente distintos, y sí que quizás, el ver durante toda la película nada más que la misma escena repetida una y otra vez, se nos hizo un poco cansino, aunque seguramente fuera por las altas horas de la madrugada en la que la vimos.

En definitiva, una película japonesa extrema, muy cañera en cuanto a acción, con un guión bastante original y falta de recursos, pero buscando una manera en la que estos no sean necesarios.

  • Lo mejor de la película:

Esas muertes tan bestias y con una sangre tan falsa (pero no digital).

  • Lo peor de la película:

Que después de verla una vez, seguramente no se pueda conseguir de ninguna otra manera en nuestro país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *