Un poco de sexo coreano en The treacherous

The treacherous

Después de un breve tiempo sin actualizar, seguimos con las reseñas de las películas asiáticas que vimos en el pasado Festival de Sitges, más concretamente con la coreana The treacherous, una película histórica (nos narra una historia falsa, por supuesto, pero ambientada en un periodo real) con algo más de política e intrigas palaciegas que otra cosa, pero que hemos decidido reseñarla en Katanas y colegialas por su alto contenido erótico, tanto implícito como explícito, y por suponer algo que hace unos años era imposible de ver en un festival de estas características. Lo que pensábamos que iba a ser algo parecido a la saga Sex and zen se quedó en otra cosa mucho más aburrida, pero igualmente digno de ver.

The treacherous
Mucho sexo explícito

Un joven príncipe de Corea, ante su situación de soledad y desesperación después de una guerra, decide que a partir de entonces dedicará su vida al sexo, buscando la perfección sexual sea cual sea. Después de varios intentos en la corte sin encontrar nada interesante, envía a dos delegados por todo el reino para buscar a las mujeres más guapas y lujuriosas de todo el país, les da carta libre para hacer lo que quieran, y ellos aprovechan para perjudicar a algunos que les habían hecho daño en el pasado y para beneficiar a los que quieren, mientras buscan a una mujer que pueda satisfacer los deseos del príncipe y a la vez cumpla sus ambiciones para poder hacerse con el trono. Por su lado, la tutora del príncipe también tiene sus ideas y busca a una mujer capaz dentro de la corte para ayudarla a dominar al príncipe. Cuando el palacio está lleno con todas las mujeres bellas del reino, empieza la parte más difícil, la de enseñarlas a satisfacer al príncipe y a todos sus lujuriosos deseos y el enfrentamiento de todas ellas para ver cual es la elegida; mientras tanto, todos los habitantes del palacio tienen sus propios planes e incluso la elegida tendrá una venganza entre manos.

Al no saber nada de la película cuando fuimos a verla, durante su visionado, y sobretodo en su primera parte, nos hacemos distintas ideas de lo que vamos a ver a continuación; con una primera escena e historia algo épica y de batallas, que nos hace pensar en películas más bélicas de época, con cierta historia detrás, pero en las que lo más importante son las batallas; un poco más adelante nos adentramos en el palacio y vemos al príncipe dibujando a dos chicas mientras mantienen una postura sexual muy caliente para crear una obra de arte, y entonces pensamos en algo picante y divertido; y es entonces cuando se revela su verdadera identidad y vemos las luchas internas entre cada uno de los miembros de la corte sin que se entere el príncipe, y es que en verdad, por mucho sexo y mucha historia que tenga la película, su motivo principal será el político, el juego de a ver quien domina la corte.

Sin embargo, y aunque en global se nos llegó a hacer algo pesada (más por su duración que otra cosa), debemos admitir que no es nada aburrida y nos reserva algunas buenas sorpresas durante su transcurso.

The treacherous
Pero también grandes escenas

Su contenido sexual es bastante explícito y, aunque no se trata de una película porno, sí que es solo para adultos y tienes algunas escenas muy subidas de tono, no sólo por enseñar carne, sino por las posturas y ejercicios sexuales; incluso alguna vez juega mucho con la sensualidad sin llegar al sexo, de una forma muy atrevida. Pero no todo es sexo en The treacherous, sino que podremos disfrutar de otras cosas con ella: tendremos una historia interesante, con muchos personajes implicados y en la que todos y cada uno de ellos esconden algo; tendremos un poco de denuncia social entre clases e incluso gozaremos de laguna escena de acción con espadas (aunque no sea gran cosa, algo es algo).

Su director Min Kyu-Dong (Memento mori, Horror stories) no lo hace nada mal, conocido ya sobretodo por su cine de terror, pero con pequeñas producciones; ahora se ha atrevido con una producción por todo lo alto, ya que aunque sea sólo para mayores, se nota un gran presupuesto en extras, vestuario, decoraciones, etc. una producción muy bien cuidada. Los actores son de segunda categoría pero las chicas se ven muy bien (que es de lo que trata la película).

En definitiva, una película con una historia interesante y con su parte política, pero ante todo, con mucho sexo; le falta algo de chispa, por lo que no acabará de convencer a los amantes del género erótico ni a los del género político.

  • Lo mejor de la película:

Alguna sorpresa que nos deja con la boca abierta.

  • Lo peor de la película:

Al final se hace algo larga y pesada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *