The twins effect, idols contra vampiros

The twins effect

La película de hoy os encantará, aunque tenga ya un poco de tiempo y sea bastante conocida; The twins effect es una película de artes marciales hecha en Hong Kong y con dos chicas dando tortas como protagonistas; es una de esas películas que nos encanta sólo por ver unas buenas luchas con estilo y esas chicas tan cañeras. Como curiosidad, el twins en el título no se refiere a ningunos gemelos, sino que hace referencia al grupo musical que tenían las dos protagonistas y que casi se hizo la película para aprovechar el tirón que tenían y que también quedaban bien delante de la pantalla.

The twins effect
Unas chicas increíbles

La historia trata sobre vampiros y cazavampiros que los derrotan usando el kung fu; el protagonista parece ser un chico bastante hábil, que derrota a quien se proponga, pero que va perdiendo a sus compañeras una por una (más tarde veremos que las protagonistas son las chicas y no él). Empieza con una nueva compañera que n se lleva muy bien con la hermana del protagonista y la misión no sólo de matar a los vampiros que encuentren, sino de encontrar al rey de los vampiros y derrotarlo, un gran vampiro con quien el chico ya se había enfrentado. Mientras ellos van trabajando y se van enamorando, la hermana del protagonista también encuentra un chico del cual se va enamorando, hasta saber que ese chico es uno de los príncipes vampiros; pero ella seguirá enamorada y intentará estar con él como sea, aun más cuando sepa que él es bueno y ni siquiera mata a los humanos. Al final, el rey de los vampiros encontrará al príncipe y le intentará absorber el alma para conseguir el máximo poder, pero las dos chicas estarán allí para impedírselo.

Tras un principio espectacular, que casi podría ser el final de una película, en la que los héroes se enfrentan con el enemigo final; nos volvemos a relajar un poco y el guión se centra después mucho más en el humor que en la acción, con algunas situaciones divertidas sin ser exageradas ni estrambóticas, pero en todo momento están presentes las artes marciales, con luchas para todo, incluso por pequeñas escaramuzas entre las chicas. Durante la película tendremos nuestras partes de acción, algunas más románticas, mucho humor en todo el metraje y alguna sorpresa además del cambio de papeles entre los actores (de protagonistas a secundarios).

Lo que sí que podemos aseguraros es que las escenas de lucha son fascinantes, mezclando unas coreografías y dirección de acción por Donnie Yen, unos cableados estupendos, unas chicas que saben moverse muy bien y siempre acompañadas por extras especialistas en el tema y el uso de alguna armas especiales que lo hacen aun más interesante.

The twins effect
Aunque los vampiros den un poco de pena

El resto de la película ya es un poco más flojo, tanto los efectos especiales, como el guión no son nada del otro mundo (aunque quien piensa en estas cosas en las películas de kung fu). En cuanto al ritmo, va un poco en montaña rusa, mezclando las escenas más simples y de charla entre las diferentes parejas con otras de acción totalmente trepidante; la mezcla entre ellas y su transición está bastante bien lograda, acompañada por una historia bastante vista, pero sin dejar de ser interesante (al menos no aburre ni un momento).

Todo está orquestrado por uno de los grandes del cine de acción honkongués Dante Lam (The stool pigeon, The viral factor), que aquí no consigue una de las mejores películas de acción, pero si una con mucho éxito gracias al uso de idols y de saber enseñarles como moverse para la ocasión; tanto en la parte de acción, como en el resto de temas, lo acompaña Donnie Yen (Dragon tiger gate, Painted skin) que en el momento de hacerla ya tenía bastante experiencia no solo como actor, sino también como director de acción y algo en la dirección; entre los dos, como mínimo consiguen un resultado muy vistoso.

Como ya hemos comentado, las protagonistas son Charlene Choi y Gillian Chung, juntas formaban el grupo musical twins, esta fue una de sus primeras películas juntas y por supuesto la primera de acción. Las acompaña Ekin Cheng (The duel, Legend of zu) un gran experto en artes marciales. También tenemos unos cameos muy especiales de Anthony Wong y Jackie Chan, muy en plan cómico, pero de acgradecer.

En definitiva, una película sin muchas pretensiones y sin querer ser una obra maestra en ningún momento, pero con mucho atractivo, tanto por sus dos protagonistas femeninas repartiendo leña, como por sus escenas de acción espectaculares.

  • Lo mejor de la película:

Las dos chicas forman una pareja perfecta en pantalla, mejor que con cualquier chico.

  • Lo peor de la película:

Mickey Hardt, el único occidental, y lo han puesto como rey de los vampiros cuando no tiene ni idea de actuar ni de pelear.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *