The night comes for us, violencia desatada

The night comes for us

Como mínimo una vez al año tenemos una de esas películas que, muy inspirada por el gran éxito y la sorpresa que supusieron The Raid, se atreve a ofrecernos algo similar, pero intentando mejorarlo en algún aspecto. Para ver la alternativa, este año viajamos a Indonesia para ver una película llamada The night comes for us, con un estilo de acción non stop y dirigida por Timo Tjahjanto (componente de los Mo brothers, que ya el año pasado hicieron una tentativa similar con Headshot, con resultados más que correctos). Para no ser menos y apostar por algo seguro, ha elegido un componente que no suele fallar, el tener a Iko Uwais como protagonista, pero esta vez no se apalanca con una película que sea prácticamente igual a las anteriores, sino que va un poco más allá para conseguir mayor efectividad; y eso que se trata de una producción de Netflix (que cada vez hacen las cosas mejor, o al menos para una audiencia más variada).

The night comes for us
Protagonistas con personalidad

El argumento es bastante simple, pero no sólo pura acción, sino que nos narra la historia de un grupo de amigos y delincuentes de poca monta que, poco a poco se van adentrando en el mundo de las tríadas hasta que dos de ellos destacan por encima del resto; a nuestro protagonista lo llevan con los seis mares (un grupo de asesinos de élite) y al otro a Macau a hacerse cargo de un casino. Pasa el tiempo y nuestro protagonista o está nada contento con su trabajo, pero acaba explotando cuando a su grupo se le ordena eliminar a todo un pueblo de inocentes pescadores; antes de matar a una niña, decide acabar con los miembros de su comando y volver a casa protegiendo a la niña (única superviviente de todo el pueblo), pero la triada se enfada y decide que debe darle un escarmiento por actuar en contra suya, así que mandan a sus mejores hombres para matarlo; al mismo tiempo, está intentando convertir esos barrios bajos de Jakarta en un ressort lleno de casinos, así que distintos elementos viajan allí para crear el caos y la destrucción. Todo esto se une en el mismo sitio y siempre en contra de nuestro protagonista y sus amigos, que deberán luchar con todo lo que tengan por salvar a la niña y sus propias vidas.

Como ya os avanzamos, se trata de una película de acción non stop, por lo que sí que vemos que tiene un argumento algo pensado y que da una perfecta excusa para poder meter peleas por doquier; también vemos que este argumento es un poco trillado ya, con elementos de las principales películas de mafias y venganzas, pero por eso sólo es una excusa.

Si comparamos la película con otras parecidas como The Raid o la misma Headshot, veremos una evolución en distintos sentidos: el primero y más importante para nosotros, es que no haya un solo protagonista, incluso haya algunas partes de la película en las que el protagonista principal desaparezca e incluso nos olvidemos de él; así que tenemos un grupo bastante grande y variado de protagonistas y villanos en una guerra casi de todos contra todos, en la que muchas veces no sabes si dos personas son aliadas o enemigas (con muchas relaciones entre ellos al más puro estilo Heroic blodshed); y es más, cada uno de los protagonistas tiene su propio estilo y carácter que le da bastante carisma, en este sentido nos han encantado todas las protagonistas femeninas y las peleas entre ellas (a veces mucho mejores que las de los hombres).

The night comes for us
Violencia a saco

También en esta película se ha seguido con un estilo muy callejero, con unas coreografías que no recuerdan para nada a las habituales artes marciales, pero igual de efectivas en pantalla, además con un director que ya empieza a ser experto en este campo y que nos deleita con escenas de pelea de planos muy generales y peleas completas casi sin cortes de cámara, lo que demuestra una gran pericia por parte del equipo técnico y de los especialistas, y en ese aspecto creemos que se están superando cada vez más, creando unas películas muy espectaculares con un presupuesto muy limitado. Pero lo que de verdad la diferencia de otras parecidas es el grado de violencia explícita que se muestra, convirtiendo algunas de sus escenas casi en gore, no sólo con sangre por todas partes, sino con cortes, mutilaciones, golpes, etc. de lo más salvajes y peleas con todo tipo de armas: machetes, cuchillos, hachas, pistolas, fusiles…

Aquí os podemos hablar de su director Timo Tjahjanto (Killers, Headshot) que esta vez dirige sin su hermano con quien formaban los ya famosos Mo Brothers y que se están convirtiendo en todo un referente en su país, también de Iko Uwais (The raid, Headshot) casi una garantía en cualquier película de acción actual y sin quien no hbaría sido lo mismo ni de coña; pero debemos tener en cuenta a todo el excepcional equipo de rodaje, técnico, de actores, especialistas, etc. que han hecho un trabajo excelente.

En definitiva, si os gusta la más pura acción tanto a nivel de peleas, como todo el resto (explosiones, coches, etc.) es una de esas películas que no debéis dejar escapar; una seguidora de películas como The raid que da un pequeño paso adelante y evoluciona ligeramente, sin aportar nada nuevo, pero mejorando lo presente.

  • Lo mejor de la película:

La pelea entre las dos chicas, incluso sin ser la principal, es increíble.

  • Lo peor de la película:

Nos falta un poco más para acabar de evolucionar este género y que no sea siempre lo mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *