Vuelve el chulazo en Wanted

Wanted

Más Bollywood para vuestros ojos, y ahora sí que es una película extrema de estas que tanto nos gustan: Wanted quizás no es la última película de Salman Khan (uno de nuestros katanas favoritos), pero sí es bastante reciente y creemos que una de las que inspiró a rodar la famosísima Dabangg, ya que las dos conservan bastantes parecidos y que es en realidad un remake de Pokiri (una película anterior que sólo se estrenó en idioma Tamil). Sin duda una de esas películas ultraviolentas y divertidísimas que nos harán pasar dos horas y media de nuestra vida muy buenas, recomendadísima para todo el mundo, incluso a los que no os guste el cine de India.

Wanted
Más chulo imposible

Aquí Salman interpreta el papel de un hooligan callejero, el más peligroso de todo Mumbai, capaz de enfrentarse a quien sea y salir ganador y que nunca falla en ninguno de sus encargos. Debido a su trabajo se encuentra en medio de una guerra entre las dos mayores bandas de la ciudad, lideradas por sus lugartenientes y más tarde por sus propios líderes, ya que los anteriores mueren en sus luchas de bandas; también se verá enamorado de una buena chica, pero no sabrá muy bien cómo tratarla, aunque a ella también le guste él. Todo esto con algún añadido como un jefe de policía local corrupto y avaricioso, unos amigos que harían todo por el protagonista, un casero gordo y asqueroso que ronda a la chica y muchas situaciones de todo tipo, tanto de peleas, como divertidas.

La verdad es que la trama no es mucho más que esto, es una cosa simple y directa, excepto por alguna sorpresa final que no  os vamos a contar. Pero, aunque no tenga una historia muy trabajada, tenemos que decir que es una película completamente demencial y exagerada en todos los sentidos; para los que conozcan otras interpretaciones de Salman Khan ya se podrán hacer una pequeña idea, para los que nos, tan sólo tenéis que mirar las fotos de este actor y pensar como sería verlo como el tío más duro que os podáis echar a la cara, pero acompañado por muchas escenas divertidas en las que es capaz de hacer el más absoluto ridículo sin ningún problema, y de cantar y bailar estupendamente en la gran cantidad de videoclips que rellenan la película.

Como no, el ritmo durante las dos horas y media de duración es trepidante, no tenemos ni un momento de descanso (excepto en las canciones); ya desde el principio, el protagonista no deja de correr, pelear, pegar tiros, amenazar… y todo eso sin siquiera despeinarse.

Wanted
Grandes escenas de acción

Puede ser que la película tenga un guión patético, que haya muchos fallos de rodaje, que incluso algunos efectos visuales parezcan hechos por aficionados, que los diálogos sean demasiado simples; pero todo eso no nos quita de que los amantes del cine asiático extremo podamos disfrutarla como es debido, con todo su esplendor: sus chistes malos, a veces metidos en medio de la historia sin ningún sentido, pero divertidos al fin y al cabo; su historia de amor, entre un gorila y una niña tonta que no sabe lo que quiere; sus personajes macarras y estereotipados; sus escenas típicas de cualquier película de acción… en fin, todo lo que podemos pedir de una película extrema que te va a hacer disfrutar sin pensar en nada, tan sólo porque sí.

Como hemos dicho ya, casi toda la película gira en torno de Salman Khan (Dabangg, Ek tha tiger), todo un chulazo de la India que aprovecha cualquier momento para enseñar sus músculos, poner cara de malo y pegar a cien tíos a la vez para demostrar lo fuerte que es; sin él no habría sido lo mismo ni por asomo, casi podríamos decir que es una película para su lucimiento y para público que quiera ver sus demostraciones de masculinidad; el resto de personajes que aparecen son del todo secundarios a su lado.

En definitiva, una grandísima película de acción y violencia, tratada con bastante humor y con todo lo típico de Bollywood: canciones y bailes, mucho movimiento, mucho colorido y todo muy exagerado, perfecta para los amantes del cine extremo de acción.

  • Lo mejor de la película:

Salman Khan en todo su esplendor, sus fans disfrutaran como nunca.

  • Lo peor de la película:

Para los que no sean fans como nosotros, quizás demasiado Salman Khan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *