The Kick, o como desperdiciar a Jeeja Yanin

Muy contentos y emocionados nos íbamos nosotros a ver la nueva película de la que, después de Raging Phoenix, se había convertido en una de nuestras favoritas: Jeeja Yanin. The Kick era otra película de artes marciales (en este caso Taekwondo), que prometía grandes cosas, además realizada conjuntamente entre Tailandia y Corea del sur; sin embargo después de verla no nos quedamos tan contentos como habríamos esperado, y no es que sea una mala película, supongo que simplemente íbamos con unas expectativas demasiado altas como para que se cumplieran.

The kick
La familia al completo

En este caso, la historia es bastante original, de eso no nos podemos quejar; trata sobre una familia entera que se dedica al Taekwondo, el padre tiene un dojo, los dos hijos se entrenan para competir en torneos y la madre, aunque lleva un restaurante, también es una gran experta. Durante cierto torneo en el que va a participar toda la familia, hay unos villanos que roban una reliquia que forma parte de la historia del país, y por casualidad, esta familia consigue detenerlos y devolver la pieza a sus dueños. A raíz de esto, se hacen algo famosos y admirados, pero también buscados por esos villanos, que quiere que roben esa pieza para ellos y después matarlos. Los hijos se esconden en el campo, en casa de su tío dónde éste vive con su hija (una experta en Muay Thai), pero aun así los encuentran. Al final solo la actuación de la familia entera podrá acabar con toda la banda criminal.

La película entera es bastante entretenida, no solo por sus peleas muy al estilo Jackie Chan, sino también por las divertidas situaciones típicas de cada familia (problemas entre padres e hijos, problemas conyugales, etc.), en general sabe mezclar bien estos dos conceptos para no dar las típicas peleas sin argumento, ni el típico argumento tonto sin nada de gancho.

Técnicamente no nos podemos quejar de nada, con unas coreografías muy bien preparadas y algunas de ella espectaculares, con todo tipo de luchas para el personal, algunas exhibiciones, luchas cuerpo a cuerpo, luchas medio de broma y luchas multitudinarias; la verdad es que sí que nos ha recordado en alguna ocasión a las antiguas películas de Jackie Chan, sobretodo en la escena de los ventiladores, que se basa más en huir de una gran cantidad de enemigos, pegándoles cuando se puede y utilizando todo el material que se tenga a mano para defenderse y pegarles, además sin dejar de moverse ni un segundo y todo con cierta gracia o ridiculizando a los malos.

The kick
NUestra querida Jeeja Yanin

Sin embargo sí que hay algo de lo que nos quejaremos de esta película, que no la hace mala, pero que nos decepcionó bastante; todo y anunciarse como la nueva de Jeeja Yanin, que ya nos gustó como luchaba en Chocolate y que empezó a interpretar y a caernos mucho mejor en Racing Phoenix, ésta aparece sólo durante algunos momentos en un papel bastante secundario y podríamos decir que no sólo no actúa, sino que casi ni siquiera habla; así que nos quedamos sin nuestra esperada ración de Yanin esperando a la próxima ocasión.

El director de la cinta es Prachya Pinkaew, el mismo que algunas grandes películas tailandesas como Ong Back, Thai dragon o Chocolate; que en esta ocasión deja de lado el Muay Thai (el estilo que lo ha hecho famoso) para adentrarse en la práctica de otra arte marcial, y la verdad es que, sea por él o por su equipo de acción, se ha salido muy bien.

Respecto al equipo de actores, la familia es interpretada por unos experimentados actores coreanos provenientes del mundo del cine y la televisión de su país: Jae-hyeon Jo, Yea Ji-won, Na Tae-ju y Kim Gyeong-suk. El tío es interpretado por Petchtai Wongkamlao, a quien todos conoceréis por su papel en Ong Back (el pariente gracioso); también tailandesa Jeeja Yanin, de quien ya os hemos hablado, y todo el equipo de malos son interpretados por expertos en artes marciales.

En definitiva, una entretenida película de artes marciales con algo de trama simpática que hace que pasemos un rato divertido, eso si, no esperéis ver una actuación estelar de Jeeja Yanin ni una espectacular cinta de artes marciales extrema y violenta, es más bien una película familiar.

  • Lo mejor de la película:

La escena de lucha de los dos hermanos contra el malvado, una excelente coordinación.

  • Lo peor de la película:

Quedarnos con las ganas de Jeeja Yanin, una de nuestras ídolos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *