Ugly, un Bollywood muy diferente

Ugly

Hoy os vamos a hablar de otro Bollywood no convencional que hemos visto este año en el Festival de Sitges, se trata de Ugly, la última película del director de la pasada Gangs of Wasseypur, que tanto nos gustó; cuando nos la anunciaron, nos la vendieron como la historia del secuestro de una niña hija de padres divorciados y nos temimos el peor drama, pero resultó ser todo un thriller, con algunos altibajos, pero  que nos acabó convenciendo por distintas razones, aunque no sea una de las películas que más nos han gustado, si que es bastante interesante.

Ugly
La búsqueda es inutil

Como ya hemos contado, es la historia de una niña, hija de padres divorciados, la madre ama de casa y casada con un jefazo de la policía, y el padre un actor secundario sin mucho trabajo; la niña es secuestrada, pero eso es solo el principio, a partir de entonces cada uno empezará a buscar por su cuenta, no sólo dónde está ella, sino también como sacar partido de la situación, y así se entremezclaran los intereses de muchas partes involucradas en el asunto: su padre, el policía (con todo el cuerpo policial), el agente del padre, la amiga de la madre (que está liada con el padre), el tío… cada uno de ellos pensando en qué ha podido suceder realmente y en si será posible conseguir algo de todo esto. La historia se va liando con tantos personajes, tanto que muchas veces cuesta distinguir quién es el bueno y quién es el malo, ni siquiera sabemos las intenciones reales de cada uno, ya que tienen unas personalidades muy distintas y ocultan muchas cosas.

Y poco más que eso, al principio si que parece una película convencional, con  una trama normal y que vaya a tener un desarrollo de thriller, con su investigación, sus pruebas y sus culpables; pero en seguida nos damos cuenta de que el secuestro de la niña es sólo una excusa para dar el tiro de salida a la historia y para poder presentar y relacionar entre sí a todos los personajes que participarán en ella.

Así que nos encontramos sobretodo con una película de personajes, en la que el argumento no es muy importante y se trabaja mucho sobretodo en tener una buena gama de personajes, tanto principales como secundarios muy bien definidos, con unas personalidades enfrentadas que puedan provocar un buen conflicto y con unos actores que den la talla porque saben que son lo más importante de la película.

Visto así puede parecer una gran película, y la verdad es que está bastante bien trabajada en todos los niveles, sobretodo en el guión, con unos buenos diálogos, a veces muy locales y hablando de cosas que aquí no llegamos a captar (como el cine de Bollywood o la música), con una historia bien tramada y dejándonos ver sólo las partes que nos den alguna pista de lo que pasa, pero no conozcamos la historia completa, con algunos momentos de violencia bastante explícita y también algunos más humorísticos, protestando contra algunos temas de actualidad, como el papel de la mujer, la represión policial o la pérdida de intimidad.

Ugly
Unos actorazos

En cuanto a la imagen, pues una buena recreación de la India actual, ni de la parte más rica, ni de la más pobre, sino que retrata lo que suponemos que debe ser la clase media trabajadora que te puedes encontrar en cualquier calle.

Lo que si que echamos en falta es un poco más de cohesión entre las distintas escenas, que si lo piensas si que ligan bien entre ellas, pero que a veces te hacen perder el hilo de la trama por tocar tantos frentes y tan dispares, aunque al final llega a una complejidad que acaba convenciendo, para mucha gente habría sido mejor algo un poco más simple. Y lo que nos ha sobrado en esta película, han sido sobretodo algunas escenas de humor metidas con calzador; no decimos que no tenga que tener humor, sino que hay momentos en los que no debería estar presente por la gravedad de los hechos. También encontramos un ritmo algo dispar, sin seguir ningún esquema ni llevarnos a ningún estado de ánimo, tan solo adaptándose a lo que requiere la historia en cada momento y cortándose un poco, con algunas escenas de acción muy buenas, pero a veces con momentos de aburrimiento justo después de esta acción.

Como no conocemos muy bien el panorama de cine Indio (aunque poco a poco nos vayamos metiendo en él), no podemos hablar de los actores, aunque sí que destacaríamos alguna actuación, sobretodo la de los dos protagonistas: el padre y su agente. En cuanto al director, Anurag Kashyap es más conocido como guionista que como director, y esto se nota en las dos películas suyas que hemos visto, dónde el guión es lo más importante y destacado.

En definitiva, una película interesante de ver, sobretodo para los que quieran ver cine indio y estén cansados del típico Bollywood de acción y bailes; pero tampoco nada sorprendente que vaya a formar parte de la historia.

  • Lo mejor de la película:

Algunos giros muy inesperados en la historia y alguna escena de acción muy buena.

  • Lo peor de la película:

Sus escenas de humor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *