Two thumbs up, una grata sorpresa

Two thumbs up

Hoy seguimos con novedades hechas en Hong Kong, y nos encontramos con Two thumbs up, una película de humor situacional que a priori podría parecer tonta y poca cosa, una comedia más olvidable, pero que al verla nos damos cuenta que es mucho más que eso y que tanto en su historia, como en su ejecución es una gran película en todos los sentidos. Con unos buenos actores y un presupuesto considerable (gastado en gran parte en el marketing), se ha llegado a hacer una película a tener en cuenta.

Two thumbs up
Un grupo genial

La historia empieza con un tipo que sale libre de la cárcel después de unos años, ya en la calle reúne a su vieja banda (todos unos fracasados) para contarles un gran golpe que ha estado madurando: se trata de disponer de un coche policía para poder detener el transporte de cuerpos hacia Hong Kong, sabiendo que en esos cuerpos sin vida se esconde el dinero para su tráfico. Así pues, empiezan robando partes de coches patrulla para tunear su minibús como si fuera uno y después patrullar la zona a la espera del camión transporta cadáveres. Todo va bien, hasta capturan a algún maleante como si fueran policías de verdad, pero el día del gran golpe todo se torcerá, empezando por otra banda de criminales que ha tenido la misma idea, pero éstos último van a lo bestia matando a quien sea, al contrario de nuestros protagonistas, que en verdad tienen buen corazón, también les persigue un policía en bicicleta, se hacen con una niña huérfana con la que no saben qué hacer, un miembro de la banda rival… todo se pondrá en su contra en la misma noche en la que todo tenía que salir según lo planeado; pero su buena fe y su amistad les ayudarán a conseguir su objetivo.

Al ser una película de Hong Kong, por mucho que sea de humor (no un humor absurdo o vano, sino el tipo de humor que vas cogiendo a medida que pasa la historia, viendo la personalidad de cada personaje y cómo cada uno afronta las situaciones complejas en las que se ve metido), todos esperamos algo de acción, y la verdad es que no tiene ninguna escena tremenda, pero sí que va metiendo sus escenitas de acción aquí y allá para ir complementando un buen guión. Lo que sí os podemos decir es que todo el peso de la película recae en su buen guión, en una historia muy original y llena de giros argumentales (quizás no inesperados, ya que no se trata de nada excepcional, pero sí muy simpáticos).

Otra de las bazas de la película son sin duda sus protagonistas, una panda de ladrones de poca monta pero con un gran corazón, que se preocuparán mucho más por las personas (incluso por sus víctimas o la propia policía) que por seguir con el plan. Aquí se ha conseguido crear un grupo de antihéroes capaz de caer bien a todo el mundo, con unas personalidades muy bien definidas y muy complementarias entre ellos, con unas pintas ridículas, como si todo el grupo fuera un solo personaje. Y sobre todo, con los grandes actores que los interpretan, liderados por Francis Ng (Exiled, The last Tycoon) y por Simon Yam (Sparrow, Election) con Patrick Tam y Mark Cheng; todos grandes actores con mucha experiencia, pero aquí buscando la faceta más cómica y sobreactuando para hacerlo más divertido y crear unos personajes icónicos.

Two thumbs up
También algo de acción

Y en la dirección tenemos a Lau Ho Leung, que debuta en este papel, pero que es ya un renombrado guionista (Painted skin, 14 blades) y que aquí, como no, deja lo mejor que tiene en el guión, pero no se queda corto en llevarlo a la pantalla, no sólo contando la historia de un modo ameno, divertido y con algo de tensión, sino introduciendo algunos planos y detalles dignos de las mejores películas y consiguiendo cerrar toda la acción en tan sólo 5 o 6 escenarios en toda la película, llevando a los personajes de uno al otro, cruzándose sin saberlo y creando situaciones increíbles que sólo el espectador es capaz de percibir.

Al final le ha quedado una película muy al estilo Guy Ritchie, pero en el modo de hacer de los cineastas de Hong Kong; nos sabemos si ha estado inspirado por este tipo de cine o ha sido casualidad, pero todos los fans de este cine policiaco con giros argumentales y situaciones cómicas, seguro que la disfrutan.

En definitiva, una película muy recomendable, con una gran dosis de humor (más o menos inteligente), un guión muy bien trabajado, unos personajes muy bien definidos y algo de acción y tensión.

  • Lo mejor de la película:

Ver a Francis Ng y a Simon Yam con estos papeles de personajes tan ridículos.

  • Lo peor de la película:

Tampoco se puede tomar muy en serio; no va de eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *