The great wall la mayor coproducción China-USA

The great wall

Aunque no sea una película completamente asiática, al ver el éxito y todo el marketing que se le está haciendo a The great wall, nos decidimos a ver esta coproducción entre China y USA, un Blockbuster de Legendary pictures quizás con mayor parte de Hollywood que china, pero sobretodo una película muy comercial, bastante extrema, llena de acción y dirigida por uno de los grandes directores chinos de todos los tiempos, que incluso con las demandas del mercado americano, sabe como dejar su huella en esta obra. La película no llega a ser un wuxia, ya que incluso siendo de época, con grandes batallas y monstruos de fantasía en un mundo imaginado, no creemos que tenga un guión que narre una historia suficientemente interesante o de aventuras como para clasificarlo dentro de éste género tan asiático, pero como película de acción y entretenimiento debemos decir que no está nada mal.

The great wall
Unas batallas increíbles

La historia es bastante simple y predecible, pero no por eso carente de emoción; empieza con un grupo de mercenarios europeos de la edad media que se dirigen hacia China en busca de la pólvora negra para poder llegar a ser los guerreros más poderosos del mundo. Perseguidos por los mongoles y por alguna criatura extraña, acaban delante de la Gran Muralla China, dónde son hechos prisioneros y acusados de ladrones; pero después de un ataque de bestias fantásticas y la ayuda de nuestros protagonistas al ejército chino para que los monstruos no penetren sus defensas, son liberados y acogidos entre sus tropas. Uno de los mercenarios sigue con la idea de encontrar la pólvora y escapar, pero el otro se enamora de una de las comandantes del ejército chino, con eso y su cambio de mentalidad para intentar ayudar a derrotar a los monstruos y así salvar a la humanidad, se quedará con el ejército, prestando su colaboración tano en conocimientos estrategas, como en la lucha cuerpo a cuerpo, llegando a convertirse en u todo un héroe y salvador de toda la humanidad.

La verdad es que la película tiene una muy buena acción, con una gran cantidad de dinero invertida en ella (es la película más cara de la historia del cine chino) para crear unos efectos especiales increíbles, unos decorados, etc. perfectos casi reales, pero también con un ritmo rapidísimo, sin dejar ni un momento de ofrecernos acción sin tregua, ni siquiera descansa para centrarse un poco en la leve trama que pueda tener, aquí cada instante tiene que ser una fiesta llena de batallas, juegos, chulerías, etc. o sea que es imposible que nadie se aburra viendo esta película.

Lo que sí que consideramos es que, aparte de ser muy comercial y adaptada a los gustos americanos (eso nunca nos ha preocupado demasiado), toda la estructura de la película se basa en los actuales patrones de narración de Hollywood, con un pendenciero que sabe hacer de todo y lo hace todo a la perfección (el típico antihéroe) y acaba cambiando el carácter, al principio por una mujer, pero más tarde para convertirse en una gran persona y se convierte en el héroe que salva el mundo; es más, justo el elemento que va a girar la balanza a favor de los buenos es un imán que llevaba el héroe por casualidad en el bolsillo (que oportuno y falso…), también con los típicos personajes: el amigo fiel, el aliado que se convierte en malo y el malo que se convierte en aliado, la chica mona, el enemigo desconfiado… pero sobretodo con un héroe bravucón, chuleta y que es capaz de todo sólo con la típica confianza y determinación típica de los americanos.

The great wall
Un personaje muy potente

Igualmente, no podemos negar que la película ha sido dirigida por un chino, y más concretamente por Zhang Yimou (Hero, La casa de las dagas voladoras), tanto por la estética y fotografía, como por detalles más personales; con una fotografía perfecta, destacada y muy distinta a cualquier otro director, con sus amalgamas de colores que definen todas y cada una de las escenas (en este caso con un ejército del arco iris), con unos paisajes espectaculares y con una música muy asiática (no la de background que es completamente de Hollywood, pero sí todos los ritmos de tambores, etc.); con una protagonista femenina que no se dedica sólo a seducir al protagonista o a actuar como florero, sino que tiene mucha fuerza en todos los sentidos, tanto de carácter, como peso en la historia, como de composición de escenas; y con unos planos cuidadísimos, no solo en las escenas de acción, sino también en las muchas escenas que, aunque representen una pare muy péquela de la historia, tienen mucho peso fotográfico.

Los papeles principales han sido ocupados por actores americanos: Matt Damon, Willem Dafoe… porque el público americano lo prefiere así, aunque no tenga mucho sentido en la historia; igualmente tenemos la oportunidad de ver a Andy Lau (The duel, Infernal affairs) y a Eddie Peng (Call of heroes, Rise of the legend) en pequeños papeles pero para atraer el interés del público asiático y la bellísima Jing Tian (Special ID, Police story 2013) con más apariencia que capacidad como actriz, pero que le da una gran presencia a su personaje y que ya se está haciendo un hueco en el mercado de Hollywood.

En definitiva, una película simple, llena de acción y muy entretenida, con una historia muy simple y previsible y mucha bravuconería americana, pero con una imagen muy cuidada y un ritmo espectacular, no esperéis una obra maestra, pero sí una película de acción mucho mejor que la mayoría de las que se hacen actualmente en Hollywood.

  • Lo mejor de la película:

Algunas composiciones y colores que te dejan con la boca abierta.

  • Lo peor de la película:

Esos personajes tan típicos y machos de Hollywood, aunque se han sabido compensar con una protagonista femenina con mucha fuerza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *