The yin-yang master, Netflix y los wuxias

The yin yang master

Últimamente Netflix se está poniendo las pilas con cine extranjero y produciendo algunas películas bastante locales, pero con una aproximación muy global, para intentar que las disfruten en su país de origen, pero que también sean fácilmente exportables al resto del mundo. Esta semana hemos tenido dos estrenos de películas asiáticas, un de ellos venido desde China y llamado The yin-yang master: Dream of eternity. Resulta ser uno de esos wuxias (o mejor dicho xianxias) chinos que últimamente están tan de moda (en su país de origen, claro), pero lejos de las producciones de las televisiones de pago locales, aquí se han dejado todos los recursos posibles para que la película no defraudara a nivel internacional.

The yin yang master
Unos buenos personajes

La historia no es nada simple, pero tampoco muy original. Empieza con un maestro del ying yang (bastante taoísta para entendernos) que tiene por misión no dejar que la Serpiente Maligna vuelva al mundo para destruirlo; además, también entrena a un alumno para que le sustituya cunado él ya no esté. Pues es la historia del alumno (con un entrenamiento aun incompleto), que después de ver la sombra de la serpiente y saber que ésta está a punto de surgir en el Palacio Imperial, se dirige hacia allí junto con otros tres maestros de los otros tres confines del mundo para detener a la Serpiente. Una vez allí, todos entran en un juego de tramas palaciegas, engaños e incluso algún demonio juguetón; así que no se pueden fiar unos de los otros, pero van cumpliendo su misión y van congeniando, a la vez que muriendo uno por uno. Cuando ya sólo queden dos, nuestro protagonista se enterará de todo lo que está sucediendo y junto con su nuevo compañero detendrán a los malignos que organizan toda la  trama y también deberán enfrentarse a la Serpiente.

Aunque os estemos contando una historia de demonios y magos, ya os hemos dicho que era mucho más complicado que esto, y en verdad la auténtica raíz de la trama es una gran historia de amor (como en mucho wuxias); pero no sólo eso, esta es una de esas películas en la que encontraréis a partes iguales acción, magia y fantasía, romance, demonios, y todo lo que queráis en una gran producción épico/fantástica.

The yin yang master
Fantasía por todo lo alto

Tendríamos que analizar la película desde dos vertientes;

  • la primera es lo que puede significar para los fans del género, para ellos se trata de una película más, con una historia muy similar a la de otras producciones similares, pero con un presupuesto muy elevado, en realidad con poco aporte a lo que ya hemos visto otras veces, a parte de pasar un buen rato viéndola porqué significa volver a disfrutar de un espectáculo clásico, pero con todos los avances que hay hasta ahora en el cine (sobre todo en calidad de efectos especiales);
  • para los que enciendan Netflix y se pongan esta película sin saber qué vana  ver, pues quizás se asusten un poco al ver esa típica película China con miles de nombres, personajes muy parecidos, elementos de magia taoísta y tipos de demonios, etc. que les costará asimilar de golpe; aunque en verdad, para los que estamos acostumbrados es bastante simple esta vez; también se pueden echar para atrás cuando vean una película de más de dos horas con un ritmo trepidante, en el que no paran de pasar cosas y aparecer elementos nuevo en al historia, con una narración que pasa por alto los elementos más obvios y se centra en la pura acción y en el gran romance, pero tampoco es nada del otro mundo, a decir verdad, la película tiene un buen ritmo y se agradece, pero tampoco es para flipar; finalmente se pueden extrañar un poco de todos esos romances homoeróticos, también entre hombres y demonios, etc. A las niñas chinas les encantan estos rollos, pero creo que aquí no han llegado (excepto de a los otakus más jóvenes).

Y todo esto con algo que nos sorprende bastante en estos tiempos y que nos gusta mucho, y es que es una buena historia (contada con más o menos acierto) con unos personajes peculiares, y todo el resto está supeditado a ello; no al revés, como suele pasar últimamente, que es una historia llena de seres fantásticos y llena de acción para poder lucirse con los efectos especiales, dejando éstos como lo más importante y lo que atraerá al público y dejando de lado la historia en sí, si es necesario.

En definitiva, una película como muchas otras para la comunidad local (aunque con un buen derroche de recursos, lo que representará un taquillazo), pero una buena película para los usuarios de Netflix, para introducirse en el género (aunque ya tenían otras como Detective Dee o League of gods, pero ésta la produce Netflix).

  • Lo mejor de la película:

Pues bastante bien y redonda toda ella, muy recomendable.

  • Lo peor de la película:

Una historia así podría dar para mucho más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *