The divine move, la venganza jugando a GO

The divine move

Siguiendo con los estrenos de películas hechas en Corea, nos plantamos delante de otra de esos thrillers violentos llamado The divine move; una de esas películas que tan bien saben hacer los coreanos, pero de las que tantas parecidas se han hecho ya. Como no, siguiendo la estela de algunos grandes éxitos del pasado como Oldboy o The yellow sea, aquí nos encontramos con otra historia de venganzas, violencia, algo de suspense y bastante acción, una mezcla que, por lo que se ve, no suele fallar en taquilla; lo que pasa es que esta vez, en lugar de presentarnos una situación extraña o exagerada, se basa en un juego muy popular en Corea, el GO (una especia de ajedrez asiático basado en la estrategia más pura).

The divine move
Peleas al estilo coreano

La historia empieza con un buen jugador de GO que se gana la vida asistiendo a campeonatos; pero de golpe, su hermano se lo lleva para poder jugar en un sitio clandestino, apostando dinero y así poder recuperar lo que perdió en una apuesta pasada; se trata de que sea el hermano quien juegue haciendo trampas, y él desde el coche vea las jugadas y le vaya chivando los movimientos; pero el contrario se da cuenta de lo que está pasando, los coge a los dos, mata al hermano y lo deja a él hecho polvo; pero además de eso, lo meten en la cárcel por apostar. Una vez en la cárcel, gana algunos favores mostrando su pericia y allí aprende a jugar mucho mejor contra un contrincante anónimo en otra celda; también se gana la simpatía de sus compañeros y le enseñan a pelarse y no perder nunca. Así cuando sale de la cárcel, trama un plan, juntando a algunos compañeros (un jugador buenísimo pero ciego, un carpintero sin mano y un tramposo) que también fueron timados y agredidos por esa mafia, y entre todos poder vengarse y matarlos a todos.

Puede parecer una película aburrida, todo el rato jugando a ajedrez y sabiendo quien es el mejor sólo por las partidas, pero que no os engañe el argumento, porque se van mezclando las partidas con trepidantes escenas de acción, algunas peleas muy violentas y unas mafias de miedo; así que en verdad, como ya os hemos contado, se trata de un thriller de estos que empiezan con una trama pensada y buscando el suspense o la tensión, pero en las que todo acaba resolviéndose con violencia y matanza.

También debemos confesar que no es de las mejores que hemos visto de este tipo, pero seguramente uno de los problemas principales ha sido no conocer el juego GO, algo bastante complicado y que supone el corazón de la película, ya que ésta está dividida en capítulos correspondientes a cada una de las fases del juego, se hacen mucha analogías entre el juego y la vida real y, aunque no se muestre ninguna partida entera para no aburrir (estas partidas pueden durar horas), sí que hay muchas escenas de tensión basadas en los movimientos hechos por cada uno de los jugadores.

The divine move
Y partidas de GO

A parte de eso, debemos decir que las escenas de acción no son nada del otro mundo, sobretodo comparándolas con las coreografías de Hong Kong a las que estamos acostumbrados; como supondréis, éstas tienen un estilo mucho más coreano: una gran multitud de malvados peleándose contra el protagonista con cuchillos y palos; poca coreografía, pero unas escenas duras y sangrientas, llenas de golpes que se sienten desde casa.

Y en el apartado técnico, ninguna queja, es una película artísticamente muy bien cuidada, pero mostrando siempre la parte más baja de la cultura coreana: sitios ilegales de apuestas, gente viviendo en la calle, niños secuestrados, mafias aterrorizando al ciudadano de a pie, pero sin ir más lejos de esto… todo con una imagen bastante degradante y oscura.

El ritmo también es algo muy cuidado, teniendo siempre subidas en los momentos cruciales y llevando la película a la pura acción, pero la verdad es que ni durante las partidas (que podrían ser algo muy aburridas) perdemos el interés en ella. Lo que si que encontramos un poco falso son muchas de las cuestiones planteadas en el guión, como que un simple jugador pase a ser tan fuerte que pueda luchar sólo contra todos los matones de la mafia, que una niña de la calle juegue mejor que nadie y este tipo de cosas, cuando la película está intentando ser seria y creíble.

Tampoco nos ha convencido demasiado su protagonista Ju Woo-sung (The good, the bad and the weird, Cold eyes) un tipo demasiado guapo y con demasiada elegancia para interpretar lo que tendría que ser un anti-héroe como éste; pero seguro que a las chicas les encanta. De haber sido el director Jo Beom-go (Quick), nosotros habríamos elegido a alguien con más pinta de acabado.

En definitiva, lo que empieza siendo un thriller con un argumento bastante repetido, pero con algo de originalidad en algunos aspectos, acaba convirtiéndose en una película de venganzas de acción pura; pero cuidado, no decimos que esto sea nada malo.

  • Lo mejor de la película:

Nos ha gustado la actuación de Kim In-kwon (el tramposo) en el único papel algo divertido de la película.

  • Lo peor de la película:

No poder entender las partidas y los juegos relacionados con ellas.

2 thoughts on “The divine move, la venganza jugando a GO

  1. Oh ayer vi la película y me encanto xD
    Mas porque jugaban al go, hace como medio año que empece a jugar al go y ver la película hizo que me enamorara más del go xD

    1. Estábamos seguros de que habría alguien así (en Corea supongo que todo el mundo); pues ya nos contarás, porque supongo que sin saber las reglas nos hemos perdido lo mejor de la película. Incluso así, no está nada mal.

Leave a Reply to GgYubari Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *